Un desgobierno perdido en una tormenta anunciada. Pedro Ignacio Altamirano

Así, no hace mucho, menos de un mes, según informaba la Agencia EFE el 25 de febrero, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, decía de forma textual “los tres casos de coronavirus son «importados» y no hay acreditada la transmisión del virus en España” hay que ser atrevido e irresponsable para comunicar esto con lo que ya sabían del Covid-19 y su rápido contagio. Al mismo tiempo, Fernando Simón calló, o fue un negligente e incapaz de anticiparse al panorama en el que actualmente se encuentra España, y que era fácil de deducir por lo que se vivía en otros países, como Italia o Corea del Sur, al comentar, en la onda del Ministro Illa «Existe una probabilidad de infección muy bajo», y resaltaba que, por otro lado, que desde el Gobierno se creía que «España iba a tener, como mucho, algún caso diagnosticado con una transmisión limitada y controlada».

Desde luego unos verdaderos Nostradamus. Esto se podría tomar a broma, si no fuera por la descomunal desgracia en la que estamos, las tremendas pérdidas de vidas humanas, coste económico y pérdidas de puestos de trabajo que están produciéndose. Trágica tragedia, que hace que, lo de “unos hilillos” de Mariano Rajoy quede como un chiste.

Información: Las Republicas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: