Información-Confusión

 

Pocos medios informan la realidad de lo que ocurre, lo que unos pocos poderosos  han  tergiversado, a beneficio propio lo que ahora, con la abundancia de medios -a su favor-, han conseguido convertir en Ley. Casi nunca  se trata de la realidad.  Nos hacen tragar lo que les conviene. No pretendo hacer un trabalenguas, es una muy triste realidad. Se diría que sigue vigente la negra noche franquista cuando era imprescindible leer entre comillas, lo llamábamos.

Las noticias abruman, las de acá pero también las del mundo. Son demasiados los que escriben a las órdenes de sus popes. Quién paga manda, es el sonsonete que debería ser obsoleto ya. Hemos tenido que aprender, de nuevo, a adivinar entre líneas lo que creíamos haber ganado con la Democracia.

Si quieres desmentir lo que dicen, casi nadie lo admite porqué las noticias  han salido en la prensa, en la Tele, en la Radio -menos en este medio que los demás- y su argumento es que: No mienten. Pura argucia. No deberían hacerlo. Así está concebida pero NO regulada la verdadera profesionalidad periodística.

Hemos crecido y descubierto lo que unos pocos manipuladores nos pretenden inculcar. Duele. No lo permitiremos.

Algunos de los que escriben están a sueldo de estos señores del mal… No les permiten hablar de la realidad veraz, porque perjudica sus intereses. I de hacerlo, perderían sus prebendas, su puesto de trabajo, hoy escaso y mal pagado.

De repente, es imprescindible hablar mal de Cuba o de Brasil o de Venezuela. De igual manera que algunos periodistas de aquellos países han informado mal del nuestro, en estos días. Siempre usando el mismo tono catastrófico. Es lo que vende. Lo hacen sin corroborar en fuentes fiables. ¿Hay las?

No les interesa la noticia si no hay sangre o confrontación. Algunos amenazan, para que otros pocos saquen sus réditos. Muchos amigos del mundo me han llamado pidiendo por nuestra integridad. Antes, lo hice yo para conocer la suya. Pura patraña.

Estoy muy preocupada, cuesta hablar con nadie de lo cotidiano. La política manda-obliga. Distorsionan para mantener en vilo, al borde del miedo, a las personas que no saben discernir entre el bien y el mal. Confunden para inculcar lo peor: el miedo, el gran enemigo.

Somos pocos quienes intentamos ver-oír-comprobar in situ lo que dicen unos y otros. Descubrimos que es pura manipulación.

Ayer salieron imágenes camufladas de actuaciones policiales, en Barcelona, que ni siquiera pertenecen a nuestro país. ¿Por qué sacan sensacionalismos sin constatar su veracidad?

Soy reiterativa pero, aunque cueste descubrir la verdad, es importante no caer en tales provocaciones y embustes.  Si no estás en el lugar-país pertinente averigua con personas fiables antes de escribir. No plagies lo que ha escrito alguien que no conoces.

Conste que me refiero a países que conozco bien, cual el mío. Incitar al odio, suele dar siempre réditos a los mismos,  a quienes provocan confrontaciones.  Curiosamente algunos intentan salir luego, cual blandos pacificadores, entre ellos algunos políticos.

Demasiadas noticias, demasiados Informes. Demasiados que pretenden seguir medrando contra viento y marea.  Deberían escuchar voces serenas antes de actuar y no permitir tantos desajustes informativos.

Desenmascaremos a quienes pretenden réditos de sus patrañas. Les conocemos. Trabajemos por la unidad, por la veracidad.

Intenten contar con los dedos de una mano las noticias fiables…  Les sobraran.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: