Los BILDERBERGER en Suiza. Manuel E. Yepe.

 

La 67ª Reunión del temible grupo de los Bilderberg debe haberse llevado a cabo del 30 de mayo al 2 de junio de 2019, con unos 130 invitados de 23 países que se alojaron en uno de los lugares más suntuosos de Suiza, el hotel Montreux Palace. Las reuniones de Bilderberg comenzaron a inicios de la Guerra Fría como un club de discusión de líderes de América y Europa contra el comunismo o, más concretamente, contra la Unión Soviética. El primer evento tuvo lugar en 1954 en el hotel Bilderberg (que quedó como nombre del grupo), en la ciudad holandesa de Oosterbeek. Desde entonces sus reuniones han sido en varios lugares del mundo occidental, la mayoría de ellas en Norteamérica.

Suiza, ha sido uno de los países anfitriones preferidos del Grupo luego de Estados Unidos. Suiza lo había acogido cinco veces antes de esta ocasión (1960, 1970, 1981, 1995 y 2011).

Las conferencias de los Bilderbergers son eventos secretos, manejados por quienes mueven los hilos detrás de los líderes mundiales – políticos, directores generales de empresas, grandes financieros y otros ejecutivos de negocios, artistas y personalidades del mundo occidental. Casi siempre son estadounidenses u euro-occidentales. En esta ocasión hay una decena de Turquía, Polonia, Bulgaria y Estonia. Lo máximo que llegan hacia el Este es a Turquía, quizás con la esperanza de atraerla de vuelta a la OTAN como alternativa a su inclusión en la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) – que no es una versión oriental de los Bilderbergers pero sí un foro abierto para políticas de desarrollo económico y estrategias de defensa, sin secretos ni manipulaciones de estilo occidental.

Los asociados de Bilderbergers se solapan con los del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), la Comisión Trilateral y la Chatham House, con sede en Londres, que establece las reglas de las reuniones, sin olvidar al Foro Económico Mundial (WEF), que se celebra cada enero en Davos, Suiza. El WEF representa una ventana relativamente transparente al mundo, aunque también hace sus reuniones a puerta cerrada. Los Bilderbergers constituyen una organización completamente secreta, aunque se afirma que sus reuniones son conversaciones informales que permiten a los participantes utilizar libremente la información que reciben, aunque no se les permite revelar la identidad o la afiliación de los oradores, ni de ningún participante en las charlas particulares.

Suiza es uno de los países más secretos del mundo, es el mundo de la banca, de las grandes finanzas, es el refugio seguro para las corporaciones internacionales que son privilegiados por el simple hecho de estar domiciliados en Suiza. No sólo pagan menores impuestos, sino que también escapan de las normas de ética que tendrían que aplicar al hacer negocios explotando los recursos naturales en los países en desarrollo.

Como nación, la Confederación Helvética (Suiza) es dirigida por el sistema monetario estadounidense Reserva Federal (FED) basado en la deuda, un esquema que ha sobrevivido durante los últimos cien años, bajo la conducción del clan bancario Rothschild. Está estrechamente asociada y controla el búnker del oro del sistema bancario occidental, el Banco de Pagos Internacionales (BPI) de Basilea, también denominado “banco central de los bancos centrales”. El BPI está íntimamente ligado a las finanzas suizas, situado convenientemente cerca de la frontera alemana, sirvió como intermediario de la FED para financiar la guerra de Hitler contra la Unión Soviética.

No es casual que Suiza se haya librado de la destrucción en ambas guerras mundiales. Es el único país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde las leyes son elaboradas directamente por las grandes finanzas y las grandes corporaciones, es decir, donde los parlamentarios están sentados en las Juntas Directivas de corporaciones e instituciones financieras, cuando elaboran las leyes para los pueblos, un país donde un grupo de intereses de cuello blanco elabora las leyes que requiere el gran capital.

Uno de los temas permanentes de la agenda que propagan los Bilderbergers es la reducción de la población mundial, para que los pocos que están en la cima puedan vivir mejor y más tiempo con los recursos del mundo en proceso de rápida disminución. Hablar del futuro del capitalismo no significa que consideremos ese es el único sistema posible, dijo André Kudelski, organizador del evento, al periódico suizo 24 Heures. Y en eso tiene razón, el capitalismo no solo no es el único sistema viable. Es el único que, probadamente, no es viable, porque ha demostrado su factibilidad difundiendo la injusticia, la desigualdad, la delincuencia y la miseria por todo el mundo.

One Response to Los BILDERBERGER en Suiza. Manuel E. Yepe.

  1. Maria Antonia Arnau Puigvert dice:

    em recorden a Cristine Lagarde que va dir fa un temps qu´els jubilats i jubilades viviem masses anys !! i ara presidente del Banc Central Europeu …. pobres de nosaltres !!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: