24 de diciembre, Nochebuena en Arequipa

Arequipa es una impresionante ciudad situada a 2200 metros de altura, rodeada de volcanes, en la Cordillera Chachani, el pico más alto de la cual tiene 6100 metros. Los más importantes son el Misti, el central -quiere decir el señor-, de 5850 metros, Unqueta, Montaña de Trigo, y Pichu Pichu el más bajo, de 5200 metros.
Nos alojamos en el Club Internacional, con grandes instalaciones deportivas, futbol, tenis, gimnasios, piscinas, tiendas, comercios pero, las habitaciones no están a la altura del club, sin agua caliente, una ducha y un baño para diez personas, ningún espacio para abrir maletas. A las 6’30 de la madrugada nos despierta una fuerte música de discoteca, alta frecuencia, sonido metal. Salimos de nuestras camas, y descubrimos que debajo nuestra habitación de mujeres, empezaba una clase de aerobig. Decidimos buscar hotel, Ariadna y Montse se ocuparan del tema. Después de un buen desayuno, a cargo del chef que lleva el restaurante, vamos a la Marcha organizada por los compañeros de Arequipa, con la presencia del alcalde y vice-alcalde. Nos entregan un pin y un Pasaporte de arequipeños ilustres. Música, danzas indígenas -una maravilla por su fuerza- poesía, bailes, parlamentos.
Nos invitan a almorzar en lugar especial, rica comida-bebida. Compartimos mesa con Víctor y Mauricio, entrañables, -Mauricio tiene problemas con su mano por culpa de aporrear un tambor durante la MM sin haberlo hecho nunca antes-, con quienes nos unen ideas e ilusiones. Interesante conversación cuando, a raíz de un comentario sobre la convivencia entre esposos, surge la palabra esposo-amante que intentamos analizar… Largo debate que nos lleva algún tiempo , pero a ninguna conclusión. Seguirá…
Vamos a instalarnos al hotel ansiado, cercano al Club Internacional. Se llama La Maison d’Alice. Comparto habitación con Pepa y Oralia, tres camas, terraza, salón, jardin-piscina a nuestros pies, y Wifi. Nos vestimos para ir a cenar a la casa de Kate, abogada, linda joven que forma parte de la organización. Nos hemos dividido en parejas, la mía es Miguel Angel compañero entrañable, mi caballero andante andaluz. Compartiremos la Nochebuena en família. Kate vive con sus padres y abuela -de más de 80 años- . Vienen también sus tíos -viven en la casa de al lado- con su hijita de 6 años. Llevamos chocolates como regalo.
Kate viene a recogernos al hotel a las 8’30 horas. Llegamos a su casa donde nos espera la familia. Conversamos hasta las 12, momento que nos deseamos Feliz Navidad, nos abrazamos, salimos a la calle para lanzar cohetes y petardos y compartir los fuegos artificiales que iluminan la noche. Entramos de nuevo y nos sentamos a la mesa para comer el pavo de rigor, patatas al horno, ensaladas varias: verde, de remolacha-cebolla, de espinacas-patata…
Regresamos al hotel a la 1’45 horas en taxi, que nos costó mucho encontrar. Merecido sueño.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: