Cuba-EEUU. Un cuerpo a cuerpo eterno

 

Conocí el problema cubano en momentos álgidos, el año 1992 cuando Fidel decía: si resistimos este año ganaremos la batalla. Sobrevivieron, nadie moría de hambre, nadie vestía lo que le hubiera gustado pero, perduraron esperando el milagro que difícilmente llegaría: el fin del Bloqueo

¿Por qué?

La pretensión de EEUU fue siempre de poner los pies en aquella maravillosa isla y convertirla en su feudo, lugar privilegiado para los pudientes, acabando con la vida sencilla-normal de sus habitantes, los cubanos. Hubo negociaciones pero Fidel tenía claro que era imposible conciliar acuerdos. El posible desembarco sería con fines, de vasallaje, de servilismo total.

Se fue Fidel, y las negociaciones siguieron. Hubo una cierta apertura, la que les convenía a los yanquis No, a los cubanos. Me preocupó. Pararles los pies a los americanos no podía hacerlo cualquiera. Se reanudaron Conversaciones, no las conozco en directo pero, Raúl, No era Fidel.

El pueblo reclama, tienen sus razones pero el precio es muy grande reconocía siempre Fidel.

Los Yanquis quieren  Cuba por muchas razones, por lo mucho que les puede aportar económicamente sin pensar en lo que les deparará el futuro a los cubanos. Nunca más gozaran de su libertad, la que ahora les parece escasa.

¿Por qué no pueden salir cuando quieren del país?

Cuba NO lo impide. Hace falta papeleo y la connivencia del país al cual quieren viajar tal vez instalarse para vivir-trabajar pero, las Embajadas NO se lo dan. Recuerdo que en cierta ocasión esperábamos una Delegación del Gobierno cubano que venía para unas actividades culturales: No les dieron las Visas.

I luego, llegó Trump, el señor de los anillos, que piensa que todo lo puede, no importa los daños a causar.

¿Negociaciones?  ¿Suministros? ¿Fronteras? Siguen cerrados a cal y canto. ¿Su forma de negociar? Ahogar al enemigo para que ceda en exigencias y se venda…EEUU Vende humo.

Lo que Fidel nunca quiso hacer. Cuidaba de su pueblo, sufrían restricciones, amenazas, mentiras pero nunca dejaron de comer, no lo que les hubiese apetecido pero Nadie se moría de hambre. Se  compartía lo que había día a día, los de arriba y los de abajo. Conocí gente de la calle que, a pesar de todo, te invitaban a comer a su casa. NO podías llevar comida, cocinaban y compartían lo que hubiere. También compartí con políticos, conocí familias de toda índole y gobernantes. Comían lo mismo. Si no había pollo o huevos no los había para nadie…

Sí, considero hubiera sido pertinente de exigir más trabajo a todos los cubanos.  Aunque fuera acompañar a personas mayores o enfermos. Tenían -imagino siguen teniendo-, un sueldo mínimo estipulado y, su esfuerzo era escaso-negativo. Lo consideran prescindible.

Viví  un Ciclón en san Antonio de los Baños con otros compañeros que trabajábamos en la reparación de un Centro educativo en época vacacional. Los únicos que salimos a ayudar a limpiar calles y plazas, ayudar a los vecinos cuyas casas habían sufrido deterioros fuimos nosotros. Los cubanos  se burlaban de nuestro afán de ayuda.

El Bloqueo sigue, ahora que preside el país Miguel Díaz Canel, que en este momento se encuentra en NY para asistir al 73 Período de sesiones de la Asamblea General de la ONU. Hoy he leído en la prensa que ha mantenido encuentros con Lenin Moreno Presidente de Ecuador –neoliberal – y con Hasan Rohani de Irán. También con legisladores republicanos y demócratas del Congreso de Estados Unidos, algunos de los cuales no están de acuerdo con el Bloqueo. Consideran que perjudica los intereses de ambos países.

Díaz Canel ha manifestado que Denunciará y exigirá en la ONU, que ponga fin a este Bloqueo que blinda la Cooperación mutua, importante para el futuro de ambos países. Que urge proyectar nuevas vías con la normalización de relaciones y acabar con los impedimentos de la administración Trump y su política nefasta de vasallaje y opresión.

Recordó el Presidente Díaz Canel que el Bloqueo a Cuba, es el más largo de la Historia de la Humanidad, que ha marcado la vida de muchas generaciones.

Se inició el año 1962, es decir hace ya 56 años y ha maltratado y castigado de forma dura  el día a día de quienes moran en aquella hermosa isla. No pueden venderse ahora a los americanos que pretenden hacerla suya. Deben ¡negociar y conciliar el Desbloqueo Ya!

He viajado a Cuba en diferentes ocasiones, he conocido a gente de la calle que, a pesar de sus escaseces te invitan a comer a sus casas. Me impresionó que siempre loaran a Fidel, que les había dado la oportunidad de tener un espacio donde vivir, donde criar a sus hijos. Les había dado Educación, Sanidad, Cultura pública, al alcance de todos sus moradores.

No conozco a Díaz Canel pero su discurso creo sigue siendo el mismo: trabajar-trabajar-trabajar para construir un mundo de paz y armonía.

Lo contrario que intenta Trump: agravar la política de Bloqueo y convertir al pueblo cubano en esclavo de sus intereses, la Economía.

El programa de Trump supone una violación de los Derechos Humanos que quienes están al frente de aquel hermoso país califican de genocidio.

Mi ¡NO a las aspiraciones de Trump!

Según reza la Convención para la prevención y sanción del Delito de Genocidio de 1948: La puesta en práctica de acciones coordinadas que tienden a la destrucción de los elementos decisivos de la vida de los grupos nacionales, con la finalidad de su aniquilamiento.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: