Caminando…

Caminar es, y ha sido siempre, desde que  el mundo es mundo: un don que no está al alcance de todos.

Caminamos, cuando muchos no pueden hacerlo.

¿Motivos?

Salud. Libertad. Reclusión. Soledad. Abandono. Pobreza.

Siempre he defendido que no valoramos el factor Salud hasta que lo perdemos o alcanza a nuestro entorno más próximo.

O porqué, por motivos variopintos, te meten en prisión aunque no la merezcas. Tenemos amigos entrañables sin libertad, alejados de sus familias, en estas condiciones.

Soledad. Puede ser debida a muchas causas: edad, poca o nula familia -que en determinados momentos de la vida necesitas y no la tienes próxima-.

Abandono, una de las peores causas que comporta dejar de caminar: donde, por que, para qué….

Pobreza. Desconocida por muchos, hoy vigente para la mayoría. La sufrimos.

Mejor a menudo, es cuestión de dejar de pensar de hacer cábalas e intentar salir de estos pozos siguiendo la luz.  ¿Existe? SÍ…

Hemos construido un mundo de ficción y mentira. Las necesidades extremas han acentuado unas diferencias que jamás pudimos imaginar. El hambre-pobreza del S XXI son ya adscritos a la Historia de la Humanidad.

¿De qué han servido los descubrimientos e innovaciones si no dan prioridad al ser humano y a su supervivencia?

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: