11 septiembre. Fecha para muchos recuerdos

Montserrat amb Joaquin Daniel

El 11 de septiembre, es el Día Nacional de Catalunya. Los catalanes conmemoramos una derrota: la toma de Barcelona el año 1714, tras el asalto, por tropas borbónicas al mando del mariscal inglés Duque de Berwick, en aquella batalla final de la guerra europea por la sucesión a la Corona española tras 14 meses de sitio.
Todos tenemos en mente aquel nefasto día de 2001 cuando, dos aviones previamente secuestrados, impactan contras las Torres gemelas en Nueva York y las reducen a escombros. Un tercer avión secuestrado también ataca el Pentágono. Otro avión, el cuarto, se estrella en Pennsylvania tras amotinarse sus pasajeros contra los secuestradores.
Todos estábamos horrorizados siguiendo en directo, a través de la TV, tan macabras noticias: Muertes-heridos-desaparecidos suman casi tres mil seres humanos.
Las imágenes parecían una película de terror, fuego, humo, personas lanzándose al vacío, resultado de aquel luctuoso ataque islamista, el peor sufrido por EEUU desde hacía más de 200 años. El terrorismo islamista se apuntó en seguida como responsables de tan vil agresión.
En la misma fecha del año 1973 fue Augusto Pinochet quién de forma violenta acaba con la democracia y Salvador Allende, el Presidente elegido de forma democrática, aquel líder comunista elegido en las urnas, el primero en el continente americano. Allende se suicida -al menos ésta es la versión oficial-, al sentirse acorralado.
Todos admiramos su labor llevada a cabo a favor de los sencillos, a través de un gobierno socialista-democrático. La CIA no le perdona su intromisión al repartir tierras, nacionalizar los grandes negocios que estaban en manos de extranjeros. Su muerte fue el final de un sueño, el de los pobres que habían recuperado, con Allende, su libertad de hombres libres.
El 10 de septiembre de 1926 el punto de mira estaba sobre Benito Mussolini. Atentaron contra él pero, salió ileso. Sí sufrieron heridas algunos transeúntes.
Aquel atentado supuso el cierre de periódicos, disolución de los partidos políticos y organizaciones no adictas al régimen. Se restauró la pena de muerte.
También se crearon Tribunales especiales fascistas, para defender al Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: