25 años de Payasos sin Fronteras. ¡Otro mundo es posible!

Compartiendo y escuchando a esta gente excepcional que hacen que su vida esté al servicio de los “otros”, descubres que, otro mundo es posible, el mundo de los seres humanos no importa su precededencia, lengua, color de la piel.

Tortell Poltrona reunió este fin de semana a más de cien payasos en Sant Esteve de Palautordera. La humanidad y alegria que se respira junto a ellos, es la que debería regir los destinos del mundo, atento solo al valor de lo banal, la economía.

En su saludo de bienvenida Tortell -Jaume Mateu- y su compañera Montse Trias  explicaron, a quienes habían llegado de distintos puntos de la geografia del orbe, como empezó la gran aventura de Payasos sin Fronteras aquella Navidad de 1992.

En medio del conflicto de los Balcanes, a raíz de un intercambio de cartas entre niños de l’Escola Projecte de Barcelona y otra escuela de Croacia,  y de un insumiso con quien mantenia correspondencia Tortell Poltrona,  le propusieron el viaje y, se encontraron en la zona de Mostar.

¿Qué hacía allá?

Salia a la calle emanando sonrisas y amor. Se pintaba la cara y los labios cómo sigue haciendo ahora. Imagino que miraba a chicos y grandes con su cara burlona y les decia:

No tengo casi nada. Solo canciones, pañuelos, globos, chupa chups, sombreros...y así empezaba el espectáculo que se repetiria tantas veces como hiciera falta.  Bailaban, jugaban, cantaban, reian. La respuesta de los niños era siempre la misma: ¡Gracias! Quienes vienen acá nos traen libros, ropa, tal vez pan pero tu compartes ¡VIDA!

De Croacia los viajes se expandieron a muchas zonas de conflicto, zonas de hambre donde es imprescindible estimular a los chicos que apenas saben sonreír, que son incapaces de reaccionar. Todos los Payasos cuentan lo mismo: aguardan nuestra llegada. Han aprendido a abrazar, a aplaudir.

Todos recuerdan historias vividas en primera línea de fuego, donde aparecían paramilitares que les amenazaban con sus bayonetas. En lugar de amedrentarse seguían con el espectáculo. En cierta ocasión, durante uno de los espectáculos que sigue vigente con Tortell con sillas en su cabeza-hombros-brazos, desafiando la gravedad. Nadie se inmutó ni movió de su espacio. Se fueron, o mejor dicho: les fueron

En el encuentro del viernes 11 de mayo, hubo muy breves parlamentos de políticos que ayudan en el empeño de Payasos sin fronteras: el alcalde de Sant Esteve de Palautordera Dani Fernández, el Dtor Cooperatives Ajuntament de Barcelona Jordi Via i Llop, Manel Vila, Director General de Cooperació al Desenvolupament, Mª Jesús Vega, Portavoz de ACNUR España. Todos expresaron su agradecimiento por su gran labor y empeño, por su ayuda a superar traumas. Los rostros de felicidad que nos llegan de los Campos de refugiados ante situaciones de miseria-monotonia-olvido son un regalo inimaginable, gracias a la Solidaridad  de Payasos sin fronteras, comentó Ma Jesús Vega: NO permitiremos que nadie nos los arrebate.

Evaluaron positivamente el impacto de trabajar con niños traumatizados. Afirman que se acabó el hablar de Payasos de forma despectiva.  Agradecieron las actuaciones que se llevan a cabo, son fruto de un intenso trabajo colectivo.

Carles Requena, payaso, emfatizó han pasado 25 años, hemos crecido, ya somos adultos. Vivimos felices tras haber superado los sarampiones. La única preocupación es no permitir nos roben este espiritu que siempre, nos ha guiado. Pertenecen a 15 Entidades del mundo que nacieron aquí, en Sant Esteve de Palautordera. Han promovido grandes causas con 1.800 profesionales. 450 Proyectos con más de 7.000 espectáculos.  Seria importante poder duplicar con otras secciones. Son milagros que siempre se consolidan.

Son conscientes de su labor, llevada a cabo en un mundo injusto: procurar sonrisas a los niños que sufren.

Que se haya consolidado la Entidad. Payasos sin fronteras, con sus pócimas que proporcionan felicidad al sumum. ¿Retribución? ¡Sonrisas!

Cuesta adivinar quien da más, si los payasos a los niños o, los niños a los payasos. respuesta que queda siempre en el aire.

El milagro se inició cuando Barcelona se movía en el desmadre de los Juegos Olímpicos 1992. Mientras los políticos discutian, como siempre, sin ponerse de acuerdo. Mientras el 15% delos jóvenes españoles se declaraban objetores de conciencia y hacían prestaciones en Inserso o en Icona -Ministerio de Agricultura-Ramaderia-Pesca. Iniciativas todas malabaristas que se disponen a jugar todos los papeles, NO, el militar. Sí en Payasos sin fronteras o en Médicos sin Fronteras, que justamente señalan que, lo más contagioso es la risa.

Siguió un brindis espectacular por la alegria, la esperanza, incitando a todos a transmitir aquello que hemos aprendido: lo que nadie nos puede robar.

Fotos: Laia Battestini

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: