L’Ametlla del Vallès. 12h del /17/10/2017

octubre 17, 2017

Un centenar de veïns del nostre poble, preocupats i enfadats per l’empresonament dels nostres estimats Jordi Sánchez President de l’ANC Assemblea Nacional de Catalunya i de Jordi Cuixart President d’Òmnium Cultural, titllats de Sediciosos, hem decidit sortir al carrer, molts, davant les portes de casa seva, altres hem optat per anar a la Plaça de l’Ajuntament on l’alcalde Andreu González ha llegit un Manifest, el mateix que s’ha llegit a tots els Municipis:

De rebuig, pels càrrecs que s’imposen als nostres companys, per la gravetat d’engegar una guerra inútil, sobre tot quan no hi ha enemic. Simplement hi ha l’afany de domini sobre Catalunya del Govern del PP presidit per Mariano Rajoy, secundat pel PSOE amb Pedro Sánchez al capdavant i per Ciudadanos, encapçalat per Albert Rivera.

Mai acceptaria que, per sortir a tots els mitjans, hagués de perdre l’honra i l’orgull de ser persona, com fan ells.

Seguirem fent camí amb el somriure als llavis, clamant pels nostres amics empresonats, tractats com si fossin escòria.

NO a les forces d’ocupació. Guanyarem la Democràcia!

 


Un centenar de vecinos de nuestro pueblo, preocupados y enfadados por el ingreso en prisión de nuestros queridos Jordi Sánchez Presidente de la Asamblea Nacional de Catalunya ANC y Jordi Cuixart, Presidente de Òmnium Cultura tildados de Sediciosos, hemos decidido salir a la calle a las 12 h del mediodía,  muchos, ante las puertas de sus casas, otros hemos optado ir a la Plaza del Ayuntamiento donde el alcalde Andreu González ha leído un Manifiesto, el mismo que se ha leído en todos los Municipios:

De protesta por los cargos de sedición que se imponen a nuestros compañeros, por la gravedad de iniciar una guerra inútil, sobre todo cuando no existe enemigo, simplemente el afán de dominio del Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy, secundado por el PSOE con Pedro Sánchez al frente y, por Ciudadanos, con el liderazgo de Albert Rivera. NO me gustaría que, para salir en las fotos de todos los medios, tuviera que perder mi honor y, el orgullo de ser persona, cual hacen ellos.

Seguiremos nuestro camino con la sonrisa en los labios, clamando por nuestros amigos retenidos en prisión, tratados como si fuesen escoria.

NO a las fuerzas de ocupación. ¡Ganaremos la Democracia!

 


Adolfo Pérez Esquivel Nobel de la Paz 1980.

octubre 17, 2017

Mensaje recibido la pasada noche del amigo Adolfo, dirigida a Arcadi Oliveras y a mi. Gracias Adolfo, espero que tu Mensaje sea ecuchado y atendido por el Gobierno de España, el que maneja este delicado tema que nos mantiene en vilo.

 

Queridos Monserrat y Arcadi

Un abrazo solidario y les acompañamos en la situación que vive el pueblo catalán, con mucha preocupación frente a la cerrazón de no respetar el derecho del pueblo Catalán a su autodeterminación por el gobierno de España.

Todo pueblo tiene derecho a su autodeterminación, a ser dueño de su propia vida y constructores de su propia historia.

Esto no es una opinión personal, está en la Declaración de los Derechos Humanos, como Derecho de los pueblos, aprobado en el año 1993 en Viena, en la II Conferencia Mundial de DDHH. convocada por las Naciones Unidas, donde se aprobó el derecho de Autodeterminación de los Pueblos, a la Soberanía, al medio ambiente y  el Desarrollo, que el Estado Español tiene que respetar.

 Hacemos un llamado al diálogo y resolución de los conflictos como derecho del pueblo catalán, sin recurrir a la violencia. El gobierno Español no puede imponer un ultimato a Cataluña, lo que provocaría la violencia y no la solución del problema.

El pueblo y gobierno de Cataluña abrieron un espacio para encontrar el camino de diálogo adecuado, sin violencia para resolver el camino hacia su independencia.

Sabemos las dificultades de la determinación asumida por el pueblo catalán, pero también de su decisión que se fue construyendo a través del tiempo.

El gobierno español debe escuchar la voz del pueblo y encontrar los caminos comunes de respeto mutuo.

La Paz no es la ausencia del conflicto, se construye respetándose en la diversidad y convivencia entre las personas y los pueblos;  les deseamos mucha fuerza y esperanza.

 

Buenos Aires, 16-10-17

 

 


Jordi Sánchez i Jordi Cuixart encarcelados por: Sedición

octubre 16, 2017

La prisión de Soto del Real tiene a partir de esta noche a dos bravos Sediciosos: Jordi Sánchez Presidente de la ANC Asamblea Nacional de Catalunya y a Jordi Cuixart Presidente de Òmnium Cultural. Vergonzante.

A falta de dialogo que el Gobierno que preside Rajoy se ha negado a mantener, el Presidente aprovecha la cita para declarar de los dos catalanes que le quitan el sueño para, encarcelarlos en Soto del Real. No tiene palabras para cursar la detención, utiliza la única fuerza posible la que proclama Sedición como su predilecta.

¿Su pecado?

Instar a la Rebelión pasiva cual hiciera Gandhi contra los que ultrajaban a su país y a su gente. A los que no tienen argumentos y solo atienden la economía, la fuerza del capital único señor de su Universo. Quienes no piensan-actúan cual ellos, hay que sacarlos del contexto, molestan

El mundo tiene hace días puesta su mirada en Madrid, hoy de manera especial pero, no por quienes allí moran sino porqué:

Hoy, lunes 16 de Octubre de 2017, es una fecha que formará parte de nuestra Historia, la que “secuestró de nuevo la Democracia y quiere recuperar la Dictadura”.

¿Presos políticos? Increíble en el mundo del SXXI avanzado. Son ellos, los que gobiernan España los que han perdido la Democracia, buscando dinero y poder…

Esperemos reacciones de los políticos que acompañan a Rajoy, los Socialistas de Pedro Sánchez y los Ciudadanos de Albert Rivera. Siento vergüenza ajena pero también propia. Por haber confiado en algunos de ellos.

¿Qué nos espera mañana?

Esta noche hemos hecho sonar cazuelas en las puertas de nuestras casas. Mañana saldremos a calles y plazas con el mayor respeto del mundo, como sabemos hacer en Catalunya.

¿Qué puede suceder? Confiamos en la buena gente que, desde hace unas semanas se aloja medio escondida en Barcelona, vestida de uniforme. Nos han conocido, saben cómo actuamos sin hacer daño a nadie. Les daremos un gran abrazo dolorido, por la desfachatez de quienes les dirigen, sus “Jefes”

 


Fuego que mata…¡Castigo a los culpables!

octubre 16, 2017

Se dice que el fuego lo purifica todo pero, cuando ves las atrocidades que produce, la frase me parece aterradora, pura patraña.

Fuego además provocado, tal vez con ánimos de “limpiar” vayan ustedes a descubrir qué…. Es importante encontrar a los autores y castigarles con severidad. Primero el fuego azotó de forma tremenda a EEUU, ahora Galicia y Portugal. Muchas muertes, muchos daños, alguos irreparables. Viviendas destruidas por doquier. Tragedia que sigue sin dar por terminada.

Me  horroriza el desenfado con que el presidente Trump habla del Cambio Climático que, no dudo nos está azotando. Según él,  pura mentira.

Antes teníamos unas Estaciones marcadas que se iban produciendo con regularidad, cosa que ahora no sucede. No llueve cuando debería hacerlo. El Ártico se derrite. Suben las temperatura.  Escasea el agua. El aire se hace irrespirable.

¿Resultado?

Los bosques se llenan de maleza, algunos son enormes y, quienes deberían preocuparse de limpiarlos No lo hacen.

Malas comunicaciones, dificultades para llegar a determinados lugares como se ha comprobado en los últimos incendios con peligro de vida para los bomberos y voluntarios que, a pesar de todo, no ceden al miedo.

¡Castigo para los responsables de tanta maldad!


Urgente: un nuevo concepto de seguridad. Federico Mayor Zaragoza

octubre 16, 2017

El día 29 de agosto de 2016 publiqué este artículo en el Blog, que hoy vuelvo a reproducir:

(A propósito de los múltiples incendios en Galicia, la isla de La Palma, California,…, terremotos de Italia y Birmania y muchas otras catástrofes)

Los grandes poderes actuales siguen pensando que la fuerza militar es la única expresión y referencia de “seguridad”. Gravísimo error, costosísimo error que se ocupa exclusivamente de los aspectos bélicos y deja totalmente desasistidos otros múltiples aspectos de la seguridad “humana”, que es, en cualquier caso, lo que realmente interesa.

Cuando observamos los arsenales colmados de cohetes, bombas, aviones y barcos de guerra, submarinos… y volvemos la vista hacia los miles de seres humanos que mueren de hambre cada día, y hacia los que viven en condiciones de extrema pobreza sin acceso a los servicios de salud adecuados… y contemplamos consternados el deterioro progresivo de las condiciones de habitabilidad de la Tierra, conscientes de que debemos actuar sin dilación porque se está llegando a puntos de no retorno en cuestiones esenciales del legado intergeneracional.

Cuando nos apercibimos de la dramática diferencia entre los medios dedicados a potenciales enfrentamientos y los disponibles para hacer frente a recurrentes catástrofes naturales (incendios, inundaciones, terremotos, tsunamis,…) constatamos, con espanto, que el concepto de “seguridad” que siguen promoviendo los grandes productores de armamento es no sólo anacrónico sino altamente perjudicial para la humanidad en su conjunto, y que se precisa, sin demora, la adopción de un nuevo concepto de “seguridad”, bajo la vigilancia atenta e implicación directa de las Naciones Unidas.

¿Quién se acuerda de Haití? ¿Y de Ecuador? Cuando admiramos la heroica actuación de unos expertos bomberos y unos cuantos helicópteros y avioncitos en La Palma… y recordamos la “plenitud” del F-16 y F-18, y los misiles y escudos anti-misiles, y los portaaviones, y las naves espaciales… cuando seguimos las acciones admirables que llevan a cabo tanta gente y voluntarios para rescatar a algunas personas todavía vivas después de un terrible seísmo, sentimos el deber ineludible de alzar la voz y proclamar, como ciudadanos del mundo, que no seguiremos tolerando los inmensos daños, con frecuencia mortales, que sufren por tantas otras modalidades de “inseguridad” quienes -una gran mayoría- no se hallan protegidos por los efectivos militares.

La seguridad alimentaria, acceso a agua potable, servicios de salud, rápida, coordinada y eficaz acción frente a las situaciones de emergencia… es -ésta y no otra- la seguridad que “Nosotros, los pueblos…” anhelamos y merecemos.

Repito hoy este escrito porque creo que es esencial que la seguridad se entienda a partir de ahora de distinta manera: no sólo con la defensa de territorios y fronteras, no sólo con ejércitos y costosísimos artificios bélicos sino con la debida atención a las necesidades básicas de la población y, en la medida de lo posible, hacer frente a las catástrofes naturales o provocadas con todos los medios tecnológicos y personales que sean necesarios.

 


Che Guevara, apóstol de los oprimidos. Salim Lamrani

octubre 16, 2017

            El cincuentenario del asesinato del Che en Bolivia el 9 de octubre de 1967 ofrece la ocasión de evocar la trayectoria del revolucionario cubano-argentino que dedicó su vida a defender a los humillados.

¿Cuál fue el papel del Che Guevara en la Revolución Cubana?

El Che era uno de los principales dirigentes del Ejército Rebelde, después de Fidel Castro que era el líder indiscutible e indiscutido del Movimiento 26 de Julio y la figura más emblemática de la Revolución Cubana. Ocupaba el mismo rango que Raúl Castro, Camilo Cienfuegos, Ramiro Valdés y Juan Almeida, entre otros, pero era quien tenía la mayor afinidad intelectual con Fidel Castro.

Tenía una valentía extraordinaria, al límite de la temeridad, y sentía un desprecio soberano por el peligro. Su prestigio se extendió rápidamente entre las tropas combatientes y los simpatizantes del Movimiento en la isla. Se sabía que un argentino, con un acento raro, estaba combatiendo al lado de Fidel y su compromiso suscitaba la admiración del pueblo cubano. No era tan conocido en el mundo como Fidel Castro pero su rostro ya había aparecido reiteradas veces en la prensa internacional, particularmente estadounidense. 

Guevara fue el primero en ser nombrado Comandante, mucho antes que Raúl Castro, por sus cualidades excepcionales de combatiente, de estratega astuto y su don natural de liderazgo. El Che era argentino de nacimiento y decidió integrarse en el movimiento revolucionario cubano para liberar a Cuba de la dictadura militar de Fulgencio Batista, pero sobre todo de la tutela hegemónica de Estados Unidos. Tenía conciencia de que arriesgaba su vida cada instante, por los peligros de una guerra de guerrilla contra un enemigo numéricamente superior. Sobresalió rápidamente entre el grupo de 82 insurgentes demostrando una valentía a toda prueba. Cada vez que se presentaba una misión peligrosa era el primer voluntario. Naturalmente conquistó el corazón y el respeto de sus compañeros, admirados de ver a un extranjero arriesgar la vida por una patria que no era la suya.

Fidel Castro discernió las virtudes extraordinarias del Che y decidió promoverlo al grado de comandante. El argentino se enteró de su promoción del siguiente modo: el 21 de julio de 1957, Fidel Castro encargó a su hermano Raúl la redacción de una carta a Frank País, líder del Movimiento 26 de Julio en la provincia de Santiago de Cuba, en nombre del grupo. Cuando puso el nombre el Che entre los firmantes, Raúl le preguntó a su hermano qué grado poner para el Che. La respuesta fue la siguiente: “Ponle comandante”.   

 

      Hay una anécdota muy reveladora sobre el estado anímico del Che. La expedición desde México hasta Cuba duró siete días y no cinco. En vez de llegar a Cuba el 30 de noviembre, el barco Granma tocó las costas cubanas el 2 de diciembre de 1956. En Santiago, ciudad al este de Cuba, ocurrió un levantamiento para celebrar y apoyar el desembarco. No obstante, el ejército, al tanto de la inminente llegada de los revolucionarios, esperaba el desembarco de la expedición. Por otra parte, además de la extenuante travesía, los guerrilleros desembarcaron en la zona pantanosa de Las Coloradas y el recorrido desde el barco hasta tierra firme fue un calvario.

      Además, apenas unos minutos después de su llegada, mientras se encontraban en un estado de agotamiento total, la aviación militar localizó a los insurrectos y los rodearon los soldados de la dictadura. La tropa tuvo que dispersarse. El Che, en esta vorágine, se encontró en posesión de dos mochilas, una con municiones y otra con medicamentos. Le era físicamente imposible cargar ambas mientras lo perseguía el ejército. Optó entonces por la mochila de municiones pues consideró que era revolucionario antes que médico.

            La columna del Che se creó con su ascenso a comandante. El único batallón existente era el de Fidel Castro y llevaba el nombre de “Columna 1”. Lógicamente habría tenido que llevar el nombre de “Columna 2”, pero para engañar al enemigo sobre el tamaño de las fuerzas revolucionarias, Fidel Castro decidió llamarla “Columna 4”.

            Luego el Che se encargó del “Pelotón Suicida”, que se componía de los combatientes más aguerridos y cuyo papel era llevar a cabo las misiones más peligrosas. Por la excesiva temeridad del Che, Fidel decidió confiarle la responsabilidad del grupo con la condición de que no participara en ese tipo de operaciones, concentrándose en las tareas estratégicas, tácticas y organizativas.

            El líder de la Revolución Cubana sabía que el país necesitaría semejante cuadro y era vital preservarlo. En cada misión, uno o varios combatientes perdían la vida, de ahí el nombre de “Pelotón Suicida”. En su diario, el Che cuenta una situación insólita y recurrente: Cada vez que un miembro del Pelotón Suicida perdía la vida, se designaba a otro para sustituirlo. Y cada vez asistía a escenas en las que jóvenes combatientes lloraban, decepcionados por el hecho de no haber tenido el honor de integrarse al grupo y mostrar así su valentía.  

           El Che era implacable con los violadores, los verdugos, los traidores y los asesinos, y la justicia revolucionaria era expeditiva. En cambio, era cuestión de honor para él preservar la vida de los prisioneros y curar a los heridos del campo enemigo. Había dos razones para ello. La primera era de orden moral y ético: la vida de un prisionero era sagrada y había que protegerla. La segunda era de orden político: mientras que el ejército batistiano llevaba una guerra sin cuartel, torturando y asesinando a los prisioneros de guerra, el Ejército Rebelde mostraba su diferencia con una conducta intachable.

Al inicio del proceso revolucionario ningún soldado se rendía pues todos estaban persuadidos de que serían ejecutados por los rebeldes. Al final de la guerra insurreccional los soldados de Batista, cuando se enteraron de la conducta noble de los alzados, se rendían en masa cuando se hallaban rodeados por los revolucionarios, pues sabían que salvarían la vida.

Una anécdota ilustra el comportamiento del Che al respecto: Después de un combate con el ejército, un rebelde remato a un soldado herido sin dejarle tiempo para que se rindiera. Ese rebelde había perdido a toda la familia tras un bombardeo. El Che se puso rojo de ira diciéndole que su conducta era indigna del Ejército Rebelde, que se debía preservar la vida de los soldados cuando era posible y que jamás se debía disparar sobre un herido. Al escuchar esas palabras, otro soldado, también herido, que se había escondido debajo de un árbol, se señaló gritando ¡“No disparen!”. Lo curaron los rebeldes y cada vez que aparecía un guerrillero, levantaba los brazos y gritaba «¡El Che dijo que no se mataba a los prisioneros!”

            El Che era un jefe con una autoridad natural y un gran prestigio, conquistado en el campo de batalla. Era muy exigente y tenía una firmeza a toda prueba, pero siempre predicaba con el ejemplo y no sólo con palabras. Era intransigente con los principios y odiaba el ventajismo y los privilegios. En las montañas de la Sierra Maestra, cuando un cocinero quiso buscarse los favores del Che llenándole el plato de comida más que el de los demás combatientes, suscitó la ira del Che, que le dijo de todo. Era igualitario y deseaba ser tratado como los demás compañeros. De esa actitud ejemplar nace su prestigio y la admiración del pueblo cubano por él. Era duro y seco, pero justo y recto.

          El Che se definía como marxista-leninista. Ya tenía una formación teórica sólida antes de integrarse al movimiento revolucionario cubano. De su experiencia en Guatemala, descubrió hasta qué punto la hegemonía económica estadounidense estrangulaba a América Latina y constituía un obstáculo para todo proceso de transformación social. La situación cubana, donde los sectores estratégicos de la economía cubana se encontraban en manos de las multinacionales estadounidenses, le permitió tomar conciencia de que la lucha por la libertad, la igualdad y la justicia era también una lucha contra el imperialismo estadounidense. Estaba absolutamente convencido de que el Estado debía tomar el control de los recursos estratégicos del país, proceder a una amplia reforma agraria, diversificar la economía, multiplicar los socios comerciales para emanciparse de la dependencia del poderoso vecino, universalizar el acceso a la educación, la salud, la cultura, el deporte y brindar un apoyo indefectible a los pueblos en lucha por su dignidad.


Venezuela / Arrolló el chavismo: hay que festejar pero que nadie baje la guardia. Carlos Aznárez

octubre 16, 2017

El chavismo vuelve a ganar como el pasado 30 de julio, y gana por varias razones indiscutibles. La primera porque las elecciones se dieron en un marco de absoluta paz, sin ningún tipo de incidentes.  Segundo porque el voto fue masivo, el bravo pueblo salió otra vez a votar con todo, como el pasado 30 de julio para la Constituyente. En un país donde el voto no es obligatorio salieron a cumplir con su mandato democrática el 61,4% de los votantes. El resultado oficial es implacable para quienes apostaron a la desaparición del chavismo: 17 gobernaciones sobre 22 quedaron para el PSUV. Y puede sumarse una más en las próximas horas, si se consolida el triunfo en el Estado Bolívar.

Además, para mayor escarnio de los que hasta hace pocos días apostaban a la violencia, el chavismo se impuso en Miranda, generando allí una victoria estratégica.

Esto  no es un milagro, sino que es la mejor demostración de conciencia cívica e ideología revolucionaria que posee el pueblo de Chávez y de Maduro, esas mujeres y hombres que derrotaron a la violencia con su movilización en las calles y a través de las urnas. La democracia participativa es para ellos y ellas un arma invencible, y la han sabido usar de la misma manera que en los momentos más duros, siguieron construyendo Revolución.

La oposición ha quedado otra vez sin discurso y por más que sus padrinos Trump, Luis Almagro y la Unión Europea cacareen y amenacen, la verdad es la única realidad. No hay nada que pueda quebrar la dignidad y la valentía del pueblo venezolano que hoy,otra vez, ha arrollado al fascismo encubierto detrás de la MUD y sus orientadores internacionales.

Festejar la victoria pero no minimizar al enemigo

Derrotada nuevamente en el ámbito local, ahora a la oposición sólo le queda recostarse en la agresión internacional que se seguirá gestando, sin duda, con Estados Unidos como ariete fundamental. Por un lado, insistiendo en la idea de la intervención directa, y para ello podrían estar pensando en gestar lo que Almagro puso en práctica días atrás con la idea del “gobierno paralelo”. No es extraño que intenten lo que en otro momento trataron de hacer en la llamada “media luna” boliviana y que Evo Morales supo derrotar. En esta ocasión, no es de extraár que el Imperio trate de aprovechar la victoria de la oposición en los estados fronterizos, como Zulia, Táchira y Mérida, para imaginar allí una base de aterrizaje intervencionista.

En ese marco, los medios hegemónicos, que en los últimos días invisibilizaron la elección, ahora ya están cantando “fraude” y seguramente en los próximos días calentarán el ambiente nuevamente con el retorcido argumento que “la dictadura de Maduro” se ha “inventado” un triunfo que no es tal. El nivel de infamia que destilan estos medios no sorprende, pero frente a cada una de estas maniobras se volverá a levantar, sin dudas, el muro inexpugnable del pueblo bolivariano. El mismo que lanzó su grito de “no pasarán” el 30 de julio y que este 15 de octubre lo ha reafirmado plenamente.

A festejar entonces, en Venezuela y en la Patria Grande, pero a no bajar la guardia ni un tantito así, como diría el Che. Ya que el enemigo que se enfrenta es el mismo del que ya nos advirtieran Martí, Bolívar, Fidel y Chávez.


A %d blogueros les gusta esto: