Año 2011: de rigor, de respeto, de esperanza

Yo le pediría a este año que vamos a iniciar dentro de unas pocas horas, que sea benévolo, que no se ensañe con los más humildes, que nos depare paz, amor, salud, justícia. Que la Humanidad entera disponga de lo necesario para una vida digna junto a los suyos. Que se mitigue el odio, que desaparezcan las guerras, el hambre la sed. Que la Naturaleza sea indulgente con nosotros, que nos proporcione el sustento, la climatología, que no nos falte el agua, pero que no nos azote con diluvios ni tempestades.
A cambio, los ciudadanos del mundo nos comprometemos a modificar
nuestras actitudes :
-Respecto a los otros, con quienes entablaremos relaciones de amistad y camaradería no importa quienes sean ni de donde procedan.
-Respecto a la Naturaleza que mimaremos y protegeremos sabiendo que debe recuperar su esplendor que, envidiosos, le quisimos robar.
-Respecto al afan de riqueza desmesurada, trabajaremos solo para que no nos falte lo elemental para vivir como corresponde al ser humano.
-Respecto a los políticos a quienes controlaremos su labor al frente de los Gobiernos. Les recordaremos que están ahí porqué así lo decidimos pero que podemos «botarles» como dicen en Latinoamerica en cuanto no cumplan con su deber, el de estar al servicio de los ciudadanos.
– Respecto al desarme, al cierre de las fábricas de armas. No es posible seguir fabricando para matar, mientras la ciencia avanza para alargar la vida.
Si unos y otros nos comprometiéramos en firme, estoy convencida de que el año 2011 sería para recordar, un hito en la Historia.
Se podría leer, en un futuro próximo:
Erase una vez en el año 2011, cuando el mundo globalizado se encontraba inmerso en una crisi profunda de valores, económica, de poder, porqué nadie respetaba a nadie ni nada pero,

los ciudadanos, conscientes de su deber, que, o tomaban cartas en el tema o, el mundo se iba a pique, decidieron, juntos, laborar en sentido distinto al utilizado.
Recuperaron valores perdidos, enterrados en baules y alhacenas, descubrieron lo hermoso que es amar en lugar de odiar, lo interesante que resulta conocer la Naturaleza y cultivarla dándola a conocer a sus hijos. Reconocieron que las famílias unidas son la mejor «marca» educar a sus jóvenes.
Que sin armas se podía vivir y dedicaron notables esfuerzos a la investigación en beneficio de todos. Hombres-mujeres-niños se encontraban para discutir-valorar-preveer planes de futuro en libertad. Se ayudaban, se comprometían, se reían y lloraban juntos. A nadie le faltaba el pan, ni el trabajo, ni el tiempo de ocio para dedicarse al arte, a ampliar sus conocimientos.
PODEMOS! Hagamos el milagro.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: