Otro ataque aéreo a un hospital de Médicos sin fronteras causa al menos siete muertos y diez heridos graves en Yemen

España surte de armas a Arabia Saudí pese a que está cometiendo crímenes de guerra en Yemen
Varios drones estadounidenses destruyen cuarteles de Al Qaeda en su feudo del Yemen
Mueren diez niños durante un ataque aéreo a una escuela en Yemen
La guerra civil en Yemen enriquece a la industria de las armas española con el visto bueno de Rajoy
El 80% de la población de Yemen necesita ayuda humanitaria. EFE

ataque aereo

Los heridos no han podido ser evacuados porque los aviones de la alianza militar árabe todavía sobrevolaban la zona y se temía que pudieran efectuar más bombardeos. El centro médico era el único operativo en la zona.

SANÁ.- De nuevo, un hospital de la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) se ha convertido en el objetivo de un bombardeo. El ataque aéreo ha sido llevado a cabo por los aviones de la coalición liderada por Arabia Saudí en el noroeste del Yemen y ha causado al menos siete fallecidos y diez heridos graves.

Testigos de los hechos informan de que todas las víctimas mortales son pacientes que se encontraban en el centro médico en el momento del ataque, excepto un ingeniero yemení que trabajaba para MSF en el hospital de la localidad de Abs.
Uno de los testigos, Mustafa Mohamed, declara que dos tercios del edificio han quedado destruidos en el bombardeo, que tuvo lugar a las 15:45 hora local (12.45 GMT).

Los cuerpos de los fallecidos quedaron calcinados y los heridos también presentan quemaduras, y están siendo atendidos de urgencia en la parte del hospital que no ha sido destruida y que aún puede ser utilizada.

Por su parte, MSF ha informado de que el personal médico está atendiendo a las víctimas en el hospital de Abs, pero aún no ha facilitado una cifra oficial de muertos o heridos. “Estamos evaluando la situación para garantizar la seguridad de los heridos y del personal”, asegura la organización en su cuenta de Twitter.

Fuentes hospitalarias han detallado que entre el equipo de médicos que están atendiendo a los heridos se encuentra una doctora española, que ha salido ilesa del ataque aéreo.

Las televisiones locales han emitido imágenes en las que se puede ver un socavón en el patio del hospital y varios cuerpos, así como restos humanos en el lugar donde impactó el proyectil. Además, los medios muestran tres vehículos completamente destruidos y uno en llamas en los alrededores.

El centro médico, apoyado por MSF desde julio de 2015, era el único operativo en la zona de Abs, ubicada en la provincia de Hashah, a unos 130 kilómetros al noroeste de la capital, Saná.

La importancia estratégica de Abs radica en que se encuentra a 65 kilómetros de la frontera con Arabia Saudí y en la carretera que une tanto Saná como el puerto de Al Hudeida, en el mar Rojo, con el paso fronterizo de Harad, el principal entre el Yemen y Arabia Saudí.

La región está en manos de los rebeldes hutíes, contra los cuales interviene la coalición capitaneada por Riad desde marzo de 2015, a raíz de que éstos expulsaran del Yemen al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.
Esta no es la primera vez que un centro gestionado o apoyado por MSF es atacado por la coalición árabe, que en todos los casos ha negado que sus aviones tengan como objetivo instalaciones civiles o humanitarias.

La ONG denunció ayer que al menos diez niños murieron y 28 resultaron heridos en un ataque el sábado contra una escuela en la la zona de Haydan, cercana a la frontera con Arabia Saudí y ubicada en la provincia de Saada, vecina de la de Hashah y feudo de los rebeldes chiíes. MSF, que no ha podido identificar el origen del bombardeo, ha señalado que todas las víctimas del ataque aéreo contra una escuela religiosa tienen entre 8 y 15 años.

El pasado mes de enero, el hospital Shiara de Saada fue bombardeado y cinco personas perdieron la vida. Otras diez resultaron heridas y varios edificios del complejo hospitalario, gestionado por MSF, se derrumbaron.

MSF dijo entonces que no podía confirmar el origen del ataque, pero destacó que todas las partes en conflicto, incluida la coalición árabe, conocen las coordenadas de GPS de los centros médicos y subrayó que “los ataques ocurren cada vez con más frecuencia”.

También en enero, MSF denunció la muerte de un conductor de una ambulancia y otras cinco personas que viajaban en el vehículo, alcanzado por un proyectil en Saada. Anteriormente, en diciembre, un hospital de campaña en la ciudad meridional de Taiz fue golpeado y nueve personas resultaron heridas, dos de ellas trabajadores de la ONG.

En octubre de 2015, otro hospital apoyado por MSF quedó completamente destruido en un bombardeo en el distrito de Haydán, en Saada. Arabia Saudí negó entonces que la coalición que lidera bombardeara el hospital y criticó a la ONU por haberle atribuido el ataque.

MSF trabaja en ocho provincias yemeníes: Saná, Saada, Adén, Taiz, Amrán, Al Dalea, Ib y Haya.

One Response to Otro ataque aéreo a un hospital de Médicos sin fronteras causa al menos siete muertos y diez heridos graves en Yemen

  1. sigui o no Arabia Saudí, sigui qui sigui no tenen consciencia, no son humans, l´estupidesa humana fa que el mon es converteixi per a molts en un infern

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: