URGE revisar la vida sobre la Tierra

diciembre 26, 2019

Revisando noticias, viendo imágenes, constatamos la URGENCIA de abordar una nueva era con severidad y nuevas maneras. Un  nuevo caminar, nuevas formas de vida que acaben con el descalabro actual que, o lo atajamos de forma urgente o, acabará con la vida del Planeta.

Urge reiniciar un regreso al pasado -menos cosas superfluas e innecesarias- con todas las ventajas de este futuro que hemos trapicheado y es preciso recuperar so pena de perecer, si no lo abordamos con presteza.

Recuperemos la nitidez del aire que respiramos, menos carreteras y autopistas, más lineas ferroviarias para moverse. Menos aviones.

Control severo de los materiales contaminantes como los plásticos que llenan mares y oceanos, acaban con la supervivencia de peces y anfibios

Revisemos nuestros armarios y desechemos lo que no sirve y puede ser útil a otros.

Utilicemos bolsas de tela o mimbre para ir a la compra. NO A LOS PLÁSTICOS.

Desestimar las grandes compras, procuremos suministrarnos de lo imprescindible cuando sea necesario, NO, como complemento.

No olvidemos que todos somos Iguales en derechos y deberes, de ahí la urgencia en planificar nuestras vidas-trabajo de forma equitativa, que nos permitan vivir con dignidad, sin destruir la Naturaleza en todo lo que abarca la palabra:  Personas, Flora-fauna. Climatología. Rios. Mares. Oceanos en estos momentos, con estocada de muerte, pero que,

si juntos lo ponemos en práctica tal vez podamos recuperar.

 


Una sola lucha. Por la vida misma

diciembre 24, 2019

11 mil científicos acaban de anunciar que el cambio climático va camino de causarnos un “sufrimiento incalculable”, mientras que la ONU dice que el colapso de nuestros ecosistemas podría exterminar a un **MILLÓN** de especies.

Y nosotros podríamos ser una de ellas.

Solía haber muchos “problemas ambientales”. Pero ahora, la lucha es una sola. Por la vida misma. No estamos separados de la naturaleza — SOMOS naturaleza, y en esta lucha podemos encontrar nuestro verdadero papel: no somos un virus que plaga el planeta, sino una especie que protege todas las formas de vida.

Ya somos millones los que hemos apoyado campañas de Avaaz por las energías 100% limpias, así como por “50/50” — un innovador plan para proteger la mitad de nuestro planeta y salvar la naturaleza. Pero, para ganar, debemos unir estas dos campañas gigantes para formar un movimiento masivo global por toda la vida en la Tierra — y debemos hacerlo rápido.

2020 es EL año para hacerlo, con dos cumbres mundiales clave en China y el Reino Unido que abordarán la urgente necesidad de incrementar la protección a la naturaleza y reducir la contaminación por carbono.

.


El Cambio climático nos azota

diciembre 21, 2019

Los cambios de temperatura nos enferman. En una misma jornada pasamos de pocos grados de noche y madrugada a 18 o más al mediodia con sol extra, irresistible, si no te despojas de la ropa que llevas. De repente se nubla el cielo y comienzan  aguaceros y oscurece. Vientos que han superado, en algunas ciudades, los 100km hora. Reaparece un sol tímido a primera hora de la tarde, luego de nuevo viento, frio y lluvia. En estos momentos medianoche, el viento mueve todo lo que encuentra a su paso.

Es preciso tener siempre a mano, un paraguas, so pena de tener que comprar otro, si sales de compras o, a pasear.

Hace días que intento comprar un paraguas y, NO encuentro donde, en Granollers.

El cambio climático que considerábamos una falácia está aqui, azotándonos, modificando nuestras estaciones, nuestro clima benigno y regular a, pura intemperie. No olvidemos nuestra complicidad… Entonemos nuestro mea culpa. Contaminamos desde que tenemos uso de razón, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Pongamos fin a tanto descalabro.

Hacemos uso de productos innecesarios. Dejen de comprar por Internet para conseguir mejores precios. Dicen los expertos que puede suponer un 7% de  impacto ambiental superior, al comercio tradicional. Se han hecho estudios al respecto que así lo ratifican. Compras que suelen ser de uno o pocos elementos que te llevan a casa en coche o camión….

En estos momentos, pasada media noche, está silbando un viento preocupante… Mueve sillas y mesas del jardín.  Macetas…

Cambiemos hábitos, dejemos todo lo prescindible. Menos viajes en coche. Más trenes y, lo excepciona,l seria encontrar trabajo de proximidad, como ocurría hace algunas décadas.

Me pregunto ¿por qué quienes viven en Barcelona trabajan en Granollers y los de Granollers tienen su labor en Barcelona? Imprescindible recuperar el sentido común, hoy SXXI, el menos común de los sentidos.


A %d blogueros les gusta esto: