¿De qué color nos vestimos en Occidente?

Hoy me siento crítica, a veces es mejor no leer, provoca ansias de respuestas con comentarios que no me apetece escribir pero, dignidad obliga.
“Fidel Castro vestido de sí mismo resulta un anacronismo. Este largo adiós del Comandante de casi cuatro años sugiere metáfora de un régimen que sobrevive en la UVI, aunque sin cura posible.” Marius Carol, La Vanguardia.
Cuba, igual que cualquier país de los que conozco –conozco muchos- tiene sus déficits, pero tiene muchos valores que, los países “desarrollados” hemos perdido empezando por el sentimiento de dignidad hacia el ser humano, al que se le procura educación, cultura, sanidad…Conste que las necesidades que deben afrontar son muchas pero, son para todos por un igual, el pueblo raso y los dirigentes que tienen un mismo rasero. Nadie se muere de hambre, tal vez no comen lo que les apetecería pero tienen lo indispensable para vivir. Lo mismo sucede con la ropa, nadie va desnudo, tal vez van vestidos y calzados con unas mismas telas, mismos zapatos pero, no sucede como en otros lugares del mundo donde los chicos, al pedirles que supone para ellos la palabra paz su respuesta sea:
Tener unos zapatos,
Poder comer al menos una vez por día,
Poder ir a la escuela no a trabajar.
¿Y quién fue el alma de estos dignos logros?
Este personaje vestido de verde que tanto incomoda a la gente que lo tiene todo. Hace años –creo que fue el año 1992 le hice una larga entrevista que se publicó en las páginas centrales de La Vanguardia un domingo-, al preguntarle a Fidel porqué iba siempre de verde y con botas su respuesta fue simple, no tengo que estar pendiente de la moda, mi ropa es siempre la misma. Las botas, porqué soy torpe caminando con unos zapatos.
Muchos de nuestros políticos quisieran tener lo que tiene Fidel, una cultura extraordinaria, una memoria de elefante, un encanto y poder de seducción capacidad de poder hablar de no importa qué según audiencia.
Puedes o no estar de acuerdo con sus planteamientos pero nadie puede discutir que es uno de los grandes personajes de estos siglos tan cambiantes, en los que tantas desventuras se han forjado. ¿Porqué da tanto miedo? Todo depende del color del cristal con que se mire.
Aquí nos vestimos del color que toque en cada momento, cual camaleones ávidos de complacer a quién corresponda en cada momento

3 Responses to ¿De qué color nos vestimos en Occidente?

  1. Incredible article. Did you study the related piece in the Huffington Publish a while back? Evidently increasingly more mainstream media are paying consideration to this. I hope your web site will get increasingly more subscribers as this issue will get much more protection, because it is a superb resource.

    Me gusta

  2. Have you ever considered creating an e-book or guest authoring on other sites? I have a blog centered on the same ideas you discuss and would really like to have you share some stories/information. I know my viewers would value your work. If you’re even remotely interested, feel free to send me an e mail.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: