La fanesca fracasada. Alfredo Vera

El anuncio dado a conocer por el propio Jaime Nebot, en su condición de dueño del PSC y líder de la derecha ultra cavernaria, en el sentido de que se postule a Cinthia Viteri, como la candidata de la alianza política llamada UNIDAD, entre otros aspirantes de las restantes fuerzas, como la seleccionada única a la candidatura a la Presidencia de la República para las elecciones de 2017, sin esperar ni tomar en cuenta la opinión de las otras entidades que integran el ejemplo típico de politiquería, que muchos han llamado “fanesca”, por la cantidad de granos diferentes que conforman este plato típico de la sierra ecuatoriana.

Alfredo Vera Cachito en Madrid

Como esos granos del plato criollo, así de diversas y antagónicas son las fuerzas que conforman esa entelequia que los oportunistas y ambiciosos de una cuota de poder denominan UNIDAD, en el supuesto de que allí van a recaer el conjunto de grupúsculos que pululan en la vida pública de la Nación: ellos no tienen definida cuál es su ideología, qué proponen, con qué argumentos económicos, sociales, culturales van a desarrollar sus planes de gobierno, con los que supuestamente, van a conquistar el voto ciudadano, para jugar un papel que los salve del ridículo, aunque ya, de antemano, están condenados al fracaso.
Por eso es que, de inicio, se vislumbró que cada uno de ellos iba a pretender acarrear el agua a su molino, sin importarles, en absoluto, lo que piensan, si es que piensan, los demás.
Y ya apareció el primer desertor, Paul Carrasco, que repite su hazaña porque así se alejó antes de la Izquierda Democrática, traicionando una supuesta lealtad a sus principios que no fue otra cosa que buscar el escalón para trepar a una posición oportunista, en su visión de lo que es una carrera política.
Aparecerán los demás, y cada uno presentará sus razones para seguir el mismo camino hasta demostrar que la famosa agrupación sólo era una expresión para buscar acomodo y ver quién es más hábil para embaucar al país, por su desaforada pasión para llegar al poder.
¿Cuál será la explicación que intentará dar Ramiro Gonzáles para justificar cómo pasó de militar en la ID y a través de ella alcanzar la Prefectura de Pichincha, de allí pasar al IESS, luego al Ministerio de Industrias, y aprovechar la coyuntura para formar su grupo AVANZA y terminar sentado al lado de Nebot, de quien, supuestamente, era su contradictor ideológico?
Las otras organizaciones que se suponía al inicio, se embarcarían en este ensayo, con la falsa cantaleta de rescatar a los marginados víctimas de la voracidad oligárquica y nefasta, poco a poco, fueron encontrando el camino para esgrimir sus particulares argumentos e incorporarse a asa estructura de manipulación política, para, finalmente, correr como las cucarachas, cuando se enciende la luz en alguna habitación a oscuras, sin llegar a concretar nada a través de sus balbuceos mediocres y proponer la solución a los problemas, cuando todo ya está casi hecho, por el actual régimen, sin tanto lloriqueo ni alharaca.
Esa perorata de que desean encontrar la forma de redimir al país, se repetirá con cada uno de ellos hasta cerrar el circuito de sus integrantes y el país entero podrá constatar cuál ha sido el destino de esta iniciativa que terminó siendo una farsa, como se diría: una “fanesca fracasada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: