Llamado a Obama: que René González, uno de los 5 cubanos, visite a su hermano enfermo

Hace dos años que Roberto González, brillante abogado del equipo de la defensa, en estos momentos está dando una batalla colosal por la vida, aquejado de fuerte dolencia. Ha pedido a todos los amigos, de solicitar, al Presidente Barak Obama, que René, uno de los cinco cubanos presos en EE acusados de espionaje ???, pueda visitar a su hermano Roberto en La Havana donde se pelea con la muerte con la dignidad y fuerza que caracteriza a ambos hermanos, Roberto y René.
Si bien cuenta con el amor de su esposa Sarita que permanece a su lado permanentemente, de sus dos maravillosos hijos, de sus sufridos padres Irma y Cándido, de sus sobrinas, Irmita e Ivette, de todos sus familiares y de los muchísimos amigos que en esta batalla por la libertad de los Cinco lo hemos visto brillar durante todos estos años, necesita tener cerca de él a su querido hermano mayor por quién tanto ha luchado.
Roberto y su esposa piden a todos los amigos de hacerles llegar su saludo y agradecimiento ante las muchas muestras de apoyo y cariño que reciben a diario. Tengan la certeza de que seguirá luchando por la vida. A su disposición se ha puesto lo más avanzado de la medicina cubana. Pero a Roberto le falta algo importante, le falta el abrazo de su hermano mayor, le falta René.
En circunstancias tan difíciles como las que atraviesa Roberto, la presencia de René tal vez sea una de las mejores medicinas que necesita hoy.
El abogado de René ha solicitado que se le permita viajar de inmediato a La Habana por dos semanas, para acompañar a Roberto, sus padres y familia en momentos como estos.
Lo que está solicitando su abogado es elemental, René ha permanecido por 13 largos años en prisión, ya cumplió su injusta condena y ha dado muestras suficientes del cumplimiento de su libertad supervisada durante estos 5 meses, donde persiste la prohibición a ser visitado por su esposa.
Solo se está pidiendo un poco de humanidad, un alto al fuego, una tregua en medio de tanta crueldad, de tanto daño permanente, de tanto odio. Solo una pequeña tregua que mitigue el sufrimiento enorme de esta familia.
René debe retornar a Cuba de inmediato. Estados Unidos debe autorizarlo cuanto antes. Por respeto, por humanidad, por dignidad, me sumo a esta petición.
Montserrat Ponsa Tarrés, escritora, Fundación Cultura de Paz-España

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: