Cuando la vida se va. Eduard Roigé

Mi homenaje a Eduard Roigé, amigo por el que sentiré siempre gran admiración y respeto, no solo por su teson en el trabajo, desde la maestria y el silencio, sino tambien por su manera de ser, pensar, obrar.

Aunque siempre es triste morir -piensas que es cosa de viejos que han vivido ya su vida-,  cuado quien se va no lo es porque  Eduard tenia solo 65 años y mucho que dar de su larga experiencia, tanto a lo que se refirre al trabajo que desempeñó,  peto tambien de Humanidad, don del que estaba poseído, el dolor es aun más amargo, la muerte es más dolida.

Mi condolencia a Mercedes su esposa, sé como se siente. Conozco este momento, difícil de sobrellevar. Pero la vida sigue y, es preciso reanudar el camino.

Gracias Eduard por tu amistad, por tus sabios consejos. Seguiré sintiéndote cerca, de manera especial cuando me encuentre frente a unos fogones o, delante de una buena mesa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: