Tragar grueso. Ivan Padilla Bravo

Diálogo en cuarentena

«El voto en blanco puede ser apreciado como una manifestación de lucidez por parte de quien lo ha usado»

José Saramago.

Ensayo sobre la lucidez

Más de 100 delincuentes, apátridas y proimperialistas que se encontraban en prisión por haber incurrido, auspiciado, ejecutado o amparado actos de terrorismo contra el Estado venezolano, recibieron el beneficio del indulto presidencial decretado este lunes 31 de agosto.

Muchísima gente no lo entiende, ni justifica que se absuelva de sus delitos a personas altamente comprometidas con el odio, la violencia y la entrega de nuestra patria a manos extranjeras.

A muy pocas semanas de la realización de elecciones programadas para la conformación del Poder legislativo, nos encontramos ante

la condonación de la deuda social y política de individuos que no han expresado su más mínima palabra de arrepentimiento y perdón ante el agredido pueblo venezolano.

Es indiscutible, como lo señalaba el compañero Jorge Rodríguez Gómez, al momento de leer el aludido decreto, que el presidente Nicolás Maduro “es un verdadero campeón en la búsqueda de diálogo (…) con el pueblo de Venezuela y con los actores políticos”, pues ha convocado, en más de 600 oportunidades, al diálogo constructivo y fecundo con el  oposicionismo para que las vías constitucionales sean los vehículos para dirimir las controversias entre los venezolanos.

Venezuela ha escogido fortalecer el camino de la paz para ganar la guerra que nos han declarado los amos del mundo y sus aparatos impimperiales yanqui-sionistas. Construimos una democracia de nuevo tipo, para darnos un Estado de transición hacia el socialismo como expresión  de relaciones en igualdad en la producción, distribución y consumo de los bienes de todas y todos. Esto es algo que requiere de las decisiones de un estadista, como lo es Nicolás Maduro, que sepa expresar y ejercer las decisiones que requIere  este momento histórico que vive Venezuela, Nuestramérica y el mundo entero.⁣

José Saramago, en su Ensayo sobre la lucidez, coloca a los personajes de esa novela en el contexto de sátiras, dudas y contradicciones de una realidad electoral que bien pudiera parecerse a la nuestra, la por venir en este cercano diciembre pero también las muchas anteriores, asumiendo el voto como el «gesto revolucionario, capaz de socavar los cimientos de una democracia  degenerada», que todavía no hemos logrado superar a plenitud.

En este momento, muchos hemos tenido que tragar grueso para entender en Venezuela nuestro particular ensayo sobre la lucidez, del cual Saramago alerta: «Puede suceder que un día tengamos que preguntarnos Quién ha firmado esto por mi»… «No hay nadie que oiga que se le parte un cristal y no acuda corriendo a ver quién ha sido el vándalo infantil».

Ilustración: Portada de Ensayo sobre la lucidez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: