El presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado que le cuesta creer que Donald Trump acuda a hoteles con prostitutas rusas, porque durante muchos años se ha relacionado con “las mujeres más bellas del mundo” y no correría a reunirse con “nuestras chicas de baja moral”.

Putin ha calificado la prostitución como un “lamentable fenómeno social” y ha asegurado que aquellos que lanzan “falsas acusaciones” contra el presidente electo de EEUU “son peores que las prostitutas y no tienen ningún límite moral”.