Utilizando la historia. Alfredo Vera

El Ecuador acaba de estar a punto de reeditar los aciagos e inciertos momentos en que algunas castas del poder económico manipularon la politiquería para liquidar la democracia y desembocar en una seudo solución de una crisis a partir de una nefasta, ilegal, inconstitucional y semioculta intervención de mandos de las fuerzas armadas que fueron con resultados oprobiosos para el país.

Alfredo Vera Cachito en Madrid

Así, interrumpieron el vergonzoso régimen de Bucaram e impidieron el ascenso constitucional de la vicepresidenta Arteaga y lo reemplazaron por el bailarín Alarcón; tumbaron el régimen de Mahuad cargado de dislates, siempre con un saldo pernicioso para el sistema democrático que soportó 7 remedos de gobiernos inestables.

Gracias a la oportuna, valiente, aunque autocalificada de dolorosa y con aparentes visos de solución a los altos mandos de las Fuerzas Armadas que cometieron el error de salir en público a presentar el improcedente reclamo de dineros para beneficio del ISSFA, y que fueron cesados en sus funciones.

Ahora el país vivió un instantáneo proceso de decidir entre la célebre consigna seria y patriótica de que “vale más morir de pie que vivir arrodillados” frente a la payasada e hipócrita aseveración de Lucio Gutiérrez de que estaba dispuesto a “morir en el intento”.

Felizmente en apariencia volvemos a la normalidad y a que nuestra patria retorne a enfrascarse en la asariosa y desconcertante lucha electoral y electorera para escoger su destino.

Es anhelo de las grandes mayorías populares que han sentido el beneficio real de lo que significa el cambio de época para los marginados con el modelo de la Revolución Ciudadana, conocer en concreto y sin palabrerías ni mentiras, cómo se plantea el modelo de la restauración conservadora.

Pasando a otro tema que me involucra en lo personal, no puedo dejar de repetir que la medalla al mérito que me otorgó el Presidente Rafael Correa la comparto con los millares de hermanos campesinos alfabetizados y alfabetizantes de la Campaña Monseñor Leonidas Proaño y los incontables niños indígenas de la educación intercultural bilingüe que descubrieron el valor de la aseveración de José Martí de que sólo la cultura los conduciría a la luz de la libertad, cuando lo demás es importante pero adyacente: gracias infinitas a las oportunidades que me dio la vida para tratar de ser útil y poder luchar sin dobleces, sin claudicaciones, sin cambios de ideología, sin tener precio, con la gran suerte de haber cosechado familia, compañeros y amigos fraternos que me enseñaron gran parte de lo poco que se.

Como dijo el propio Martí: toda la gloria del mundo entra en un grano de maíz. Sin falsa modestia sólo he cumplido con el deber de habitante sobre la tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: