Granollers recuerda la llegada del agua a la ciudad, hace 100 años

Una pequeña plaza, al final de la Calle Corró, junto al Parc de Lledoner, ha sido el marco idóneo donde recordar la llegada del agua a nuestra ciudad hace justamente 100 años. Fue Lluis Serra Guardia, el responsable de aquella noble aventura que consiguió que el agua, bien común que nos pertenece a todos, se convirtiera en algo normal en nuestras casas. Que saliera de unos grifos,  impensable hasta aquel momento, cuando eran  fuentes públicas los únicos puntos de suministro, y  cubos y garrafas los utensilios más usados por los vecinos.

Sencillo pero emotivo acto presidido por el alcalde Josep Mayoral y el Regidor Albert Camps, responsable de obra Pública, compartido con la familia Serra-Moner. Camps hizo un recorrido lúcido por el Granollers del año 1913, momento que, gracias también a la llegada de la electricidad, pasó de ser pueblo, para convertirse en ciudad. Las condiciones de trabajo nada tenian que ver con las actuales, tampoco el clima, lo que suponía ardua labor de pico y pala, sometida a frecuentes inundaciones por la subida de la Riera del Congost -la pluviometría era mucho más alta- que atraviesa Granollers, ahora practicamente seca. A menudo, durante aquellas magnas obras, la labor de los trabajadores se veia truncada por el agua, desaparecía el trabajo realizado, y era preciso recomenzar de nuevo, hasta totalizar la canalización, con las pertinentes tuberías, para  llevar el agua  a todos los domicilios.

La plazoleta tiene una hermosa pieza escultórica, un interuptor y un enorme grifo, resto de los que se usaron en aquel momento. También una placa donde leer la Historia de la llegada del agua y de su promotor Lluis Serra Guardia. Buena lección de los hechos la que han dictado Albert Camps, y el alcalde Josep Mayoral, resaltando la necesidad de la simplicidad en  momentos de crisis, pero no, el olvido. Que la pretensión es que el Urbanismo, en nuestra ciudad, esté ligado a la Memoria Histórica, que con mínimos recursos, nuestra ciudad sea un Museo al aire libre. Que tienen ya algunos elementos en marcha, la Memoria del Bombardeo, o la llegada de la electricidad de la mano de la familia Estabanell pero, faltaba el Agua. Que el Parc Lledoner desean sea un espacio donde leer la historia del agua, partir del año 1913, momento clave para Granollers que dió un salto hacia adelante con la llegada de ambos elementos imprescindibles para la vida.  Agradecieron a la família Serra, representada por nietos y biznietos de aquel promotor audaz que logró su cometido a favor de la ciudad. Mayoral se reafirmó, como siempre, en la necesidad del compromiso de todos, “solo de forma colectiva,con  la suma de voluntades, con la energía de todos se construye elfuturo.OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: