Pobreza extrema

gambiaTriste realidad. Hoy, Granollers, un contenedor en una zona céntrica.
Yo, estaba esperando a un nieto que acompañé al dentista.
Un joven estaba hurgando en un contenedor, recogiendo papeles y cartones que iba acomodando en su “carro”. Me pareció muy joven, con anorak y capucha bien abrigado. Tal vez debajo no tenía otra ropa.
Salí del coche, me acerqué, le pedí de donde era, apenas hablaba español. Me dijo que había llegado hacía poco, de Gambia. Que mejor le hablase en inglés. Limitado también.
Le dije que era periodista y le pedí si podía hacerle una foto mientras recogía sus cartones. Respondió que sí. Intenté decirle que no hacía falta que posara, que no pretendía sacarle la cara. Sonrió, se puso bien…
Le pregunté si tenía un móvil para enviársela, su respuesta fue que no, que no tenía nada…
Le di algo de dinero, se puso muy contento. Yo, me alejé triste…
Es preciso que actuemos sin demora. Seguro que su historia es la de tantos que vienen a nuestras ciudades esperando encontrar lo imprescindible para sobrevivir pero, muchos, no lo consiguen.
Un clamor urgente a los que gobiernan: es preciso pasear por calles y plazas, descubrir a quienes, como Ablai, así me dijo llamarse , para intentar ayudarles en lo posible, sobretodo, orientándoles en cómo sobrevivir en estas nuestras ciudades-pueblos donde escasea el trabajo.
Llega el frio y no puedo imaginar cómo se las apañaran…
Mañana puedo ser yo o, tal vez tú… Actuemos ¡ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: