Hoy por fin pude ver al Presidente lula. Lo he encontrado bien físicamente, con mucha fuerza, pensando en el país, en el pueblo de Brasil y en la América Latina” dijo Pérez Esquivel a la prensa apenas salió de de la reunión con Lula con el ex Canciller, Celso Amorim.

Para evitar especulaciones, el ex Ministro mostró a los medios el libro con el mensaje que el Papa Francisco le envió a Lula dándole su bendición y pidiéndole que rece por él. Por su parte, el Premio Nobel de la Paz argentino, que fue impedido de visitar al ex Presidente en abril de este año por negativa del Poder Judicial brasilero, brindó una síntesis de lo hablado con el flamante candidato a la presidencia de Brasil.

“Una de sus grandes preocupaciones es que se reconozca su inocencia, que él no cometió ningún delito. Que lo que le ocurre es una acción política que involucra a los grandes medios de comunicación como O Globo, que miente permanentemente”,resaltó Pérez Esquivel, quien agregó que también hablaron sobre América Latina “hoy se está implementando la misma política en todos los países, la persecución judicial a Lula, a Cristina y a Correa, son parte de un plan regional para atacar espacios progresistas y políticas populares para crear democracias restringidas y recolonizar la región”, situación que ve acompañada de políticas públicas regresivas “de ajustes neoliberales, de privatizaciones, de pobreza, de hambre, donde día a día los pueblos están perdiendo su derecho a una vida justa y democrática”.