Ahí estamos. Afons Duran Corner

Nuestra cita

Politically correctness is tyranny with manners. Charlton Heston.

El 12 de mayo del 2020 escribí una columna con el título “Aniversario” en la que comentaba que habíamos superado los veinte años de edad y habíamos alcanzado los cinco millones de visitas, lo que suponía una media de doscientas cincuenta mil anuales o unas veinte mil ochocientas citas mensuales. Hoy (23 de febrero del 2022), las visitas acumuladas han superado la barrera de los siete millones (7.052.878).

Muchas veces me pregunto las razones de esta amplia cobertura, en una web de naturaleza privada no vinculada a ninguna organización, que mantiene su independencia sin concesiones.

He de confesar que en algún momento he pensado en cerrar el ciclo y abandonar el proyecto. Creo que no es bueno alargar las cosas innecesariamente y que todo lo que empieza termina. Y si no lo he hecho, ha sido porque a la mínima insinuación gente diversa me ha pedido que continúe.

Hoy he querido echar un vistazo a esa “gente diversa” que me sigue y lo he hecho con la ayuda de “Google Analytics”, que mantiene un control sobre esta web, porque así lo solicitamos. He tomado como referencia una semana completa (del 11 al 17 de febrero del 2022) y aquí tenemos los resultados concretos de la audiencia:

  • Usuarios: 5.049.
  • Visitas: 6.461.

Por franja de edad:

  • De 18 a 24 años: 10%.
  • De 25 a 34 años: 7%.
  • De 35 a 44 años: 10%.
  • De 45 a 54 años: 18%.
  • De 55 a 64 años: 25%.
  • Mayores de 65 años: 30%.

Por sexo:

  • Hombres: 53,6%.
  • Mujeres: 46,4%.

Por equipo utilizado como lector:

  • Móvil: 72%.
  • Ordenador: 26%.
  • Tablet: 2%.

Pero para mí lo más relevante y que más agradezco es la cobertura geográfica producida en una semana. Google ha identificado 449 lugares en todo el mundo en los que ha habido como mínimo un lector. Debo recordar que la web incorpora el traductor de Google, lo que permite leer en la mayoría de las lenguas de uso corriente, desde el bengalí al swajili, desde el tagalo al croata. Y sé de algunos lectores habituales (casi siempre suscriptores) que tienen puesta una aplicación en su soporte digital a la que llega la columna en su idioma preferido.

La frecuencia de visitas semanales también varía, destacando algunas ciudades con más de cincuenta, como es el caso de Barcelona, Madrid, Sabadell, Terrassa, Girona, Tarragona, Badalona, Valencia y Hospitalet de Llobregat. Entre treinta y cincuenta hay doce, con Sant Cugat, México City, Caracas, Igualada, Bilbao, Bogotá y otras. En el grupo de veinte a treinta están Medellín, Pamplona, Buenos Aires, Ashburn (del Estado de Virginia), Villafranca del Penedés y cuatro más. Por debajo de veinte está el resto, desde Oxaca a París, desde Shanghai a Coventry, desde Praga a Maracaibo, desde Dallas a Tel Aviv.

Gracias amigos por el interés demostrado a lo largo de los años. Será que hay en el mundo mucha “gente diversa” que quiere explícitamente informarse y documentarse desde fuentes no oficiales ni subvencionadas, que apuestan por la heterodoxia y que son, voluntariamente, políticamente incorrectas.

Seguiré fomentando el “espíritu crítico”, aquel que no acepta las verdades absolutas, desconfía de las soluciones simplistas, construye desde el escepticismo como base metodológica y toma la razón (no la racionalidad) como hilo conductor.

En cuanto a mi posicionamiento ideológico, continúo estando donde siempre he estado: Estoy a favor de una economía de mercado donde se estimule la libre competencia, donde se limite la concentración empresarial oligopolista y se controle el precio de los suministros básicos. Estoy a favor de la sostenibilidad medioambiental, aunque ello suponga una aminoración del crecimiento del PIB. Estoy a favor de una fiscalidad en la que se aplique igual tratamiento a las rentas de capital que a las rentas de trabajo. Estoy a favor de un Estado ligero, descargado de cultura burocrática. Estoy a favor de un sistema judicial independiente. Estoy a favor de un estamento militar de mínimos, sin cuerpos paramilitares agregados, y sometido a la autoridad civil. Estoy a favor de una educación y una sanidad públicas. Estoy a favor de una clase política sometida al control de la sociedad. Estoy a favor de una democracia directa, en la que los partidos no se apropien de los mecanismos regulatorios del Estado. Estoy a favor de la heterodoxia y en contra de todo tipo de convencionalismo. Estoy también a favor de la independencia de Catalunya.

Sé que cada vez resulta más difícil comprender e interpretar la realidad, y que los medios de comunicación se hacen eco de la basura oficial y oficiosa que les transmiten. Siempre habrá “armas de destrucción masiva”. Siempre habrá sinvergüenzas y mentirosos, con discursos dogmáticos en los que la manipulación y el engaño se utilizan para explotar groseramente los sentimientos de la gente.

Pero también habrá siempre guerrilleros y libertarios dispuestos a abrir brechas informativas para romper el discurso de la “autoridad competente”.

Seguiremos estando ahí.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: