Vilma Espin una mujer muy especial.

Vilma Espín, una de las heroínas de la Revolución cubana, fallecida en La Habana, 18 de junio de 2007, entrañable amiga a quien tuve el honor de conocer y compartir actividades en su país, ha sido homenajeada en el complejo educacional que lleva su nombre, coincidiendo con la fecha de su natalicio -Santiago de Cuba, 7 de abril de 1930-. Recuerdo la fecha de su muerte, me encontraba en Rio de Janeiro compartiendo un encuentro de la Red de Redes en Defensa de la Humanidad que preside Marilia Guimaraes.

vilma espin

Fidel Castro participó, junto a alumnos y maestros de círculos infantiles y enseñanza primaria Vila Espin de La Habana, en el homenaje a la fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas, en el 86 aniversario de su nacimiento.

Vilma Espin fue una mujer muy especial, de gran dignidad hum ana. Brillante, discreta, siempre en el lugar que le correspondia, ni delante ni detrás, ya en sus tiempos de Universidad En participó activamente en las manifestaciones contra del gobierno de Fulgencio Batista, aquel gran dictador que estaba en el poder después de dar un golpe de estado el año 1952, derrocando al presidente Carlos Prío Socarrás.

Vilma Espin estudió Ingeniería Química en la Universidad de Oriente y, en el MIT, en Boston, antes de conocer al líder revolucionario Frank País en La Habana. Se hizo inseparable colaboradora de País participando activamente en las organizaciones que éste fundó. Formó parte de la Acción Nacional Revolucionaria. Cuando esta organización se integró a las filas del Movimiento 26 de julio, Vilma fue nombrada por el propio País, poco antes de su asesinato, Coordinadora Provincial de la organización clandestina en la provincia de Oriente donde se encuentra la Sierra Maestra en la que se instalaría la guerrilla.
Fue a México para entrevistarse con Fidel Castro y recibir órdenes y mensajes para la preparación del alzamiento rebelde en contra del gobierno de Batista. En ese viaje conoció a Raúl Castro, con quien se casaría después del triunfo de la Revolución. Bajo el mando de Frank País participó en el alzamiento de Santiago de Cuba el 30 de noviembre de 1956, como apoyo a los expedicionarios del Granma, preparando su desembarco. El cuartel general del movimiento revolucionario de Santiago quedó ubicado en su vivienda.

Una vez comenzadas las actividades guerrilleras en Sierra Maestra, en 1956, apoyó a los combatientes desde el llano.

En junio de 1958 se integró a las tropas insurgentes, donde se destacó en sus acciones de coordinación y lucha de guerrillas.
Tras el triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959 Vilma Espín fue la encargada de reorganizar las diferentes organizaciones femeninas. De dicha reorganización nació la Federación de Mujeres Cubanas de la que fue presidenta.

Fue miembro del Comité Central del Partido, desde su fundación en 1965, condición que se mantuvo hasta su muerte al ser ratificada en todos sus congresos. En el congreso de 1980 fue nombrada miembro suplente del Buró Político y en el siguiente fue miembro efectivo. Se mantuvo como miembro del Politburo del Partido Comunista de Cuba hasta 1991.
Fue diputada de la Asamblea Nacional, en su primera legislatura, y miembro del Consejo de Estado desde su constitución. Presidió varias comisiones de la Asamblea Nacional como la Comisión Nacional de Prevención y Atención Social, y la Comisión de la Niñez.
Recibió múltiples condecoraciones, títulos y órdenes nacionales e internacionales, entre las que se destaca el título honorífico de Heroína de la República de Cuba y el Premio Lenin de la Paz.

Espín encabezó la delegación cubana al Primer Congreso Latinoamericano sobre Mujer y Niños que se realizó en Chile en 1959. También encabezó las delegaciones cubanas a las Conferencias de la Mujer realizadas en México, Copenhague, Nairobi y Pekín.

Se casó con Raúl Castro el año 1959, vicepresidente del Consejo de Estado y Jefe de las Fuerzas Armadas, hermano de Fidel Castro, jefe de estado de Cuba desde 1960. Una de sus hijas, Mariela Castro, dirige el Centro Nacional para la Educación Sexual. Su único hijo, Alejandro, es asistente personal de su padre.
Vilma falleció de cáncer el 18 de junio de 2007. El gobierno cubano decretó un día de duelo nacional el martes 19 de junio. Dirigentes del gobierno y el Partido Comunista le rindieron tributo en varios actos, entre ellos una velada en el Teatro Karl Marx de La Habana. Fue incinerada, y sus restos descansan en el Mausoleo del II Frente Frank País.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: