Diálogo enCambio. Por un rastrojo de gobierno. Iván Padilla Bravo

Entre los planes de Donald Trump, siguiendo las instrucciones de los amos del mundo, está el de crear un rastrojo de gobierno para Venezuela.

El patrón o molde que tiene para alcanzarlo está en los propios predios gringos y en algunos países que han prestado los territorios de sus países para desarrollar rastrojos de gobiernos como el que actualmente preside en Colombia el rastrojo mayor, apellidado Duque y precedido por sus mentores pares Santos y Uribe Vélez.

Por esa pretensión Trump-Uribista es que observamos cómo esa alianza estratégica ha logrado seleccionar a un rastrojo de apátrida -malnacido en Venezuela- llamado Juan «Alimaña» Guaidó, para que se perfile como un rastrojo-candidato capaz de imitar plenamente a los narcopresidentes neogranadinos, antes mencionados acá.

Por instaurar un rastrojo de gobierno, el imperialismo yanqui es capaz de cualquier cosa: de acusar de «comunista» y «dictador» a un Bolivariano y socialista como el presidente constitucional, elegido democráticamente durante dos períodos contínuos, como es el caso de Nicolás Maduro Moros.

También ese mismo Imperio -y sus aparatos de dominio o hegemonía- es capaz de emprender repetidas acciones desestabilizadoras, violentas o no, con saldos de quemados vivos o no; con pretensiones de invasión fronteriza o no; con amenazas de invasión militar, paramilitar o no; con ayuda humanitaria o sin ella; con falsos positivos o lo que sea.

Capaz de todo, es el imperialismo, en función de alcanzar el rastrojo de gobierno que los Amos del Mundo -desde su bunker de deliberaciones anuales en Bilderberg- han querido encontrar en la figura del rastrocandidato o rastropresidente Juanito Alimaña el autoproclamado.

Los llamados Rastrojos, en tanto banda criminal dedicada al narcotráfico, la extorsión, los secuestros, pero también a las acciones paramilitares directas, en apoyo «discreto» a las Fuerzas Armadas legítimas de Colombia y al «trabajo sucio», como puede ser el traslado y resguardo de Alimaña Guaidó durante la operación fronteriza de «Ayuda humanitaria» para Venezuela. Los llamados Rastrojos son, ahora, hasta punta de lanza en la aplicación del Tiar para la invasión de Venezuela.

Nuestro llamado es a la conciencia del pueblo venezolano, pero también a la conciencia de los pueblos de Nuestramérica y del mundo, para contribuir a desenmascarar, denunciar,condenar y frenar las geopolíticas del Imperio yanqui-sionista que, en procura de mantener el dominio de los Amos del Mundo, el gran capital y los aliados gubernamentales de países como Colombia, Brasil, Guyana, Perú y Chile, en este lado del vecindario, han optado por replicar  narcoestados como el que hoy impera en Colombia y se quiere establecer en Venezuela con una eventual presidencia del narcouribista Juan Alimaña Guaidó.

Alerta que el enemigo asecha por instaurar un rastrojo de gobierno en Venezuela.

Ilustración: Vicman

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: