Gervasio Sánchez Serial literario-fotografico sobre la Segunda Guerra Mundial

abril 28, 2015

Queridas amigas y queridos amigos:
Se cumple 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial y coincidiendo con ese aniversario voy a realizar un serial literario y fotográfico sobre algunos acontecimientos de la última gran contienda europea y mundial y del ascenso y caída del régimen nazi. También nos detendremos en la sangrienta posguerra tras la rendición de Alemania.
Espero que os guste. Podéis seguirlo en el diario Heraldo de Aragón y en mi blog Los Desastres de la guerra. Cada día colgaré un nuevo capítulo.

Oradur

Aquí os dejo la introducción y el primer capítulo firmado en Oradour-sur-Glane, escenario de una matanza terrible cometida por las SS contra civiles, Murieron 642 personas, incluidos los 18 miembros de tres familias españolas que habían huido de España al acabar la guerra civil (http://blogs.heraldo.es/gervasiosanchez/?p=3262)
Gervasio Sánchez

M.P. Hace años visitamos Oradur con Oriol, mi marido. Fue Impresionante revivir aquella tragedia que tantas vidas inocentes segó. Las de los que encerraron dentro de la iglesia, la de los que intentaban huir… Muchas mujeres y niños. ¡Horror! Nunca lo olvidaré.


El rostro del genocidio: recuperando tu nombre, en memoria a cada un@ de vosotr@s #StopMareMortum. Iñaki Alegria

abril 28, 2015

Hablamos de cifras, pero no son cifras, detrás de cada cifra hay un rostro, una mirada, un sueño, una persona con nombre y apellidos, como tú y como yo, ni más ni menos.

Stop genocidio mediterraneo

Los ahogamos y vamos amontonando en números: ahora 700, 200 más… y así vamos sumando… llevamos ya más de 28000 personas ahogadas en el Mediterráneo en los últimos 14 años… y seguimos haciendo desaparecer cifras y personas en el mar del silencio.

¿Cuántas personas más tienen que morir para que despertemos ante la barbaridad de tal genocidio?

Parece que hayan sido relegados y amontonados en números, ahogados en el silencio, pero no lo podemos permitir.

Las personas ahogadas se siguen acumulando en la fosa común de este “mare mortum” ante nuestra mirada. Y nuestra respuesta no es otra que construir muros cada vez más altos.

En lugar de construir muros cada vez más altos, por qué no nos preguntamos:

¿Qué les lleva a embarcarse a jugarse la vida?

Lloremos la muerte, denunciemos, indignémonos, socorramos, ayudemos, comuniquemos… pero por favor reflexionemos y actuemos en consecuencia. Preguntémonos:

¿Qué les lleva a dejar a su familia y a dejarlo todo?

¿Qué les lleva a embarcarse para jugarse la vida llegando a nuestro continente?

¿Cómo viven en sus países?

Porque esto no es un hecho puntual, es una tragedia que sucede día tras día, en el más inmenso silencio, es un auténtico genocidio que hemos creado nosotros y ante el cual no podemos permanecer indiferentes.

Dejemos de construir muros queriendo separar lo que no se puede separar, son personas como tú y yo, con los mismos derechos y la misma dignidad.

Pongámonos en su piel. Abramos nuestra mirada. Dejemos ya de poner parches a nuestra conciencia, actuemos en la raíz del problema.

¡Por el derecho a la vida y la dignidad!

StopMareMortum!

¡Paremos el genocidio!

Es posible, tan solo hace falta voluntad.

Hay riqueza en el mundo para que todos podamos vivir bien. El gran problema es la desigualdad. 80 personas tienen la misma riqueza que 3500 millones.


Born a escena…

abril 28, 2015

Sembla que, últimament, aquest Blog sigui de tragèdies. Malauradament aquest és el nostre món, tot i que alguns, la majoria, NO el VOLEM.
Tenim ganes de viure, de gaudir de la vida, de la cultura, de l’amistat, malgrat que cada vegada es fa més difícil aconseguir-ho.
Bona oferta la del BORN a Barcelona. N’hi ha per a tots els gustos.
Cultura per a una vida digne, aquest hauria de ser el Lema de comportament ciutadà, per a petits i grans. Intentem-ho!

Born a escena


Llegan a Nueva Delhi los primeros españoles evacuados de Nepal. Anna Flotats. Publico.es

abril 27, 2015

victimas nepal

NUEVA DELHI.-Los primeros 37 españoles, incluido un bebé, en ser evacuados de Katmandú (Nepal) tras el terremoto que asoló ese país han llegado esta noche a Nueva Delhi (India) en un vuelo comercial de la compañía Spice Jet, según anunciaron fuentes diplomáticas españolas.

Igualmente, el Airbus 310 de la Fuerza Aérea Española enviado desde el aeropuerto de Nueva Delhi hacia la capital nepalí ha aterrizado ya en el aeródromo de Katmandú y se espera que regrese a la India una vez hayan embarcado otros 78 españoles, incluido un bebé.
En este avión español llegado a Katmandú viajaban 28 británicos, dos trabajadores de Naciones Unidas y dos belgas del equipo de intervención que iban en un avión del Reino Unido que tuvo que volver a India al llegar al aeropuerto nepalí y no poder aterrizar por falta de espacio, informó el ministro de Exteriores.
Este martes llegará a la capital india en torno a las 10.00 (hora local) otro avión de la compañía Spice Jet con entre 70 y 80 españoles, con lo que el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, espera dar por finalizada la operación de evacuación de los españoles.
El jefe de la diplomacia española reveló que una española —de unos 48 años— ha muerto esta mañana en Katmandú. Exteriores ya tiene localizados a 349 españoles en Nepal y busca a otros 118, cuyo paradero se desconoce.
García-Margallo agradeció la “intervención directa” y la “generosidad” del primer ministro indio, Narendra Modi, para ayudar al despegue del Airbus 310 y para conseguir que los españoles vuelen en Spice Jet, una gestión que también agradeció al director general de la compañía india.
Según el protocolo establecido, entre 50 y 52 españoles volverán el martes a España en el Airbus 310 en el que viajará el ministro, en tanto que el resto serán repatriados a España en el avión que el Gobierno —a través de la Agencia de Cooperación Española (AECID)— ha fletado con ese objetivo.
“Las noticias son buenas”, destacó García-Margallo, quien señaló que con el resto de españoles que vayan apareciendo según se restablezcan las comunicaciones se les irá repatriando en vuelos comerciales.
Guardo hermosos recuerdos de mi visita a aquella hermosa ciudad y del país, que comocí con la Marcha Mundial por la Paz y la NoViolencia el mes de diciembre de 2009. Gente maravillosa y acogedora. Intentaré contactar con ellos…


Día entrañable

abril 27, 2015

orquidees 2

Siempre dije que, la semana del 23 al 28 de abril, eran para mi días entrañables por motivos diversos: Sant Jordi el 23, dia de las rosas y los libros. Día del libro, de las rosas, del amor en Catalunya; ¿qué más se puede pedir? Aniversario de mi hija primogénita Silvia el 24. Sant Marc el 25, nombre de mi cuarto hijo, que falleció de muerte súbita jugando a fútbol. La Virgen de Montserrat el 27 y, además, fue el 27 de abril de 1988, que me intervinieron, de urgencia, me extirparon la vesícula biliar, so pena de pancreatitis. Debí permanecer en Curas Intensivas 17 días.

Hoy mis amigas benedictinas de Puiggraciós me obsequiaron con estas hermosas orquídeas salvajes, cogidas en aquel entorno.
Visitas de hijos-nietos-biznieto. Llamadas de amigos y familiares, ¿qué más se puede desear? Ha sido un largo fin de semana de encuentros de familia.
Gracias a todos por vuestro cariño.


Y la tierra se muere de pena. Alberto Morlachetti ha muerto

abril 27, 2015

Se fue de puntillas, silencioso en la noche, y levantó vuelo. Estaba harto ya de su cuerpo colonizado por un monstruo invasivo. Pero antes de irse firmó su testamento: les dejó a los niños de malabares, a los propietarios de los arrabales, toda su inmensa fortuna: la semilla de la revolución para parirla cuando puedan, una utopía donde los niños sean curados con salivilla de estrellas, como soñaban con Federico, la descomunal ternura con la que venceremos al final del día. Y un amanecer que sea para todos.

Alberto Morlachetti

Alberto Morlachetti nació en el campo cordobés, trabajó con su abuelo anarquista, fue canillita en Gerli, vivió en un conventillo y la calle era el patio enorme donde los infiernos y los cielos se escondían en las ochavas. Comenzó a estudiar Sociología en la UBA luego de una adolescencia de lectura ávida y aleatoria. Y en las sombras crepuscularias juntó pibes estragados por la historia que dormían en las periferias de la Facultad de Derecho. Se los llevó con él, los sembró, les inoculó futuro en su adelante y los hizo descubrir que podía ser posible amanecer mañana.
En la prehistoria, había sido el fútbol. Los “sábados de chocolate” reunían chicos morenos y expulsados de los clubes por color y pobreza. Los picados se armaban en el terreno engordado por desechos industriales donde Torres Ríos había filmado “Pelota de Trapo” con un Armando Bo más chiquito aun que los pibes de Alberto. El les transmitió, infalible, el amor por Racing. Y casi 40 años después aseguraba que el mismísimo Orestes Corbata, con tres dientes y ojos de alcohol, se sentaba en el suelo tóxico a mirar al centroforward petiso y de pelos chuzos que la colocaba, exquisito, en el ángulo izquierdo.
Eran los niños de la intemperie.
“La pobreza es una imposición: te pone una pistola en la cabeza”, repetía consciente de que él pudo salir de un laberinto del que sus amigos no pudieron: “a ellos les saquearon las palabras”.
Se sabía el germen de una amalgama extraordinaria. De su madre, católica, había escuchado sostenidamente que “cuando algún día la vida te trate duramente, tomá la mano de un pobre”. De su abuelo Antonio, anarquista, había aprendido que “los chicos transformaban la naturaleza y las relaciones sociales al igual que los adultos. Eran forjadores de derechos y de una nueva sociedad”.
Junto a los niños de los arrabales había ido descifrando que, sueltos de madre, es necesario domiciliarse en un vínculo amoroso. Y que no hay pedagogía sin ternura.
A contramano de todos los vientos germinados en el capitalismo, Alberto sostuvo que “el principal proveedor de humanidad es el trabajo. Si yo no hubiese trabajado, no me salvaba del barro y la pobreza. El trabajo disciplina muchísimo”. Y reconstruía desde las nostalgias amasadas durante décadas que hubo un tiempo–antes de que los estados los transformasen en excedentes demográficos dignos de ser exterminados- en el que los niños eran aprendices de oficios que los devendrían esa categoría maravillosamente humana: trabajadores.
Alzó la Casa de los Niños de Avellaneda y a su ritmo y el de otros hombres y otras mujeres, la obra se animó a conjugar todos los verbos; Alberto pensó y diseñó el hogar para adolescentes Juan Salvador Gaviota y la biblioteca Pelota de Trapo, con la misma impronta del Hogar levantado en la vecindad de la canchita legendaria: mucha luz y la belleza como insumo básico para el desarrollo de los niños. Tan básico como el pan y la leche tibia de las mañanas.
Pero a la vez pensó y diseñó la imprenta y la panadería. Porque los fantasmas de carne, hueso, paco y balas 9 milímetros esperaban a los niños en la puerta. Y si no se los preparaba para atravesar la indolencia y la impiedad del mundo, serían como los polluelos de vuelo temprano, derribados por la primera lluvia. Los inició él mismo en el oficio gráfico. Y fueron tantos los que se ennegrecieron de tinta y solvente como los que se emblanquecieron de harina y manteca.
En el país de los alimentos, donde los ríos son de leche y miel, “un niño que muere de hambre muere asesinado”, decía. Y explicaba la esencia de la sacralidad de la vida: “cada niño es una piecita del gran rompecabezas de la condición humana. Cada niño que muere deja un espacio ausente. Y nada volverá a ser igual”.
Tampoco será igual desde ahora el rompecabezas de la condición humana sin Alberto, que allá por los finales de la década del 80 parió junto a otros quijotes del sur el Movimiento Nacional Chicos del Pueblo, con el que caminamos geografías infinitas denunciando que “el hambre es un crimen”.
Alberto resguardaba dentro de sí la inocencia de ese tiempo primigenio que es la infancia. Que, indefectiblemente, es destino. Fue capaz hasta los últimos de sus suspiros de zambullirse en la risa fresca que una niña de cielos azules le ofrecía caminando chaplinescamente ante él. Mientras su conciencia seguía llorando por esta aldea sin memoria “dejada de la mano de los dioses –como solía decir- en el último suburbio”.
Una aldea en la que crueles cruzados la emprenden contra los niños de los malabares mientras construyen con una pertinacia de acero “una ausencia irreparable en las calles para que puedan algunos ´buenos peregrinos´ consumir hasta el hartazgo en las góndolas irrespetuosas de los supermercados”. Cómo soñar –decía- que nuestros niños serían residuos descartables a los que eliminar con alegres gatillos o con ese tiro al blanco en sus nucas que “se mete en el cuerpo y en el alma de los pibes y los destroza en barrios descartables, donde los pájaros se pudren en la mitad del vuelo”. Cómo imaginar –repetía una y otra vez- que la nueva utopía de la humanidad iba a ser este capitalismo feroz que lo fue hundiendo en el desencanto.
Alberto Morlachetti, ese hombre justo y sabio, repetía que “no habría renovación humana si no nacieran chicos. Hay que confiar en que ellos son como heraldos que traen algo nuevo. Uno podrá pensar que es pensamiento mágico. Y sí, la vida tiene pensamiento mágico y pensamiento científico. La utopía de construir una sociedad más justa tiene mucho de pensamiento mágico”.
Las traiciones arteras y las derrotas de los confinados en esa geografía del encierro que él vislumbró en la exponencial crecida de villas y asentamientos, le fueron sembrando el desasosiego en la garganta y en el pecho, ese domicilio del dolor. Aunque siguió creyendo que “nadie está al resguardo de la esperanza humana”, sentía que la utopía había dado unos cuantos pasos adelante y a él ya le dolía demasiado la pierna derecha como para seguirla y alcanzarla.
“No me dejéis morir sin la esperanza de ser incomprendido”, citaba a Oscar Wilde. Alberto fue –es- un descomunal incomprendido. En eso puede estar tranquilo.
Nosotros, mientras tanto, tendremos que ser dignos para estar a su altura. Ahora que llueve en tantos ojos. Y la tierra se muere de pena.


Jaume Arnella el joglar…

abril 27, 2015

M’acava d’arribar aquesta Proposta de l’Agustí Corominas, que considero molt interessant. Qui pugui sumar-s’hi, pot fer-ho a partir del 29 d’abril

“ Jaume Arnella, el joglar”

jaume arnella

El proper dimecres, dia 29 d’abril començarem un Verkami per tal de fer possible el documental sobre en Jaume Arnella.

Creiem que no podem deixar passar aquesta oportunitat per divulgar i fer una reconeixement de la important tasca que en Jaume ha fet i fa per la promoció i actualització de la cultura popular

NECESSITEM, però, LA TEVA COL·LABORACIÓ per a portar-ho a terme !!!

A partir del dia 29 d’abril pots col·laborar entrant al Verkami, a la secció de documentals i amb el títol de

“ Jaume Arnella, el joglar”


A %d blogueros les gusta esto: