Orquesta de Cámara de Granollers. Hansjörg Schellenberger

El Teatre Auditori de Granollers se convirtió, por unas horas, en el Paraíso, este Cielo que, desde siempre nos han presentado como lugar remoto, remanso de paz, jardín de las maravillas.
Creo que la mayoría de asistentes no se atrevía siquiera a respirar, para no romper el hechizo de aquel Concierto que empezó con 9 instrumentistas de viento, sublimes, que nos ofrecieronn Pequeña Simfonía para instrumentos de viento de Charles Gounod 1818-1893.
Me gusta la cuerda pero, el viento me transporta al más allá. Increíble el segundo tiempo, Andante Cantabile, que era preciso escuchar con los ojos cerrados. Lo anoté para que lo interpreten cuando muera, en mi despedida. Exquisitos todos, aunque cabe destacar al maestro Schellenberger que, juega con el instrumento igual que hacen los grandes divos. El público se animaba como nunca ví en ningún concierto, tanto, que Schellenberger nos obsequió con un bis.
Continuó la primera parte con el Concierto para oboe y Orquesta de Richard Straus 1864-1949 que de nuevo encendió el entusiasmo de los asistentes.

Curiosamente la pieza más notable del Concierto tenía que ser la Sinfonía Num 4 de Franz Schubert -1797-1828- La Trágica que, magnifica , con más de cuarenta músicos jóvenes en escena, concluyo una velada para no olvidar.
Comentaron en la presentación que el nombre la Trágica, no viene dado por tragedias ni desmanes, ni guerras. Es simple fruto de la melancolía, el destino trágico de Straus, al que sus compatriotas no entendieron ni respetaron, de ahí que fue duro afrontar su destino. Tiene mucho de los últimos clásicos y de los primeros románticos.
Al finalizar, departimos con el notable “oboísta”, hombre encantador, enamorado de Granollers y de la Orquesta que dijo que, esperaba volver, que nunca se sintió tan a gusto como en nuestra ciudad con nuestros músicos.

Scellenberger

Granollers, aunque muchos de sus ciudadanos lo desconozcan, tiene una Orquesta de Cámara desde los años 80, creada por nuestro hijo ilustre Carles Riera Pujal, para animar a los jóvenes estudiantes a superarse en su formación y poder formar parte de aquel grupo escogido. Carles tenía claro que una ciudad como la nuestra, debe posibilitar a los jóvenes, dibujar su futuro, y ayudarles en su empeño. Lo tenemos claro, seguiremos su camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: