4 dones i el sol, de Jordi Pere Cerdà

4 dones i el sol -4 mujeres y el sol- es obra de un poeta catalán Jordi-Pere Cerdà seudonimo de Antoni Cayrol fallecido recien, en Perpiñan, a los 91 años. El Teatre Ponent de Francina i Frederic Roda, que nos regalan siempre con exquisiteces, tenian programada esta versión actual, y sorpresivamente el escritor falleció unos días antes de ser llevada al escenario de Granollers. Roda aprovechó la ocasión para rendirle homenaje en el inicio de la representación. De haberlo hecho al final seguro que la ovación habría sido espectacular, digna para el recuerdo. La emoción nos embargaba. Viendo el rostro de Cerdá, mirandole a los ojos, se vislumbra un ser especial, profundo. No tuve el placer de conocerle pero seguro me habría embelesado.
No soy crítica teatral pero, siento algo dentro de mi cuando me emociono delante de un cuadro, en un concierto, ante un edificio, mirando el cielo… Entonces se que se trata de algo sublime.
Impresionante puesta en escena, austera, claro exponente de lo que Cerdá nos quiere transmitir: la dureza de la vida rural de alta montaña, lejos de todas las comodidades, fiestas, posibilidad de disfrutar de la gente, del sol, del amor de un hombre… En una zona infausta inmersa en la neblina, alejadas del mundanal ruido, cuatro mujeres se debaten entre la vida y la muerte, entre el amor y el odio, entre el rencor y la esperanza, entre la mentira y la verdad, entre el recuerdo de lo que pudo pero no fue. Nos trasladan a su mundo infeliz, en la que la jerarquía materna impone y niega, sin atisbos de flaqueza, sin querer demostrar su feble…Una madre que rehuye a su marido; una cuñada a la que “robó” su amante y que fue padre de su hijo varón ahora en prisión nazi; su nuera que, joven y bella hace tres años no ha estado con su hombre; la hija de diecisiete años que nace a la vida, que olfatea el amor… Aparece el mozo que, aunque no se ve moviliza pasiones, hombre deseado por las dos jóvenes que al entorno de la tía descubren la verdad que su madre mantenía escondida. Se intuye cierta debilidad en la madre que no tiembla cuando se vislumbra un suicidio… ¿Cual es la verdad que el autor quiere transmitir? Infidelidades, deshonra, amor… autoritarismo, dolor, ansias de amar y ser amadas, se diría que es el lema de las 4 mujeres que buscan, pero no consiguen encontrar su sol, esa bella imagen utopica, tras la cual giran también nuestras vidas. Al salir decidimos que era preciso leer la obra con calma, descubrir de nuevo su rico vocabulario. En escena acertadas expresiones, cuidados rictus, esmerados movimientos a cada cual los suyos, miradas comprometedoras que explican sin hablar. No se la pierdan!!
Nacido el año 1920 en Sallagosa (Alta Cerdanya), Cerdá empezó a escribir muy joven, de entrada sainetes para representar con con sus amigos. Su poesía se recoge en los volúmenes de Barcino 1966, y Poesia completa de Columna 1988. Entre sus piezas teatrales cabe destacar “Quatre dones i el sol” que, estrenada al Teatro Romea de Barcelona el 1964, ha sido objeto de distintos montajes, tanto en versión catalana como francesa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: