Tenemos un sueño que Obama puede convertir en realidad: Acabar con el Bloqueo de Cuba

Tenemos un sueño que Obama puede convertir en realidad: Acabar con el Bloqueo de Cuba
Los sueños, en muchas ocasiones, se hacen realidad. Son fruto de esperanzas que no queremos se trunquen, de ahí nuestro empeño en prolongarlos hasta que den fruto. Creemos que la fruta de este árbol está madura, que si dejan de recogerla -hoy está en momento óptimo-, antes de que Barack Obama acabe su mandato, se puede marchitar. Nos gusta que las historias tengan final feliz. Cuba y EEUU lo merecen.

El 1 de enero de 1959, después de 25 meses de lucha guerrillera, triunfó la Revolución cubana dirigida por el abogado Fidel Castro. Hasta entonces, y desde la independencia formal de España en 1898, Cuba había estado bajo la influencia política y económica de Estados Unidos, incluyendo una ocupación militar (1898 y 1906). En un contexto de plena Guerra Fría la administración estadounidense consideró que la Revolución Cubana era serio peligro, no solo por el hecho de tener tan próximo un aliado de la Unión Soviética, sino porque desde muy temprano quedó en evidencia que podían servir de ejemplo a otras revoluciones en Latinoamérica.
Su principal exponente era Fidel Castro, quien después de un gran número de luchas y sucesos logró derrocar el gobierno de Batista y subir al poder en 1959.
El Presidente Eisenhower, antes de acabar su mandato, intentó invadir a Cuba y rompió relaciones diplomáticas con la isla. El 4 de enero de 1961 el periódico Revolución dio a conocer que, el día anterior, Estados Unidos había roto sus relaciones con Cuba. El 16 de enero de 1961 la historia dio un giro dramático
Para entender la Revolución Cubana es imprescindible entender que no fue una revolución cualquiera, sino que fue una de las revoluciones que más allá de marcar el destino de una nación dejó una gran huella en la historia.
Muchos creemos conocer a Cuba, y a su representante Fidel Castro, pero no basta. Para conocer a este país y a su líder no se puede tomar como referencia solo la década de los años 50, sino que es imprescindible conocer sus antecedentes, su desarrollo y las consecuencias que tienen hasta nuestros días. Aún hoy, algunos cuando hablan de España la llaman la madre Pátria. Me pregunto, si una madre puede comportarse con sus hijos cual hizo con aquella bella isla. Maldito Colonialismo que tanto dolor provocó.
El embargo comercial, económico y financiero conocido como el bloqueo, fue un embargo impuesto en octubre de 1960, como respuesta a las expropiaciones por parte del gobierno revolucionario de la República de Cuba de propiedades de ciudadanos y compañías estadounidenses en la isla tras la Revolución cubana. Expropiaciones de los bienes de quienes salieron del país cuando el triunfo de la Revolución. Aunque inicialmente excluía alimentación y medicinas, en febrero de 1962 Estados Unidos recrudeció las medidas y el embargo llegó a ser casi total.
El año 1992, el embargo adquirió el carácter de ley.
Cuatro años después, en 1996, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley llamada Helms-Burton Act. Se eliminó la posibilidad de hacer negocios dentro de la isla o, con el gobierno de Cuba por parte de los ciudadanos estadounidenses.
En 1999, el presidente Bill Clinton amplió el embargo comercial prohibiendo, a las filiales extranjeras de compañías estadounidenses, comerciar con Cuba por valores superiores a 700 millones de dólares anuales. Fue la primera ley transnacional en el mundo.
Cuba era destino privilegiado del turismo norteamericano en la década del 50. Acaparaba más del 20% de los visitantes estadounidenses al Caribe. La cifra de estadounidenses que entonces veraneaba fundamentalmente en La Habana y Varadero, representaba más del 85% de los turistas que llegaban cada año a aquel hermoso país.
Ahora es el momento de negociar, conciliar, utilizar la palabra para acabar con tan absurdo Bloqueo contra Cuba y sus habitantes.
Recién, el que fue Ministro de Cultura de Cuba Abel Prieto, ahora asesor de Presidente Raúl Castro, estuvo en Madrid para dar unas Conferencias hablando de la Cultura, siempre prioritaria en su país. Fidel Castro, en su primera alocución tras el triunfo de la Revolución manifestó que, “las reformas agrarias podían esperar, pero NO la EDUCACIÓN ”. Estoy de acuerdo: sin cultura no hay libertad, la misma Revolución que anunciaba ya José Martí que proponía una necesidad “Ser cultos para ser libres”. .
En los días finales de 1960 y primeros de 1961 —mientras el pueblo cubano se preparaba con entusiasmo para dar inicio a la Campaña de Alfabetización que erradicaría el analfabetismo y abriría a los cubanos una vida de grandes cambios y esperanzas—, el presidente saliente de Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, aceleraba sus planes de invasión directa a Cuba para ponerlos en práctica antes del 18 de enero de 1961, fecha en la que el John F. Kennedy, asumiría la presidencia. De ese modo Kennedy tendría que iniciar su mandato enfrentando los hechos consumados.
Ahora la situación ha cambiado, con Obama ha habido negociación, apertura que comenzó con la visita del Papa Francisco, luego con el encuentro en La Habana entre los Presidentes Raúl Castro y Barack Obama.
Hace tres semanas, el 4 de enero 2016 el gobernador del Estado de Virginia, Terry McAuliffe, pidió el levantamiento del bloqueo contra Cuba y derogar las medidas que impiden un comercio normal entre los dos países. El fin de esa política responde a los intereses estadounidenses en general y de Virginia en particular, dijo McAuliffe, antes de iniciar un Foro de Negocios entre empresarios de su estado y funcionarios cubanos.
El 12 de enero 2016 el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hizo un nuevo llamado al Congreso de su país, el último en un mensaje a la Unión, para que levante el bloqueo contra Cuba. Señaló el fracaso de la política de aislamiento contra la isla. “Cincuenta años de aislar a Cuba fracasaron, colocándonos en retroceso en América Latina”, dijo Obama al pronunciar su último discurso en tanto que Presidente, sobre el estado de la nación.
Entre el 20 y el 22 de enero de 2016, visitó Cuba una delegación de los Estados Unidos, presidida por el embajador Daniel Sepúlveda, subsecretario adjunto del Departamento de Estado y coordinador para la Política Internacional de las Comunicaciones y la Información; y Thomas Wheeler, presidente de la Comisión Federal deComunicaciones.
Se diría pues que se vislumbra la Fase final y, que nuestro sueño se verá cumplido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: