¿Por qué el mundo sigue a la deriva? ¿Quien lo maneja?

caminos-de-paz-libro Releyendo mi libro Caminos de Paz. 105 días a través por los 5 Continentes, con la MM me doy cuenta de que,siete años después de aquella maravillosa aventura que nos permitió entrar en las entrañas del mundo, conocer a gente que vive, muere, que necesita ayuda, poco ha cambiado. Seguimos pidiendo ayuda a les Gobiernos y magnates pero, nadie atiende a la razón. Seguimos esclavos del poder de unos pocos, casi igual que los de la Isla de Gore, que deciden sobre vidas y bienes. El domingo 29 de noviembre de 2009 llegamos a Senegal en piraguas a través del rio Senegal. Nos recordaron lo que deben ser las pateras. Viajamos a la Isla de Gore, con un ferry.La Isla de Gore, fue punto de venta de esclavos. La travesía dura unos 20 minutos. Visita guiada por esta maravillosa isla, que antaño fue punto macabro, de ahí salían los esclavos, que vendidos al mejor postor -también España los compraba- trabajarían allende el orbe. Millones de mujeres, hombres, jóvenes, niños, familias enteras que al llegar a los centros de reclusión, tenebrosas celdas separadas, hombres por un lado, otras para mujeres, otras para jóvenes, en otras los niños. Aunque la capacidad es pequeña en cada una acomodaban entre 15-20 personas encadenadas por los pies, solo se les permitía salir para ir al baño una vez por día. A los que enfermaban se les echaba al mar para ser devorados por los tiburones. Por la misma escotilla salían para ser trasladados al país de su dueño. Nunca las familias iban en el mismo paquete. Perdían su nombre y recibían el apropiado de cada país. Nunca más podrían reencontrarse. los destinos eran el mundo, no sabían a quién buscar. La crueldad fue tremenda. Los hombres debían pesar al menos 60 Kg, de lo contrario se les cebaba como animales, a mayor peso mejor precio. Los que tenían más corpulencia y fuerza eran los más deseados. Los niños y mujeres podían ser canjeados por cualquier objeto, un peine, una pinza. Las jóvenes estaban al servicio de su amo, requeridas para darles placer no importaba su edad. Las que quedaban preñadas eran felices, se les daba la libertad. Los hijos podían ser compartidos por padre y madre. Las condiciones de vida eran caóticas, las enfermedades se cebaban con los esclavos, murieron millones. La peste hizo estragos.
Además de la fortaleza donde se recuerda aquella página negra de la Humanidad, responsabilidad mundial, la mayoría de viviendas de la isla servían de alojamiento para los esclavos, cuya permanencia podía oscilar entre uno y tres meses OLYMPUS DIGITAL CAMERA .Resulta impensable que en la parte alta vivían los dirigentes con sus familias. ¿Cómo soportar la visión de aquella tragedia? Los seres humanos hemos demostrado que somos capaces de tolerar lo intolerable. Reivindicamos la dignidad para todos, en una hermosa plegaria, para los desaparecidos pero también para quienes sufren aún hoy, en sus carnes, el odio de quienes consideran que no todos los hombres somos iguales. Hay que acabar con el terror.
________________________________________
Senegal, dolor en el corazón
diciembre 2, 2009
En Dakar nos encontramos con Marco, Federica, Marisol, Amparo, Adrià -de Elx-Tienen Proyectos de colaboración con colectivos de este hermoso pero dolorido país en el que hambre y suciedad afectan a quienes venimos de países “ricos”.
Sería preciso aclarar lo de ricos, porqué riqueza, poder económico, no presupone felicidad. Ayuda a comer, insólito en Dakar. Algunos no tienen oportunidad.
Algunos miembros del EB nos sentimos enfermos, doloridos por lo que vemos, por hechos que presenciamos: suciedad inimaginable por calles y viviendas, niños bellísimos con enormes ojos que piden algo para comer, sus caritas imponen respeto, penetran en lo más hondo del alma. ¿Porque yo sí y ellos no? te preguntas en repetidas ocasiones.senegal-almuerzoQuienes deben solucionarlo no somos quienes llegamos de fuera, si podemos ayudarles en el proceso que será largo, pero que es preciso iniciar ya. Hemos hablado con muchos representantes Municipales que dicen estar al servicio de su pueblo. Deben pués con urgencia, tomar medidas que comporten higiene total. Con ellas mejorará la salud. También, falta educar a niños y padres a no ensuciar el entorno, los ríos, las casas. Deben asimismo procurar espacios donde verter los residuos. No deben ser los animales los únicos a acabar con las basuras que enturbian pueblos, ciudades, carreteras, campos.
Choca verles luego limpiamente ataviados, lindas ropas, planchadas, se diría recién estrenadas.
Otro pavor para nosotros es la escasez de comida. Si te invitan, y hay sobrante, se saca a la puerta de la calle donde montones de niños aguardan para meter sus manitas en el balde. Estremecedor. Alguien comentó que los afortunados comen una vez al día, otros ni eso. No es de extrañar que todos mendiguen, te pidan una moneda. Cuanto dolor, cuanta discriminación. Cuesta creer que el mundo es de todos. ¿Responsables? TODOS
________________________________________
Senegal Nueva York. Marchando bajo la lluvia
Salimos de Dakar a las 3 de la noche. Trámites duros, emigración, policía. NO autorizan la entrada de Pierre que debe quedarse. Pierde su vuelo a NY y otro a Canadá su próxima etapa. Veremos cómo se resuelve. Larga espera en el aeropuerto, pierdo mi tarjeta de embarque, debo pedir una copia, que amables me entregan la gente de Delta Lines. Facilidad para los controles últimos que me dejan pasar sin dificultad. Despegamos a las 3 de la madrugada -nos habíamos levantado a las 7 para viajar a la Isla de Gore- o sea que nuestra jornada se prolongaría hasta el día siguiente cuando logramos meternos en cama a las 12 de la noche, 29 horas después con un desfase horario de 5 horas menos que en Senegal. Nuestro vuelo con Delta Lines es el DL 215. Nos esperan 8’5 horas de vuelo muy movido, apenas podemos quitarnos el cinturón, las tormentas son continuas. Nos esperaba una gran comitiva encabezada por Tony y los amigos que nos acompañaran en esta ciudad estrella, la que dirige nuestras vidas desde todos los ámbitos.
ny-puente-brooklinTras hacer la entrada de hotel en el Skyline, tras 6.300 K y dejar nuestra ropa para lavar, nos entregan el Programa a seguir de inmediato. Comemos en el bus bocadillos, yo una ensalada sin aliñar, mientras nos dirigimos al puente de Brooklyn donde se iniciará una gran Marcha.
Llueve de forma escandalosa, de nada sirve la ropa ya empapada. Hace mucho frío pero, resistimos. Anoche salimos de Dakar con más de 30 grados, hoy estamos a cero. A pesar de todo cantamos, caminamos, soñamos. Nos acompaña gran multitud, unas 1.400 personas, de diferente edad, color, cultura. Muchísimos jóvenes caminan hacia la esperanza de este nuevo mundo que ellos construirán. La policía dirige nuestro camino. La gente aclama a los caminantes, algunos no entienden porque ante la inclemencia del tiempo seguimos en nuestro cometido. A lo largo de la ruta se van sumando más grupos, el puente de Brooklyn queda requisado por la Marcha, impresionante. Llegamos a la City donde nos recibió Julissa Ferreras, que agradece, en nombre del alcalde de la Ciudad de NY, nuestro caminar por el mundo. Radios y TV se interesan por nuestro Proyecto. Empapados pero llenos de buen humor esperanzado ante la magnitud que coge la MM, nos dirigimos a la Universidad por la Paz donde nos invitan a un café al que sigue un encuentro con jóvenes estudiantes.ny-con-bernard-lafayetteRegresamos al hotel para quitarnos la ropa, tomar una ducha y salir a un encuentro en la Riverside Church donde Martin Luther King solía conversar con la gente. Acto cultural, música, presentación del EB ante un selecto público, pase de vídeos, parlamentos y, discurso entrañable de Bernard Lafayette, colaborador directo de Martin Luther King. Se adhirió a la MM, magnificó nuestro teson , se refirió a la importancia de que simples ciudadanos caminaran por un tan noble propósito, la Paz y la no violencia. Cantó, clamó, caminó sobre el escenario, dijo que su corazón estaría junto al nuestro, cosa que no dudamos. Su humanidad es evidente, perceptible. Quedó a nuestra disposición, dijo que su corazón camina con el nuestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: