La guerra simbólica ¿da ganador al dólar? Diálogo en cuarentena. Iván Padilla Bravo

Puede ser parte de la publicidad. Desde hace mucho rato la lucha de clases se libra entre egos llenos de miedos, que se enfrentan por el poder. Uno de ellos, objetivamente, lo tiene: es dueño de los medios de producción y produce en acumulación de capital, explotando a su contrincante, productor identificado socialmente como proletario.

A estas alturas multicentenarias del pugilato, la moneda en todo intercambio, en todas partes del mundo (por ahora) es el dólar. Independientemente de las predicciones y asomos de cambios que se observan, colocándose el Yuan (China) al frente y a las criptomonedas, con fuerte tendencia hegemónica, el dólar sigue siendo hoy expresión del dominio en la esfera de la circulación, pero también en la ideologización de los individuos.

En el caso venezolano ello es muy notorio, entre púgiles con nombres propios: Dólar y Bolívar. A la Revolución Bolivariana, con responsabilidades gubernamentales, se le exige defender hasta la victoria y al precio que sea, la soberanía de nuestro Bolívar que, para complemento simbólico, lleva el nombre de nuestro Libertador (y de otras cuatro naciones suramericanas más) Simón Bolívar.

Este año 2021 abre con los egos de la lucha de clases alborotados ante lo que parece vislumbrarse como una evidente derrota del Bolívar frente al Dólar. La dolarización de nuestra economía y, particularmente, de sus expresiones en la circulación, en su intercambio o comercio, muestran ventajas que, además, el pensamiento polarizado ya celebra.

Sin embargo, ésta no parece ser la hora de cantar victorias. Es, sí, el momento de afinar la conciencia con la totalidad del universo, del planeta, de las relaciones entre individuos y con la naturaleza en su conjunto.

Entre los púgiles que se reparten puñetazos en un cuadrilátero llamado Venezuela, la única victoria posible es la de quien asuma lo real como conciencia. Y esto no es un saber, sino una identidad de clase que está más allá de lo simbólico y de la apariencia llamada, en la esfera de la circulación, moneda. Es la identidad con el ser solidario, con la igualdad, con la amorosa trascendencia.

Ilustración: Xulio Formoso

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: