De la vida es sueño, de Pedro Calderon de la Barca

SEGISMUNDO¡Ay mísero de mí!
¡Y ay infelice!
Apurar, cielos,
pretendo ya que me tratáis así,
qué delito cometí contra vosotros naciendo;
aunque si nací,
ya entiendo qué delito he cometido.
Bastante causa ha tenido vuestra justicia y rigor;
pues el delito mayor del hombre
es haber nacido.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: