Carles Puigdemont y Quim Torra han sido invitados  por el eurodiputado flamenco Ralph Packet y el exministro de Exteriores esloveno Ivo Vajgl, ambos miembros de la plataforma para el diálogo UE-Catalunya, creada por eurodiputados en apoyo al desafío secesionista en Catalunya, para dar una conferencia el próximo lunes en el Parlamento Europeo.

La ponencia se titula Catalunya y el juicio sobre el referéndum: Un reto para la Unión Europea y anuncia a Torra y Puigdemont –ambos bajo el cargo de “presidente de Catalunya”– como únicos intervinientes en un acto que comenzará a las 18.30 horas.

Ayer se conocía la noticia, y de manera inmediata, el Presidente de la eurocámara, el italiano Antonio Tajani, recibió por carta la queja del eurodiputado que llegó en las listas de UpyD y hoy continúa como independiente, el español Enrique Calvet. Concretamaente, Calvet se quejaba en los siguientes términos: “su mera presencia puede poner en riesgo la seguridad de todos”.

Concretamente, Calvet envió un correo electrónico a todos los eurodiputados españoles con el siguiente título: “Alerta de seguridad!!. 18/02/19 Puigdemont en el Parlamento Europeo”. En el cuerpo del mensaje podía leerse lo siguiente: “Para mi estupefacción he visto que se quiere introducir al prófugo Puigdemont en este templo de la democracia europea que es el Parlamento. Además, se pretende que de una conferencia, anunciándose bajo un título que no posee el de “Presidente Catalán” lo que supone como poco la usurpación de funciones. Es una vergüenza para la Justicia europea, para la Democracia europea y otra tanta que la inoculación de racismos, supremacismo, golpismos y atentado a al Estado de Derecho vengan de nuestra circunscripción que es España. (…) Un fuerte abrazo y todo sea por Europa y nuestra circunscripción”.

 

Hoy, siguiendo la línea del diputado Calvet, se ha presentado un escrito firmado de manera conjunta por los jefes de delegación de los partidos PSOE, PP y Ciudadanos.

La carta está firmada por Iratxe García Perez, por el PSOE, Esteban González Pons, del Partido Popular, Javier Nart, del Grupo de Ciudadanos.

Solicitan a Tajani que no se permita celebrar la conferencia. Concretamente, lo hacen en estos términos: “(…) creemos, Sr. Presidente, que permitir la presencia del Sr. Puigdemont no se compadece con el noble papel que desempeña el Parlamento Europeo como referente de la democracia y el Estado de Derecho que prevalecen en la Unión Europea. Por tanto, y en su calidad de Presidente del Parlamento Europeo, le pedimos que no permita la celebración de la conferencia prevista el próximo 18 de febrero en el Parlamento Europeo”.

Previamente, en el escrito, hacen afirmaciones como las siguientes:

“El Sr. Puigdemont no ha sido perseguido por sus ideas. El actual presidente regional, el Sr. Torra, defiende planteamientos idénticos. No obstante, y a diferencia de su antecesor, se ha mantenido dentro de la legalidad”.

“El Sr. Puigdemont se presenta asimismo como presidente legítimo de Cataluña, usurpando así la denominación de un cargo del que fue legalmente destituido por el Gobierno español en octubre de 2017 en aplicación de una serie de medidas extraordinarias autorizadas por el Senado de conformidad con la Constitución española”. En este sentido, el escrito obvia la resolución aprobada por el Parlamento de Cataluña en la que se reconoce la legitimidad de Puigdemont como Presidente en el exilio. Precisamente, Carles Puigdemont, después de las elecciones del 21 de diciembre de 2017 obtuvo la mayoría de los votos en el Parlamento de Cataluña, y puesto que no se permitió por el Tribunal Constitucional su investidura telemática, la mayoría parlamentaria dejó por escrito el reconocimiento de su legitimidad, a pesar de no poder hacer efectivo su nombramiento.

Continúa la carta dirigiéndose al Presidente del Parlamento Europeo: “Como usted conoce, el Sr. Puigdemont fue el principal artífice de un plan para subvertir el orden constitucional en España con el objetivo de provocar una secesión de facto en Cataluña. En concreto -y al igual que algunas de las personas que se enfrentan actualmente a un juicio que ha atraído una gran atención mediática- fue entre otras cosas, responsable de la aprobación de leyes que, sobre el papel, derogaban la Constitución española en Cataluña, suspendiendo de paso las garantías de los derechos fundamentales de todos los catalanes consagrados en esta.” Añaden: “El Sr. Puigdemont invocó para ello un supuesto mandato de las urnas. Pero lo cierto es que, en un régimen democrático ningún mandato permite la violación deliberada de normas superiores del Estado ni la abierta desobediencia a estas últimas bajo el pretexto de una pretendida legalidad alternativa.”

La conferencia versará sobre el juicio que ha tenido comienzo el pasado martes, 12 de febrero. En este sentido, en la carta, señalan que “Habrá de ser la justicia española la que determine si los indicios de criminalidad apreciados en los actos del Sr. Puigdemont y varios de sus colaboradores son o no constitutivos de delito. El juicio, recién iniciado, se desarrollará con el máximo grado de transparencia posible, lo que incluye una retransmisión en directo y la posibilidad de que cualquier persona que lo desee asista al mismo en calidad de observador sin más limitación que el espacio disponible en la sala.”