A vivir del cuento…

Siento vergüenza ajena en demasiadas ocasiones. Sí, soy mayor, tengo más de 80 años. He vivido toda clase de aventuras sociales-políticas religiosas. Nací el año 1937, en momentos difíciles de vida o muerte, de hambre, de honor y deshonor, de amor y de odio en un pueblito del Bages, donde resulta más difícil sobrevivir en tiempos de cólera. ¿Por qué? Todos  conocen a todos y, desde que existe el mundo –acuérdense de Caín y Abel-, la envidia es el peor enemigo.

He tenido la suerte de tener grandes amigos por los que daría la vida, de ellos aprendí lo que soy, persona que ama, que lucha para que a nadie le falte nada, manos tendidas a quien las necesite.

También aprendí a descubrir a los “vividores”, aquellos que, cual veleta, se mueven al son del viento, para conseguir, de quienes ostentan autoridad, no importa la que fuere, beneficios inmediatos.

Hoy, he  leido en Diario 16 leí la Entrevista que han hecho a Albert Boadella, al que conocí y mantuve cierta relación hace años, seguro que él, ni siquiera se acuerda. Que tristeza, no es el Boadella amigo de otro gran amigo Santi Santamaria -1980/1990-, ambos apasionados por su tierra catalana que deseaban libre y en paz.

Diario 16-  Boadella, fundador de Els Joglars ha sido presentado, con ironía, como alguien que “desconoce el sentido de la palabra humor, persona profundamente anti catalanista que ni siquiera conoce nuestra lengua” y que se rio de Franco en la época del dictador y de Pujol en los años 80, algo que “no han podido permitir en Cataluña” y razón por la cual ha tenido que salir de “esta ciudad abierta y solidaria” que es Barcelona. Por lo tanto, ha hablado “desde el exilio”.:

Le hice algunas Entrevistas, organizamos charlas en  lugares que le parecieron importantes donde exponer sus “aguzadas críticas”, explicando cómo huyó por una ventana del hospital donde le tenían preso. Siempre con un mismo reclamo: llamar la atención cual filibustero en busca de poder…

Lo encontró en la capital de España que escucharon encantados sus bufonadas y, desde allí, inició una desenfrenada vocería contra nosotros, los catalanes, él, notable artista, originario de este país del cual ahora reniega, por falta de ofertas de lucro. Nadie le ofrecía trabajo digno era su discurso.

Ahora sacará ironías y estratagemas para burlarse de todo lo que le aporte publicidad. Decidan qué puede ser: el Gobierno catalán en manos del de Madrid, “golpes” incluidos.

¡Qué pena! que no opte por resaltar la aportación de este, su pueblo, que clama justicia sin ruido, sin “romper” nada, con cánticos, manos clamando justicia, abrazos, algunas lágrimas de emoción,  nuestras únicas armas.

¿Venganza? No creo que nadie puede vivir pensando solo que otros han tenido más suerte que tu. Que medite qué pudo hacer y no hizo, por qué burlarse de algo que tal vez imaginaba pero no era cierto. O de alguien que poco agraciado liderase determinada opción política que no le complacía. Imaginen que solo los agraciados y de buen ver pudieran ser quienes deciden nuestro futuro. Tal vez sí suceda esto, hoy en el S XXI, cuando la TV marca hitos y solo los más agraciados-no preparados, llaman la atención de los adictos a la máquina tonta que no me avergüenza decir que ni siquiera se poner en marcha.

Necesitamos gente preparada, aunque no sea guapo/a, que su ropa sea limpia y correcta, no importa la marca ni de donde la sacó. Necesitamos personas que sepan contactar con la gente, que escuchen, que averigüen las razones por las cuales no entra su mensaje.

Que las bufonadas en las que serán punto de mira no les importen y, sepan responder con educación, poniendo en relieve los motivos por los cuales se han visto enzarzados en determinado tema.

Necesitamos gente de sabiduría vital, la que se acumula a través de los años, experiencia-amor-intuición. Cuando viendo a las personas, mirándoles a los ojos, descubres si puedes o no fiarte de sus palabras. Estamos hartos de falsas promesas. De los bufones expiatorios que inducen a la gente a mal mirar a quienes gobiernan, tildándoles con todos los “istas” posibles: fascistas, catalanistas etc. Somos simplemente, catalanes de pensamiento  libre.

Todos tenemos amigos de distintas comuniones y, queremos, a pesar de todo, seguir siendo amigos sea cual fuere su pensar.

NO a los titiriteros como Boadella, que cambia según sea el provecho que le reportará. No conoce, aunque la intentó promulgar en sus años mozos, qué supone la palabra Democracia.

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: