Los Nobel que no dejaron paz. Diario Público

La concesión al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, del conocido premio ha causado cierta polémica. No es el primero: antes que él hubo otros galardonados que generaron mucho más revuelo.
El Nobel de la paz premia al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, e ignora al líder de las FARC

nobel-que-no-dejaron-paz

La concesión del premio Nobel de la Paz a Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, ha generado tanta polémica como decepción. La decisión del comité del Nobel reunido en Oslo de ignorar deliberadamente a la otra persona que firmó los acuerdos de paz, el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, es una de las razones que invitan a la suspicacia. Sin Londoño no hubiera habido acuerdos.
Hay una segunda razón: la propia trayectoria de Santos. Ahora aparece como un político conciliador, pero entre julio de 2006 hasta mayo de 2009 fue ministro de Defensa cuando en Colombia estalló el escándalo de los falsos positivos, el caso que puso al descubierto el asesinato de civiles inocentes, haciéndolos pasar como guerrilleros muertos en combate, por miembros del Ejército colombiano.
Y aún hay un tercer motivo, aunque menor: el triunfo del ‘no’ en el plebisicto celebrado en Colombia el pasado domingo ha acelerado la nominación de Santos.

La de Santos, sin embargo, no es la única nominación que ha levantado polvareda. Estas son algunas de ellas.
2012. Durao Barroso. En lo más crudo de la peor crisis económica de los útimos 80 años, causó mucha indignación que la Unión Europea se llevara el Nobel de la Paz “sus logros para “el avance de la paz y la reconciliación, así como el establecimiento de la democracia y los derechos humanos”. Ver a Durao Barroso, el anfitrión de la famosa reunión de las Azores en la que se decidió la invasión de Irak en 2003, recoger el premio provocó un bochorno generalizado.

2009. Barack Obama .Sólo tres años antes la polémica remontó por la entrega a Barack Obama del premio. Hubo mucho revuelo entonces por la decisión. El Comité del Nobel argumentó que el presidente de los Estados Unidos había hecho grandes esfuerzos por conseguir un pacto para el desarme nuclear, por impulsar el proceso de paz en Oriente Medio y fomentar la lucha contra el cambio climático, pero la sensación general fue que entregarle el Nobel de la Paz Obama era más bien una decisión política.Yaser Arafat (1994)

1994. Yaser Arafat, fue otro premiado polémico, especialmente para la derecha más conservadora, que le consideraba un terrorista. El líder palestino recibió el Nobel de la Paz en 1994 junto a Isaac Rabin y Simón Peres por los acuerdos de paz de Oslo entre israelíes y palestinos. Pero más de uno nunca perdonó a Arafat que estuviera al frente de la OLP durante una de sus etapas más violentas. Olvidaban que fue precisamente Arafat quien hizo que la OLP abandonara definitivamente las armas.

1978. Sadat y Begin. Siguiendo en Oriente próximo, la concesión de Nobel en 1978 a Mohamed Anwar Al-Sadat, entonces presidente de Egipto, y a Menajem Begin, primer ministro de Israel, por la firma de la paz entre Egipto e Israel tampoco generó unanimidad. Muchos recordaron que tanto Sadat como Begin eran militares que habían participado en varias guerras antes.

1973. Henry Kissinger. Muy sonado fue el escándalo que suscitó la entrega en 1973 del Nobel de la Paz a Henry Kissinger, el entonces secretario de Estados del Gobierno de Estados Unidos. Kissinger recibió el premio por haber firmado junto Le Duc Tho, líder vietnamita, el Acuerdo de París de 1973, destinado a lograr un cese al fuego en la guerra de Vietnam y la retirada de las fuerzas estadounidenses. Sin embargo, en el momento de la concesión, aún había hostilidades en Vietnam, y lo que es peor: acababa de producirse el sangriento golpe de Estado en Chile protagonizado por el general Augusto Pinochet e instigado por el propio Kissinger. No había absolución posible para él.
Theodore Roosevlet (1906)

Remontándonos aún más atrás en el tiempo, hubo mucho debate sobre si el entonces presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, recibiera el galardón en 1906. El Comité del Nobel puso en valor “su labor de arbitraje en el Tribunal Internacional de la Haya, donde actuó como mediador en un gran número de conflictos” y, en concreto, por su éxito de mediación para poner fin a la guerra ruso-japonesa. , pero ignoró su pasado como militar en la guerra entre España y Estados Unidos de 1898 y en la guerra de Filipinas.
Nominados polémicos

Si la lista de ganadores polémicos del Nobel de la Paz es larga, más lo es la de los nominados que no lo ganaron. Entre ellos figuran nombres que a día de hoy resultan inconcebibles, casi cómicos: Adolf Hitler Benito Mussolini o José Stalin. Sobran los comentarios.

Más aceptables aunque tampoco exentos de polémica son los nombres de otros nominados ilustres: desde Donald Trump, Angela Merkel o el suspendido y ya expresidente de la FIFA, Josep Blatter. Muchos se preguntan qué contribución hizo Blatter a la paz mundial.

Una respuesta a Los Nobel que no dejaron paz. Diario Público

  1. sembla mentida però és veritat !!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: