La Ley del Silencio

Pelicula de del año 1954 de EEUU, que me marcó, escrita por Budd Schulberg, dirigida por Elia Kazan, interpretada por grandísimos artistas Marlon Brando-Eva Marie Saint-Karl Malden-Lee J. Cobb-Rod Steiger  entre los principales, sobre la vida de los estibadores de los muelles neoyorquinos controlada por un mafioso llamado Johnny Friendly. Marlon Brando era Terry Malloy, un exboxeador que trabaja para él, testigo y autor indirecto de algunas de sus fechorías.  Conoce a Edie Doyle, hermana de una de las víctimas. En aquel momento se produce una profunda transformación moral en su vida que lo lleva a arrepentirse de su vida pasada. A través de Edie conoce al padre Barrie, quien le anima para que acuda a los tribunales y cuente todo lo que sabe para romper la ley del Silencio.

¿Por qué este preámbulo? Fue para mi un despertar a la vida real, un pensar que me ha acompañado siempre. Cuantos silenciosos para No perder la vida, el trabajo, los parabienes de una Sociedad que esconde la inmundicia de los poderosos, los que ostentan el poder que les otorga el dinero que supone aquella mal llamada “patente de corso”, lo pueden todo. Debajo suyo se encuentran sus súbditos, aquellos que, con el fruto de su trabajo les hacen grandes mientras que, atemorizados, aceptan no importa qué …

¿Cuanto años tiene aquella película? ¿Qué ha cambiado?

Tenemos acceso a la Información, sabemos lo que ocurre en cualquier lugar del Planeta: guerras, muertes, silencios.

Miseria, Hambre, Odios, Refugiados, Mentiras latentes que, quienes pueden desmentir NO lo hacen so pena de perder demasiadas prevendas. Acabamos con la vida sobre la tierra si no le ponemos remedio ya porqué, quienes pueden decidir al respecto como Trump y su gobierno NO lo hacen. Políticos en sus cargos a por vida, no importa el precio de adulaciones e irrespetos. Seguimos callados, con la ley del Silencio imponiéndose en nuestras vidas a por Vida…

Mientras personas que como Bea Talegon opinan respecto lo que ven-escuchan- son amenazadas de muerte si no vuelven al redil, al Silencio cual corderos, y dejan de opinar-ver respecto a este mundo que nos ha tocado vivir y que NO hemos sido capaces de modificar a favor de TODOS. Estoy contigo. Nunca nos acallaran por opinar respecto a lo que sucede y vemos.

Es triste que a pesar de las grandes innovaciones, los grandes conocimientos, los avances en ciéncia-tecnología no podamos decir aquello que dicen los niños cuando estan hartos de ser obligados a algo que no les apetece: YO, ME VOY, o como decimos en catalán: JO PLEGO!

Conste que siempre he intentado hacerlo. Nunca estoy donde no me gusta ni, donde mi presencia no apetece. Lo saben quienes me conocen. Uno de mis lemas, que apredí de mi bien amado esposo es: Que nadie te pierda el respeto. Procuro lo mismo con los demás.

One Response to La Ley del Silencio

  1. i perquè si algú vol parlar no ho pugui fer ! ens han imposat la “ley mordaza” ! per si un cas …..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: