POESIA. Miquel Marti i Pol (1929-2003): “ARA MATEIX” (en catalán y en español)

La poesía pone en evidencia situaciones inadmisibles. Supera barreras. Rompe silencios. Intimida al enemigo. Grandísimo nuestro poeta catalán Miquel Martí Pol.

Tuve la suerte de conocerle, de compartir tiempos con él, con otro gran amigo, Santi Santamaria.

 

Ara mateix enfilo aquesta agulla

amb el fil d’un propòsit que no dic

i em poso a apedaçar. Cap dels prodigis

que anunciaven taumaturgs insignes

no s’ha complert, i els anys passen de pressa.

De res a poc, i sempre amb vent de cara,

quin llarg camí d’angoixa i de silencis.

I som on som; més val saber-ho i dir-ho

i assentar els peus en terra i proclamar-nos

hereus d’un temps de dubtes i renúncies

en què els sorolls ofeguen les paraules

i amb molts miralls mig estrafem la vida.

De res no ens val l’enyor o la complanta,

ni el toc de displicent malenconia

que ens posem per jersei o per corbata

quan sortim al carrer. Tenim a penes

el que tenim i prou: l’espai d’història

concreta que ens pertoca, i un minúscul

territori per viure-la. Posem-nos

dempeus altra vegada i que se senti

la veu de tots solemnement i clara.

Cridem qui som i que tothom ho escolti.

I en acabat, que cadascú es vesteixi

com bonament li plagui, i via fora!,

que tot està per fer i tot és possible



Ahora mismo enhebro esta aguja

con el hilo de un propósito que callo

y me pongo a remendar. Ninguno de los prodigios

que anunciaban taumaturgos insignes

se ha cumplido, y los años pasan rápido.

De nada a poco, y siempre con viento de cara,

qué largo camino de angustia y de silencios.

Y estamos donde estamos, más vale saberlo y decirlo

y asentar los pies en tierra y proclamarnos

herederos de un tiempo de dudas y renuncias

en que los ruidos ahogan las palabras

y con muchos espejos medio cambiar la vida.

De nada nos vale la añoranza o la elegía,

ni el toque de displicente melancolía

que nos pongamos jersey o corbata

cuando salimos a la calle.

Tenemos apenas lo que tenemos y basta:

el espacio de historia concreta que nos corresponde,

y un minúsculo territorio para vivirla.

Pongámonos de pie otra vez y que se sienta

la voz de todos solemnemente y clara.

Gritemos quiénes somos y que todo el mundo lo escuche

Y luego, que cada uno se vista como buenamente le plazca, y adelante!,

que todo está por hacer y todo es posible.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: