EASY WAY TO VOTE. Alfons Duran

 

De la misma forma que hay comida preparada, que no sabes de verdad quién ni cómo ha sido condimentada, y que sin embargo la compras y la consumes sin la menor precaución, un porcentaje elevado de ciudadanos votan alegremente unos símbolos y unas señas, sin saber a ciencia cierta por qué lo hacen. Las razones son varias y no es el momento de analizarlas (prejuicios, rutina, alienación, esquematismos, confusión, etc.). Aquí la única propuesta es hacérselo fácil y el juego consiste en buscar el perfil del modelo del votante medio de cada adscripción política y luego depositar el voto en las urnas. Como siempre, nos ceñimos a Catalunya, lo que no deja de suponer un cierto sesgo, ya que las elecciones son para las cámaras del Estado español y no para nuestro Parlament, que es el que de verdad nos representa.

Veamos qué tenemos:

. Votante de clase media baja, de origen castellano, pensionista o próximo a la jubilación, que lleva muchos años en Catalunya pero que no habla catalán, que sigue el relato informativo diario en “Antena 3” o en “Telecinco” y a veces en “la 1”, y que acude puntualmente al sucedáneo de la Feria de Abril que se celebra en el área de Barcelona. A veces hojea “El Periódico” en el bar en el que se reúne con sus amigos. Recuerda con nostalgia el tándem Felipe-Guerra y no “entiende” qué les pasa a los independentistas catalanes. Sigue con pasión las andanzas deportivas de “la Roja”.

Podemos añadir a este colectivo a un grupo residual  de menor edad, de lengua catalana en la esfera pública (aunque en la intimidad hablen castellano), que han utilizado la etiqueta “socialista” para ascender en la escala social y gozar de una posición holgada. Gente, como el señor Montilla o el señor Iceta, que han hecho de la política una profesión. Aplican, sin ningún escrúpulo, una moral de conveniencia.

El trasfondo ideológico de este grupo es un “nacionalismo españolista incivil”.

Su voto es para el PSOE-PSC.

 

. Votante de clase media, de origen castellano, nacido o no nacido en Catalunya, menor de cincuenta años, con formación universitaria o similar, que está muy orgulloso de ser español (aunque no sabe exactamente porqué) y como tal cultiva y expresa de forma beligerante un odio enfermizo hacia lo catalán (su lengua, su cultura, su historia) por considerarlo la antítesis de su acendrada españolidad. Se cree liberal porque así se lo venden, aunque tampoco tiene muy claro qué significa en el orden económico, político y social. Sigue los debates tertulianos de “la Sexta” y de “la 1”, y se informa con “El Mundo” y “El País” preferentemente, pero también disfruta leyendo las editoriales de “La Vanguardia”. Se considera moderno y glamuroso, aunque resulte increíble tal auto-identificación para un observador ajeno. Utiliza la política, y no es el único, para trepar en la escalera del poder. Su trasfondo ideológico es un “neofascismo”.

Su voto es para CIUDADANOS.

 

. Votante nostálgico del franquismo, que ha ejercido o todavía ejerce funciones en el aparato burocrático del Estado y ha trasladado este sentimiento al entorno familiar (intergeneracional), lo que explica que jóvenes de ese entorno hayan recuperado el himno de la legión y lo canten en sus delirios alcohólicos. Sigue con reparos la información de “la 1”, aunque disfruta más con “la Trece”, cuyos análisis y críticas comparte. Acude puntualmente a la misa de los domingos y en algún momento de la semana (no siempre) compra “el ABC” o “La Razón”. Asocia la situación en Catalunya a los peores momentos del contencioso vasco.

Su trasfondo ideológico es un “nacionalcatolicismo ultrareaccionario”.

Su voto es para el PP, aunque entre los más jóvenes hay un desplazamiento hacia VOX.

 

. Votante que se cree independentista, aunque en el fondo de su alma reconoce que la época del peix al cove era muy plácida. Eso sí, nunca lo dirá en público. Es catalanista y declara que desde siempre ha tenido el independentismo como su proyecto político, aunque en la práctica es “autonomista”. Mayoritariamente nacido en Catalunya, de familia catalana. El catalán es su lengua madre. Cree que el proyecto independentista es un proyecto a largo plazo y que sólo se conseguirá si se llega a un acuerdo con el Estado español para la convocatoria de un referéndum. Considera que todavía no hemos alcanzado la mayoría suficiente para ganar, por lo que recomienda un esfuerzo continuado para “ampliar la base”, practicando una pedagogía activa con escaso éxito, especialmente entre los votantes del PSOE del área metropolitana. Su líder natural es Junqueras.

Se informa a través de los medios de la Corporació Catalana, del “ARA” y de algunos digitales como El Món” y Naciódigital”. Su trasfondo ideológico es un “autonomismo independentista”.

Su voto es para ERC.

 

. Votante que por la historia personal antifranquista de sus padres o abuelos considera que es el genuino representante de la izquierda en Catalunya. Desde la muerte de Franco ha obtenido ciertos réditos gracias a este pedigrí. Ha pasado por movimientos vecinales, por concejalías, por asesorías y por otros circuitos que lo han acercado al poder político. Pone el acento en la defensa de los derechos sociales, dando por sentado que el resto de los ciudadanos (cualquiera que sea su credo ideológico) está en contra de los mismos. Ha sabido capitalizar este posicionamiento y lo ha vendido bien. Es por ello que no asume el independentismo, al que etiqueta como proyecto liderado por la burguesía. No llega más lejos de una España confederal, en la que ya se encontraría cómodo, aunque no define con claridad este modelo. En el fondo su espacio natural es la ambigüedad. Se nutre de digitales  (como “Crític”) o de canales públicos de información subvencionados por las instituciones que controla, como el  Ayuntamiento de Barcelona. Su trasfondo ideológico es un “izquierdismo institucional”.

Su voto es para EN COMÚ-PODEM.

 

. Votante cuyo vector principal es el anticapitalismo dentro de una Catalunya independiente. De la misma forma que su credo independentista es claro y convincente, no se puede decir lo mismo de las bases de su programa político-económico. No sabemos si está más cerca de una propiedad pública de los medios de producción, de una economía mixta o de un modelo cooperativista a la yugoeslava de Tito. Es un votante mayoritariamente joven y con potente formación universitaria. Vive de ciertos esquematismos ideológicos que le impiden hacer un frente unido con las otras formaciones independentistas. Se siente cómodo en su función  de épater les bourgeoisy éste puede ser su punto débil.

Tiene las virtudes de una organización fluida y cambiante en sus liderazgos temporales, virtudes que los perjudican en el momento de llevar adelante planes de acción concretos. Se nutre de digitales y del  boca-oreja. Su trasfondo ideológico es un “anticapitalismo emocional”.

Su voto es para la CUP.

 

. Votante catalán transversal (todas las clases sociales, todas las edades, todos los rincones del país), que ha tomado conciencia de su catalanidad a lo largo de los últimos diez años. El abanico ideológico es muy amplio, desde un conservadurismo moderado a la catalana, a un progresismo radical en lo fiscal y en lo político. Lo que más los une es que se han dado de baja de España. Son sólo españoles administrativamente, pero harán lo imposible para desprenderse de esta imposición. Son independentistas y abogan por la unilateralidad, aunque no hay coincidencia en las vías para alcanzarla. No quieren saber nada de un retorno a la “España autonómica” y consideran que aquellos que preconizan este modelo no son auténticos independentistas. Su líder natural es Puigdemont. Siguen críticamente los programas de los medios de la Corporació, aunque funcionan a través de la redes sociales. Son seguidores de los digitales “Vilaweb” y “El Nacional”, y en ocasiones compran “El Punt-Avui”. Su trasfondo ideológico es un “independentismo radical”.

Su voto es para JUNTSxCAT.

 

Si vota a alguna de estas marcas y no se identifica con el perfil descrito, no se preocupe; querrá decir que está más allá de dos Sigma en la campana de Gauss. Ello invita a la reflexión.

En cuanto al resto de opciones, su presencia es marginal en Catalunya, y muy difícilmente encontrarán sus teóricos simpatizantes un espacio que los represente. Pueden optar por el perfil más próximo o inhibirse, conducta esta última que tiene un peso específico considerable en cualquier convocatoria electoral y que merecería un estudio en profundidad.

La ruleta está servida. Usted vote a quien quiera. Pero lo más importante es saber por qué vota a quién vota.

 

Nota:

Ver en el apartado “Vídeos”:

“Catalunya ha de buscar la complicitat dels grans gestors de fons”. Alfons Durán-Pich. República TV. 31/octubre/2019.

Alf Duran Corner

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: