Pronunciamiento Foro Comunicación de América Latina y el Caribe

agosto 16, 2017
Defender la Paz y la Soberanía de América Latina y el Caribe contra las amenazas del gobierno de EEUU

El Foro de Comunicación para la Integración de NuestrAmérica, constituido por organizaciones sociales y redes de comunicación de América Latina y el Caribe, se suma al coro de las numerosas voces que rechazan enfáticamente las amenazas proferidas por el presidente de los Estados Unidos contra la nación venezolana.

La sola alusión a la posibilidad de una intervención militar en América Latina atenta contra el estatus de Zona de Paz alcanzado mediante avanzados esfuerzos de concertación regional en La Habana durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en 2014, y merece nuestro más absoluto repudio. En ese sentido, saludamos el generalizado –aunque no unánime- rechazo de los gobiernos de la región a las menciones sobre posibles opciones militares por parte del gobierno de EEUU contra Venezuela.

En el mismo sentido, consideramos poco grata la visita en curso del vicepresidente estadounidense Pence a Chile, Argentina, Panamá y Colombia, por tratarse de una gira lobbyista para promocionar la intensificación de los ataques contra el pueblo y el legítimo gobierno de Venezuela. Ninguna sanción, ningún bloqueo, ninguna medida de confinamiento o aislamiento diplomático es pacífica. Todas son contrarias al espíritu de diálogo y democracia que se dice promover.

Por tanto, instamos a los distintos países de la región a desechar la escalada de violencia que intenta imponer la estrategia estadounidense en su afán de recuperar el dominio hegemónico sobre los destinos de nuestra región e involucrar a nuestros pueblos en enfrentamientos estériles y dolorosos.

Como defensores de la idea de una integración regional soberana, reconocemos el enorme impulso dado por la República Bolivariana de Venezuela y en especial por el presidente Hugo Chávez, a los distintos espacios de concertación solidaria y entendemos que la actual ofensiva de EEUU -secundada por algunos gobiernos de derecha junto al deshonroso papel del secretario general de la OEA Luis Almagro – tiene por objetivo geoestratégico debilitar los puentes de solidaridad y unidad regional que encarnan el MERCOSUR, la CELAC, la UNASUR, el ALBA y PETROCARIBE.

En tanto comunicadores, señalamos la acción cómplice de los grupos de poder mediáticos  por constituirse en vehículos de información distorsionada y sesgada sobre la situación en Venezuela. Estos medios hegemónicos fomentan la estigmatización de los movimientos populares y de sus líderes, atentando directamente contra los principios más elementales de la democracia y mostrando, una vez más, la imperiosa necesidad de democratizar la comunicación en América Latina y el Caribe, hoy prisionera de extendidos monopolios privados.

Exhortamos a respetar la libre determinación del pueblo venezolano y a enhebrar los caminos de diálogo y convivencia democrática entre gobierno y oposición a través de los mecanismos de concertación soberanos como CELAC, ALBA o UNASUR.

Rechazamos enérgicamente las amenazas intervencionistas de EEUU contra Venezuela y todo bloqueo económico o diplomático a cualquier país de nuestra región. Asimismo repudiamos las sanciones unilaterales y los planes golpistas contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Reafirmamos nuestro compromiso con la paz y la libre determinación de los pueblos de América Latina y el Caribe. Y nuevamente proclamamos un categórico compromiso con la soberanía y a la integración regional.

 

FORO DE COMUNICACIÓN PARA LA INTEGRACIÓN DE NUESTRAMÉRICA


Real Madrid-Barça partido de vuelta

agosto 16, 2017

Hemos intentado mirar el partido de vuelta pero solo hemos resistido la primera mitad que ha terminado con 2-0. Sumado al resultado del Camp del Barça, son muchos los goles a superar. Yo diria que imposibles, viendo la estrategia de los azulgrana. Adormecidos, faltos de ideas.

Triste papel el del Barça, al que se ve con pocas posibilidades, demasiado lentos. No así los blancos que recuperan balones y procuran llegar a gol…

Pensando en la Liga cuesta imaginar cual será el papel que llevaran a cabo. Valverde lo tiene verde, deberá ingeniarselas para motivar a un equipo que, de momento, se ve inseguro, incapaz de reaccionar.

O Messi consigue arrastrarles con sus genialidades o, el aburrimiento está servido. Ojalá cambien y empiecen a trabajar con ilusión. A quienes nos gusta el buen futbol nos preocupa este Barça. NO nos lo merecemos.

 


Vivir, el difícil quehacer diario

agosto 16, 2017

Cuesta seguir esperanzado en un mundo que no es hostil. Faltos de trabajo, lo que implica dificultades para muchas familias en su cotidianidad: comer, vestir, respirar… No digamos ir de vacaciones porque, de forma mayoritaria, muchas familias se quedaron sin ellas.

Es, por tanto, laborioso vivir, saber que abuelos-padres-hijos tendrán lo imprescindible, en momentos en que, el cerrado por vacaciones implica muchas dificultades para quienes necesitan ayuda.

No se les ocurra ponerse enfermo, ni tener una avería de coche. ¿No podrían hacer vacaciones por turnos y no dejar desarmada a la ciudadanía?

Suerte de las manos amigas que, en tiempos revueltos, como los actuales, ayudan a que muchos, recuperen las ganas de “volver a empezar” con esperanza y amor, como dice la bella canción Beguin de beguin.


La Tierra en números rojos: el ser humano, Satán de la Tierra. Leonardo Boff

agosto 16, 2017
El día 2 de agosto de 2017 sucedió un hecho preocupante para la humanidad y para cada ser humano individualmente.
Fue el día anual de la “Sobrecarga de la Tierra” (Overshoot Day ). Es decir: fue el día en que gastamos todos los bienes y servicios naturales, básicos para sustentar la vida.  Estábamos en verde y ahora entramos en números rojos, o sea, en un cheque sin fondos. Lo que gastemos de aquí en adelante será violentamente arrancado a la Tierra para atender las indispensables demandas humanas y, lo que es peor, para mantener el nivel de consumo perdulario de los países ricos.

A este hecho se le suele llamar “Huella Ecológica de la Tierra”. Mediante ella, se mide la cantidad de tierra fértil y de mar necesarios para generar los medios de vida indispensables como agua, granos, carnes, peces, fibras, madera, energía renovable y otros más. Disponemos de 12 mil millones de hectáreas de tierra fértil (selvas, pastos, cultivos) pero necesitaríamos en realidad 20 mil millones.

¿Cómo cubrir este déficit de 8 mil millones? Chupando más y más de la Tierra… ¿pero hasta cuándo? Estamos descapitalizando lentamente a la Madre Tierra. No sabemos cuándo llegará su colapso, pero, de continuar con el nivel de consumo y desperdicio de los países opulentos, vendrá, con consecuencias nefastas para todos.

Cuando hablamos de hectáreas de tierra, no pensamos solamente en el suelo, sino en todo lo que él nos permite producir, como por ejemplo, maderas para muebles, ropas de algodón, tinturas, principios activos naturales para la medicina, minerales y otros.

En promedio cada persona necesitaría para su supervivencia 1,7 hectárea de tierra. Casi la mitad de la humanidad (43%) está por debajo de este valor, como los países donde hace estragos el hambre: Eritrea con huella ecológica de 0,4 hectáreas, Bangladesh con 0,7, Brasil, por encima de la media mundial con 2,9. El 54% de la población mundial va mucho más allá de sus necesidades, como Estados Unidos con 8,2 hectáreas, Canadá 8,2, Luxemburgo 15,8, Italia 4,6 e India 1,2.

Esta Sobrecarga Ecológica es un préstamo que estamos tomando de las generaciones futuras para nuestro uso y disfrute actuales. Pero cuando les llegue el turno a ellas, ¿en qué condiciones van a satisfacer sus necesidades de alimento, agua, fibras, granos, carnes y madera? Podrían heredar un planeta depauperado.

Tememos que nuestros descendientes, mirando hacia atrás, acaben maldiciéndonos: “ustedes no pensaron en sus hijos, nietos y biznietos; no supieron ahorrar y desarrollar un consumo sobrio y frugal para que quedase algo bueno de la Tierra para nosotros, y no sólo para nosotros, también para todos los seres vivos, que necesitan aquello que nosotros apreciamos”. Esto nos trae a la memoria las palabras del indígena Seattle: «Si todos los animales se acabasen, el ser humano moriría de soledad de espíritu, porque todo lo que sucede a los animales, le sucederá también al ser humano, pues todo está interrelacionado».

Lo que predomina en el mundo es una perversa injusticia social, cruel y despiadada: el 15% de los que viven en las regiones opulentas del Norte del planeta dispone del 75% de los bienes y servicios naturales y del 40% de la tierra fértil. Algunos millones de personas, cual perros famélicos, deben esperar las migajas que caen de las bien servidas mesas de aquéllos.

En verdad la Sobrecarga de la Tierra es el resultado del tipo de economía dilapidadora de las “bondades de la naturaleza”, como dicen los andinos, deforestando, contaminando aguas y suelos, empobreciendo ecosistemas y erosionando la biodiversidad. Estos efectos son considerados “externalidades”, que no afectan al lucro y no entran en la contabilidad empresarial. Pero afectan la vida presente y futura.

El eco-economista Ladislau Dowbor de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo, en su libro Democracia económica (Vozes 2008) resume el problema con palabras claras: «Parece bastante absurdo, pero lo esencial de la teoría económica con la cual trabajamos no considera la descapitalización del planeta. En la práctica, en economía doméstica, sería como si sobreviviésemos vendiendo los muebles, la plata de la casa… y creyésemos que con ese ingreso podríamos seguir viviendo con normalidad, y que estaríamos administrando bien nuestra casa. Estamos destruyendo el suelo, el agua, la vida en los mares, la cobertura vegetal, las reservas de petróleo, la capa de ozono, el propio clima, pero lo que contabilizamos es sólo la tasa de crecimiento» (p. 123).

Ésta es la lógica vigente de la actual economía de mercado neoliberal, irracional y suicida. De modo radical yo diría: el ser humano se está revelando como el Satán de la Tierra y no su ángel de la guarda.


Servicio de Grua extra

agosto 15, 2017

Anoche, al salir de casa de unos amigos, pasadas las veinte horas, me encontré la rueda trasera del lado derecho de mi coche reventada con un enorme clavo, pinchada del todo.

¿Qué hacer?

Nadie podía ayudarme, miré si mi rueda de recambio estaba correcta y, llamé al Seguro de Asistencia que tengo con Alliance. Creo que la Sede desde la cual responden está en Madrid. Tuve que deletrear el nombre de la calle, que es catalán y, con gran amabilidad me han dicho que en unos 30/40 minutos mi problema estaria resuelto.

No llegó a tanto la espera cuando apareció una Grua con un chófer joven, amable, de la Compañía Grúas Saúl Torres. Sacó la rueda de recambio de mi maletero, las herramientas y “el gato” para levantar la rueda pinchada y sacarla. Sin prisas, pero con mucha diligencia, sacó la rueda dañada y colocó de forma pertinente: la de recambio.

La colocó con rapidez, comprobó que estaba como debería, y de nuevo bajó la rueda con el “gato”, que guardó a continuación en su lugar pertinente del maletero.

Quiero agradecer y darle las gracias a la persona que hizo bien su trabajo, que me permitió regresar a casa. Lo malo es que, hoy domingo 15 de agosto, nadie trabaja y me quedaré sin rueda hasta mañana miércoles.

Tenia cita para almorzar con una hija y una nieta que se llaman Maria y su família pero, no lo he considerado oportuno. Hacía años que no sufría un pinchazo y tal vez tardará en llegar otro. ¡ Ojalá! He decidido no tentar a la suerte, no moverme en demasía.

Desde estas líneas GRACIAS, al joven que me ayudó y me cambió la rueda. Me complace corroborar que son muchas las personas que trabajan con ilusión, como en el caso de hoy, para ayudar a quienes tenemos algun percance. También a Alliance por su diligencia en solucionar el tema.

Buena gente hayla pero, en demasiadas ocasiones, son demasiados los que prefieren recordar los trapos sucios de todos, no su generosidad.

Yo les digo ¡Gracias! a todos por su amabilidad.


La “democracia” de los sinvergüenzas. Leonardo Boff

agosto 14, 2017
camara_dos_deputados.jpg

Foto: Mídia Ninja

Es difícil quedarse callado después de haber presenciado la funesta y desvergonzada sesión de la Cámara de los Diputados que votó contra la admisión de un proceso del STF contra el presidente Temer por crimen de corrupción pasiva.

Lo que la sesión mostró fue la real naturaleza de nuestra democracia que se niega a sí misma. Si la medimos por los predicados mínimos de toda democracia que son: el respeto a la soberanía popular, la observancia de los derechos fundamentales del ciudadano, la búsqueda de una equidad mínima en la sociedad, la incentivación a la participación, el bien común, además de una ética pública reconocible, ella se presenta como una farsa y la negación de sí misma.

Ni siquiera es una democracia de bajísima intensidad. Esta vez se reveló, con nobles excepciones, como una cueva de gente denunciada por crímenes, de corruptos y ladrones a la orilla del camino para asaltar los centavos de los ciudadanos.

¿Cómo iban a votar a favor de la apertura de un juicio al presidente por el Supremo Tribunal Federal si cerca del 40% de los diputados actuales hacen frente a varios tipos de procesos ante la Corte Suprema? Existe siempre una conspiración secreta entre los criminales o acusados como tales, al estilo de las famiglie de la mafia.

Nunca en mi ya larga y cansada existencia oí que algún candidato vendiese su sitio o se deshiciese de alguno de sus bienes para financiar su campaña, sino que recurrió siempre a empresarios y a otros adinerados para financiar su millonaria elección. La caja 2 se naturalizó y las propinas fabulosas fueron creciendo de campaña en campaña a medida que aumentaban los intercambios de beneficios.

Esta vez, el palacio de Planalto se transformó en la cueva principal del gran Alí-Babá que distribuía bienes a cielo abierto, prometía subsidios por millones e incluso ofrecía otros beneficios para comprar votos a su favor. Este solo hecho merecería una investigación de corrupción abierta y escandalosa a los ojos de los que guardan un mínimo de ética y de decencia, especialmente de la gente del pueblo que se quedó profundamente horrorizada y avergonzada.

Efectivamente, ningún brasilero merecía tanta humillación hasta el punto de que tantos sintieran vergüenza de ser brasileros.

Los parlamentarios, incluidos los senadores, representan antes los intereses corporativos de los que financiaron sus campañas que a los ciudadanos que los eligieron.

Hemos tenido ya suficiente distancia temporal como para poder percibir con claridad el sentido del golpe parlamentario dado con la complicidad de parte del estamento judicial y con apoyo masivo de los medios de comunicación empresariales: desmontar los avances sociales en favor de la población más pobre, que fue siempre, desde la colonia, al decir del mayor historiador mulato Capistrano de Abreu: «castrada y recastrada, sangrada y desangrada». Y también el de alinear a Brasil con la lógica imperial de los USA en lugar de tener una política externa «activa y altiva».

Las clases oligárquicas (Jessé Souza, ex-presidente exonerado del IPEA por el actual presidente, nos da el número exacto: 71.440 supermillonarios, cuya renta mensual, generalmente por la financierización de la economía, alcanza los 600 mil reales por mes), nunca aceptaron que alguien venido de abajo y representante de los supervivientes de la tribulación histórica de los hijos e hijas de la pobreza, llegase a ocupar el centro del poder. Se asustaron al verlos presentes en los aeropuertos y en los centros comerciales, lugares de su exclusividad. Debían ser devueltos al lugar de donde nunca deberían haber salido: la periferia y la favela. No sólo los quieren lejos, van más allá: los odian, los humillan y difunden este inhumano sentimiento por todos los medios. El pueblo no es el que odia, lo confirma Jessé Souza, sino los adinerados que los explotan y con tristeza y por obligación legal les pagan sus miserables salarios. ¿Por qué pagarles, si pueden trabajar siempre gratis como antiguamente?

Historiadores de la talla de José Honorio Rodrigues, entre otros, han mostrado que siempre que los descendientes y actualizadores de la Casa Grande perciben políticas sociales transformadoras de las condiciones de vida de los pobres y marginados, dan un golpe de estado por miedo a perder su nivel escandaloso de acumulación, considerado uno de los más altos del mundo. No defienden derechos para todos, sino privilegios de algunos, es decir, los de ellos. El actual golpe obedece a esta misma lógica.

Hay mucho desaliento y tristeza en el país. Pero este padecimiento no será en vano. Es una noche que nos va a traer una aurora de esperanza de que vamos a superar esta crisis rumbo a una sociedad –en palabras de Paulo Freire– «menos malvada», y donde «no sea tan difícil el amor».


Atención, ¡un bufón comanda el imperio! Emir Sader

agosto 14, 2017
 EEUU siempre han tenido el temor de no lograr mantener dos guerras a la vez. En el entusiasmo del consenso logrado para invadir y destruir a Afganistán – chivo expiatorio de los atentados a las Torres Gemelas, para librar de responsabilidades a Arabia Saudita, su aliado carnal -, el gobierno norteamericano se lanzó, en ese momento solo con el apoyo de Gran Bretagna, a invadir y a destruir el país de la mas antigua civilización del mundo – Iraq. Década y media después, todavía están por allá. No han logrado salir de ninguno de los dos países, a pesar de haberlos destruido.

Ahora, con el intervalo de pocos días, Donald Trump, que dirige el imperio por twitter, dio dos declaraciones bomba, bien a su estilo. Dijo que Corea del Norte será víctima del mas fenomenal ataque que el mundo haya conocido y, no contento con ello, de que encaraba la posibilidad de una solución militar, de invasión de Venezuela.

Agencia Reuters dijo que hay una vía de comunicación directa, secreta entre Corea del Norte y los EEUU, una especie de teléfono rojo o amarillo. New York Times alineó las razones por las cuales EEUU no se metería con Venezuela: pérdida de ganancias de empresas norte-americanas del petróleo, costo caro de importar petróleo de otros países mas lejanos, además de las reacciones, que sucitarían mas apoyo al gobierno venezolano.

Pero Trump ya ha jugado con apretar el botón de guerra, bombardeando a Siria y a Afganistán, le gusto y tuvo apoyos dentro y fuera de EEUU, después de la operación en los medios sobre las crueldades que el gobierno de Assad habría cometido y que llevaron a Trump casi a las lágrimas. No fue necesario nada de ello para que tirara la mas potente bomba disparada hasta hoy en contra de un país, en Afganistán.

Racionalmente nadie tomaría en serio a los EEUU, metido todavía en Afganistán y en Iraq, además de Siria, metiéndose a destruir a Corea del Norte e invadiendo a Venezuela, a la vez. Pero el hecho de ser el presidente con menor apoyo en los primeros seis meses de gobierno, puede incitar a Trump a montar operaciones mediáticas – como la que él hizo sobre Siria, yendo a las lágrimas con la exhibición de escenas de crueldad atribuidas al gobierno de Assad – para justificar alguna operación que, cree él, pueda aumentar su apoyo interno y mostrar al mundo que él está todavía en el comando del mundo.

Después de tantas barbaridades que Trump ha hecho y ha dicho, ya hay gente que no duda que se pueda meter en alguna nueva aventura nuclear en contra de Corea del Norte. Y que pueda querer “dar una leccion” en Venezuela, valiéndose del clima favorable en el continente, antes que pueda mudar, por ejemplo, con un eventual retorno de un gobierno hostil en Brasil.

Lo cierto es que un bufón, un boquirroto está en el comando del imperio y tiene el botón nuclear al alcance de su dedo y de su twitter. Esa es la contribución de EEUU hoy a restablecimiento de la paz mundial. Solución que no resultó en Siria y tampoco ha logrado ser puesta en práctica en contra de Irán. Rusia salió fortalecida, como la gran adversaria del llamado Estado Islámico, y promotora de soluciones que superen la crisis de Siria. Todo ha resultado mal para EEUU allá. Además de que la incomodidad de las relaciones estrechas con Arabia Saudita implican y el desgaste, por ser el país promotor de apoyo al Estado Islámico, agente mas importante del terrorismo en Medio Oriente y en otros lugares del mundo.

Las amenazas de la derecha de que la Venezuela está en todos los países, como lo hace Macri frente a los reveses electorales, no tiene asidero en la realidad. Pero una locura de Trump en contra de Venezuela va a tener consecuencias, que se extenderán por todo el continente. Hasta la misma OEA se vio obligada a condenar las declaraciones de Trump, lo mismo que hizo Vicente Fox.

Una locura de Trumpo en contra de Corea del Norte no podría sino tener efectos graves, con respuestas hacia Corea del Sur, además de que lo que quede de los países se volverían ingobernables. En Venezuela promovería un nuevo aislamiento grave de EEUU en América Latina. Y tampoco es seguro que los norteamericanos todavía apoyen locuras de ese tipo, después de los fracasos y los desgastes en Afganistán, Iraq y Siria.

Pero es bueno saber que un bufón está en el comando del imperio y todo de malo puede ocurrir a partir de esa situación. Incluso la crisis final de la hegemonía imperial norteamericana en el mundo.


A %d blogueros les gusta esto: