Brasil. Caravana contra el hambre llega a Curitiba; Lula envía carta a los participantes

Resumen Latinoamericano / 3 de agosto de 2018 / Monyse Ravena, Brasil de Fato

El ex mandatario también recibió la visita de dos grandes artistas brasileños, Chico Buarque y Martinho da Vila

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva recibió la visita de dos gran  amigos el jueves (02), los cantantes brasileños Chico Buarque y Martinho da Vila. En el mismo día, la Caravana del Semiárido contra el Hambre llegó a la ciudad de Curitiba, en la región sur de Brasil, donde el ex mandatario está detenido como preso político  en la sede de la Policía Federal desde el día 7 de abril.

Además de amigos personales de Lula, Chico Buarque y Martinho da Vila son sus seguidores políticos y se expresaron públicamente en contra del golpe que destituyó la presidenta Dilma Rousseff en 2016 y se desdobló en la prisión política de Lula.

El último sábado (28), Chico Buarque participó del Festival Lula Libre, en la ciudad de Rio de Janeiro, que reunió a miles de personas.

En la ocasión, Regina Cruz, dirigente de la Central Única de Trabajadores (CUT) en el estado de Paraná e integrante de la coordinación de la Vigilia Lula Libre, expresó la importancia del paso de la Caravana del Semiárido contra el Hambre y conversó con los dos artistas brasileños presentes para “explicarles el sentido de la Caravana”, dijo.

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) y senadora Gleisi Hoffmann afirmó que Lula se quedó muy contento  y agradeció a Chico Buarque y Martinho da Vila por la visita.

Hoffmann también leyó una carta del ex mandatario a los integrantes de la Caravana del Semiárido contra el Hambre, donde el líder del Partido de los Trabajadores  señala: “Se finge que la miseria no está regresando al país, pero la lucha por un Brasil sin hambre es la mía y de todos nosotros”.

En la carta, el ex presidente escribe sobre su esperanza: “Me gustaría que esta caravana no fuera necesaria y pienso que nuestra próxima  caravana será la de la esperanza”.

Lea la carta completa:

Queridas compañeras y queridos compañeros de lucha,

no hay nada más importante que la Caravana que hacen en este momento, atravesando este país denunciando el incremento y la vuelta de Brasil al mapa del hambre.

Pero aquellos que no saben lo que es pasar hambre, que no les importa este flagelo, que se alimentan de la miseria del pueblo brasileño, fingen que la miseria no regresa al país, que se está destruyendo, y por eso intentan ignorar sus voces, su movimiento.

Intentan también hacer callar mi voz, porque piensan que sin mi presencia física o mi voz es más fácil seguir destruyendo impunemente todo lo que hemos construido. Pero la lucha por un Brasil sin hambre es mi lucha. Es la lucha de todos nosotros, juntos y combinados, con nuestras voces, brazos y piernas, conversando, construyendo y caminando, para construir un país más justo y solidario.

Por este motivo, solo les puedo agradecer por su solidaridad, por haber venido hasta la ciudad de Curitiba, viajando desde la ciudad de Caetés donde nací, pasando por la ciudad de Brasília, donde se deciden nuestros destinos.

En realidad, compañeros y compañeras, lo que más me gustaría es que esta caravana no fuera necesaria. Que a esta altura del siglo XXI ya no estuviéramos calculando cuántos niños se van a morir de hambre, cuántas familias de la región semiárida de Brasil van a padecer debido a la sequía.

Me gustaría que al contrario de calcular el número de muertos, estuviéramos calculando ahora cuántos jóvenes van a graduarse en las universidades; cuántas toneladas de comida de calidad la agricultura familiar va a producir para alimentar los brasileños; cuántos empleos registrados vamos a generar en 2019; cuántos mil millones de reales del presupuesto brasileño se va a invertir en educación y salud, en ciencia y tecnología.

Deberíamos estar ahora en una caravana hacia el futuro. Pero el golpe cometido por Temer y sus aliados, con el apoyo de los medios hegemónicos y parte del Ministerio Público y del Poder Judicial, encarceló a Brasil en una máquina del tiempo y nos hizo retroceder dos décadas en solo dos años. Ha traído de nuevo el desempleo, el hambre y la mortalidad infantil. Está privatizando nuestras empresas y entregando nuestras riquezas a precio de huevo.

Nuestra misión es poner freno a todo lo que está pasando, cambiar la dirección de esa máquina y hacer al país volver al futuro. Ojalá nuestra próxima caravana de la victoria del pueblo brasileño sea contra el hambre y todas las formas de opresión.

Un abrazo fuerte,

Luiz Inácio Lula da Silva

Edición: Cecília Figueiredo | Traducción: Luiza Mançano

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: