Inmersos en una crisis que ahoga…

No acepto que digan que nos estamos recuperándo, que la crisis acabó.

Solo hace falta pasear por cualquier pueblo o ciudad para descubrir que no es cierto, que la crisis sigue arrasando con su dalla demoledora.

Casas en venta, poca alegría no importa el lugar. Tiendas de toda la vida, importantes que desaparecen y, en su lugar, surge de un día para otro cualquier chiringuito dirigido por gente ajena de alguna cadena rara.

Abundan las panaderías aunque el pan sea “especial”, sin su sabor habitual.

La gente no compra, merodea por las tiendas, sale sin bolsa. Me encuriosea el precio de determinados objetos o ropas, increíblemente económicos pero, cuando los miras, descubrens que la tela no es tela, que la confección tiene mucho que desear.

En las grandes superficies  impresionan los carros de la compra. La gente, de forma mayoritaria no cocina, compra memeces. Comen pan con algún acompañamiento que no necesite cocción.

¿Dónde hemos llegado tras el intento de nuestros padres y abuelos de recuperar lo que ellos perdieron tras las últimas guerras?

Abundan los sintecho, sin nada que llevar a la boca de forma continuada. Llaman a la puerta, piden comida. Nos estamos deshumanizando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: