Comienza la cuesta de enero.

Diciembre es un mes atípico: de alegrías desmesuradas, de palabras de amor, de paz, de dignidad. Incluso en el ámbito religioso.

montserrat agost 2015

Se gasta más de lo debido en fiestas, regalos, comidas. Se diría que todo es posible, cuando llegan estas fechas: Navidad-Año Nuevo-Reyes.
Cada año me pregunto, ¿qué pasará mañana, cuando la vida recupere su normalidad, cuando niños y jóvenes comiencen de nuevo sus clases, cuando las despensas de las famílias toquen fondo?
Escuchar charlas de gente normal, en estos días cuesta, pero si la gente que discute es de rango superior, preocupa.
Demasiados, no tienen asumida la responsabilidad que vive nuestro mundo: sea medioambiental, de falta de trabajo, de coste de vida cada vez superior. Muchos, no se dan por enterados.
¿Cómo confiar en que la crisis ha tocado fondo y que el camino se ilumina, cual quieren inculcar algunos políticos?
Como dice Silvio Rodríguez en una canción, OJALÁ…

Una respuesta a Comienza la cuesta de enero.

  1. con el 0´25 que me han aumentado la pensión se me terminó la crisis ….. je je

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: