Derribar murallas, construir puentes…

Montserrat image de cara
Intensa Jornada de trabajo organizada por Fundación Cultura de Paz, y la Secretaria General para la Paz y la Convivencia, presidida por Federico Mayor Zaragoza. El enunciado, «Construir un futuro de paz en el País Vasco: derribando murallas y construyendo puentes»
Laboriosa sesión de trabajo cerrada, en la que participamos unas treinta personas procedentes de distintos ámbitos y países, políticos, diplomáticos, organizaciones sociales vinculadas a la paz y los DH, medios de comunicación y personas del ámbito universitario y cultural. Rico debate para hablar de las oportunidades de paz, de las premisas mínimas, para avanzar hacia la reconciliación la convivencia.
Partimos de las contribuciones escritas aportadas por algunas personas de distintos países: Manuela Mesa Directora de CEIPAZ que moderó la Mesa. Adilia Caravaca Presidenta WILPF, de Costa Rica. Mila Ramos, Presidenta de Mujeres en zona de conflicto. Roberto Savio Fundador de Inter Press Service. Gloria Cuartas Montoya de Colombia. Didima Rico Doctora en Derechos Fundamentales Universidad Carlos III, Madrid. Nelsa Curbelo directora de Ser Paz de Ecuador. Caterina Heyck Puyana Directora de Articulación de Fiscalías Nacionales especializadas.
Federico Mayor Zaragoza, Presidente de Fundación Cultura de Paz abrió la Jornada con esperanza, explicando que el miércoles se habia llevado a cabo otra similar en Bilbao.
Jonan Fernández, Secretario General para la Paz y Convivencia, en Euskai, hizo un resumen del día anterior, a partir de la cronologia de los últimos años: guerra civil, dictadura, violencia ETA, y los contraterristas que actuaban al amparo del gobierno. La necesidad de debatir respecto a los muros a derribar, los actores que pueden ayudar a salvar las barreras creadas, a partir de la violencia. La conclusión fue que, solo «juntos», las podemos demoler.
Conclusiones unánimes de que el pasado nos divide, el presente nos inquieta, el futuro nos une, de ahi la necesidad de clarificar el pasado, normalizar el presente, gestionar el futuro. Que el mayor escollo es gestionar el pasado, que es imprescindible una valoración compartida para decir «nunca más». Trabajar con los Informes para un adecuado tratamiento de la Memória, a partir de las víctimas de todos los bandos, unos 150 por ambas partes, clarificar los DH, llevar a cabo un balance real, para poder tejer un nuevo futuro. Se comentó que NO existe politica de Estado, que España no quiere consensuar tras el proceso de ETA de abandonar la lucha armada. Que ETA no está en la agenda politica del PP.
Que es imprescindible una solución politica, establecer el Diálogo, acabar con la distonia entre el País Vasco -España. Estudiar fórmulas, que desbloqueen la situación de los presos, tras 3 años y un mes que ETA anunciara el cese de la violencia.
Quedó patente que la sociedad civil es la gran esperanza para reclamar Justicia, para exigir reformas al PP, a las Leyes que son contrarias a los Derechos Humanos, para derribar las murallas que quedan y, construir puentes de Dialogo. La palabra, es nuestra mejor arma junto con la Educación para formar a los jóvenes en libertad.
Yo expliqué el trabajo llevado a cabo a partir de Can Jonch,Centre de Cultura per la Pau de Granollers, con jóvenes estudiantes de Secundaria, escuchando de viva voz a los que sufrieron la guerra por ambos lados. Los recuerdos del Bombardeo perpretado por la aviación franquista el 31 de mayo de 1938 que dejó, en un minuto, 224 muertos. A partir del Diálogo se fraguó la conciliación entre vecinos de distinto «color». Nuestra ciudad tiene, hoy, una recopilación interesante de Memòria, la que debe provocar el Nunca Más a la violencia.
En todas las intervenciones se resaltó que, los damnificados somos todos. Que el dolor ha causado estragos que, podemos evitar, con el empoderamiento de todos. Que el sufrimento no debe ser un valor, que hace falta equilibrio. Como afirmó Federico Mayor en su alocución final,
la fuerza por la palabra, el pael de las mujeres, la libre circulación de ideas, en las que, la Memoria, sirva de espuela para el cambio. Que urge una democracia participativa, no solo representativa. Que o evolución o revolución. Que no podemos aceptar que los valores éticos sean sustituidos por las leyes del mercado. «Es tiempo de dolor, es tiempo pues de alzarse»
Una buena noticia es la creación, en el pais Vasco, del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: