23- F 1981. Día para el recuerdo

La noticia corrió más que el viento. Tenemos vivo el recuerdo de aquella frase con la que se inicio, en el Congreso de los Diputados aquella jornada nefasta, histórica: TODOS AL SUELO ante el punto de mira de las pistolas de los inquisidores. Eran las 18’24 h cuando el Coronel Antonio Tejero, con un grupo de guardias civiles asaltaron el Palacio de las Cortes en Madrid cuando se iniciaba la votación para investir el candidato a la presidencia del Gobierno de España Leopoldo Calvo Sotelo que pertenecía a la UCD -Unión de Centro Democrático-.

El Gobierno y todos los Diputados fueron secuestrados en su interior. Llegaban muchos apoyos desde el exterior. Se hicieron entrevistas a políticos de España y del mundo, contactaron con las autoridades pero, el Rey, cabeza visible de la negociación, no quería ceder, sus superiores, los secuestradores, no se lo permitían. Costó que se pronunciara contra de aquel golpe. Fue pasada la una de la madrugada que, vestido de gala salió a la TV para pronunciarse en contra de los golpistas. El secuestro terminó el mediodía del día 24.

Miedo fue el sentimiento que acosó a todos los que se encontraban en el Congreso pero, unos pocos valientes Adolfo Suárez en aquel momento Presidente del Gobierno, Santiago Carrillo Secretario general del PCE y Manuel Gutiérrez Mellado vice Presidente del Gobierno -no sabían la reacción de los responsables de aquel golpe de Estado- permanecieron erguidos, en pie. Podemos ratificar que ellos fueron los artífices de la Transición. Su fe, su confianza, su manera de actuar, daban pie a la esperanza visto ahora, desde la distancia. ¿Saben? Confié siempre en ellos. Nos trajeron la Democracia.

Cuesta imaginar hoy, SXXI aquella situación. Era un tiempo especial con muchas prohibiciones. Los recién estrenados partidos políticos se reunieron para intentar descubrir que podía suceder. Tenian mucho miedo. Querían que nos escondiéramos todos juntos. Nuestra respuesta fue franca: nos quedaremos en casa con nuestros hijos. Fuimos a la guardia civil de Granollers. No sabían tampoco como obrar…Al Ayuntamiento. Nos encontramos con compañeros de diferentes partidos, algunos habían destruido todos sus correos. No entendían todos no hubieran hecho igual. Teníamos la esperanza de que el ruido no se convertiría en obra. Solo ruido y trajín. Han pasado ya 40 años y, algunos, seguimos confiando…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: