CONFESSIONS DE DONES DE 30

¿Quiere alguien reirse durante una hora y media? Cuando nos falta el aliento y nos cuesta respirar, ir al teatro sirve como válvula de escape. Pero, sorpresa… “Confessions de dones de 30” sorprende y ayuda a vivir. Seguro que no solo de pan vive el hombre y mucho menos las mujeres, ansiosas de conocer lo que ocurre, quién llega, quién mangonea, a donde vamos, por qué, con quién…
Me mandaron unas Invitaciones desde Anexa, que agradezco publicamente, por el agradable tiempo que, visionar esta obra me permitió: salír de extraños desaguisos para zambullirme en un disparatado juego de palabras, en el que no faltó ni el buen humor ni el respeto. Simplement, pusieron tono festivo al inicio de unn finL de semana desesperanzado, sin color. La risa se adueñó de los asistentes. Hacia años que no veia tanta complicidad artista-director. Bravo amigos, mereseis Premio…Besos…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: