Federico Mayor Zaragoza.Sorprendentes, incongruentes, peligrosas noticias

agosto 29, 2013

federico mayor1. Intervención militar en Siria, antes de conocer el resultado de la inspección relativa al uso de gases letales y saber, en consecuencia, quiénes son los responsables, y sin contar con la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Sería una gran decepción, y constituiría una nueva irresponsabilidad ceder a la influencia del “gran lobby”, bombardear con unos cuantos misiles lanzados desde portaviones para demostrar al gobierno sirio la fuerza occidental, sin importar los “efectos colaterales” –que nunca han importado al “gran lobby”- y sin saber a ciencia cierta a quién se está beneficiando (porque poquísimo se sabe sobre la “oposición”… y lo que se sabe no es todo trigo limpio).
La excusa de que el Consejo de Seguridad no aprobaría una intervención de esta naturaleza por el veto de Rusia no es válida: lo que hay que hacer es refundar un multilateralismo democrático y dejar de una vez los grupos hegemónicos, oligárquicos y plutocráticos… El Presidente Obama es el único que podría presentar esta reforma en profundidad. Si sigue los pasos de su antecesor… uno de los pocos rayos de esperanza se habrá extinguido. Es incongruente que dentro de unos días todos los líderes del mundo se dirijan a la Asamblea General solemnemente, “bla, bla, bla”… y después ninguneen a la única institución que podría todavía enderezar tantos entuertos.
Por cierto, la posición de España diciendo que hay que castigar a los culpables pero a través del Consejo de Seguridad es plausible. Ojalá, en esta ocasión al menos, se escuche su propuesta.
2. El Gobierno Español, a pesar del embargo, vende a Egipto aviones militares. “¡El negoci es el negoci!” ¡Qué más da que se haya decidido, con buen criterio, adoptar medidas restrictivas con la intención de clarificar la situación en el gran país del Nilo…! Incongruente, peligrosa noticia.
3. Fotografía en que se ve a esforzados ciudadanos intentando contener con ramajes el incendio que se aproxima a sus viviendas… En Galicia -¡como en Hollywood!, en el país de todos los artefactos bélicos y espaciales- los medios para luchar contra las catástrofes naturales son precarios e inapropiados. Y los bosques, descuidados. Y descuidados los desagües como ponen de manifiesto las inundaciones… Hay muchos medios para la guerra –hasta el punto de vender aviones militares- pero el mundo se halla inerme o precariamente habilitado ante las catástrofes naturales o provocadas.
SÍ: tres noticias de hoy, 28 de agosto de 2013, sorprendentes, incongruentes y muy peligrosas, propias de un sistema que requiere drásticos cambios, de una gobernación mundial que precisa de forma apremiante “un nuevo comienzo”.

Red de Redes en Defensa Humanidad. Llamada URGENTE pro Siria

agosto 29, 2013

Ante la inminente agresión extranjera contra Siria, levantemos nuestras voces frente a la barbarie

          La Red de intelectuales, artistas y luchadores sociales “En defensa de la humanidad”, convoca a todos los hombres y mujeres honestos de este planeta a condenar la inminente agresión contra Siria. Nos dirigimos en especial a aquellos que no aceptan un mundo donde impera la ley del más fuerte, donde ha caducado el derecho de no intervención en los asuntos internos de las naciones, donde la muerte masiva de inocentes se ha convertido en un espectáculo televisivo, donde la maquinaria mediática hegemónica fabrica pretextos, sin prueba real alguna, para justificar la guerra.

Ya en junio del pasado año circulamos a través de la Red un lúcido mensaje de nuestra cmontserrat 9ompañera Stella Calloni “para impedir otro genocidio bajo argumentos falsos, que la humanidad no debe aceptar más”. Desde entonces, Stella denunciaba las amenazas de una intervención de los Estados Unidos en Siria, el verdadero carácter de la “oposición” mercenaria y “la mayor campaña de desinformación de los últimos tiempos”, con “laboratorios que han trucado fotografías y filmado videos falsos que envían al exterior”.

Ahora, ante nuestros ojos, los analistas occidentales evalúan las distintas opciones militares que tendrían los agresores, sin que importe en lo más mínimo esclarecer la verdad acerca del uso de armas químicas. Se discute, sin pudor alguno, qué tipo de armas usar, desde qué bases pudieran lanzarse los misiles y contra qué objetivos. Nadie habla de la tragedia humana que va a sufrir ese pueblo. El problema para ellos es técnico y no ético.

Levantemos nuestras voces ante este nuevo capítulo de la barbarie imperial. Utilicemos todas las vías a nuestro alcance para denunciar la agresión y las mentiras que la acompañan. Unamos nuestras fuerzas para rechazar y condenar de manera irrestricta toda acción de fuerza contra el pueblo sirio y contra su derecho a vivir soberana, dignamente y en paz.

Red de redes “En Defensa de la Humanidad”


Hiroshima-Nagasaki, 68 años tras el ataque nuclear

agosto 5, 2013

Era el mes de agosto de 1945 cuando  Harry Truman, Presidente de EEUU, dio la macabra orden:  ataques nucleares contra Hiroshima y Nagasaki. ¿Pretensión? Acabar con el Imperio del Japón.
Una Bomba de Uranio, ensayada en el desierto, en Nuevo México el 16 de julio, fue lanzada sobre Hiroshima el lunes 6 de agosto de 1945. La “Littel Boy” , bomba de triste recuerdo que salió del avión Enola Gay y explotó a 590 metros de altura.  Se calcula que liberó una energía equivalente a 13 kilotones -13.000 Tn- de TNT. Destruyó la ciudad, causó  miles de muertos. Tres días después otra sobre Nagasaki, la “Fat Man” de Plutonio, con resultado similar a la de Hiroshima.

El pánico instó al Imperio dhiroshimaa la rendición pasados seis días, el 15 de agosto. El 2 de septiembre el Imperio japonés firmaba la rendición incondicional, que puso fin a la guerra del Pacífico y también la 2ª Guerra mundial.
¿Coste? En vidas humanas 140 mil muertes en Hiroshima más de 80 mil en Nagasaki en el momento fatídico, a las que es preciso sumar las que supusieron las secuelas posteriores: leucemias, quemaduras, cáncer, malformaciones en recién nacidos…
Las consecuencias siguen aún hoy pasados 68 años, con el deterioro físico psíquico de quienes vivieron aquellos aciagos minutos, segundos que marcaron su futuro y el de los suyos. ¿Imaginaba Truman las consecuencias? EEUU nunca pidió perdón.
Mañana sonaran campanas de duelo. Nuestros corazones latirán con fuerza, la del amor y recuerdo para tantos que, indefensos, pagaron con sus vidas, los desatinos de las guerras y codicias. De nuevo mi SÍ A LA VIDA!


Panamá. Concierto a favor de los niños de Siria Por los niños de Siria

mayo 27, 2013

El próximo 4 de junio, el Ateneo de Ciudad del Saber, será el escenario que albergará a los reconocidos pianistas George Mathew y Mark Kuss en el concierto musical Panamá por los Niños de Siria. Este concierto tiene como propósito elevar la conciencia sobre la situación que afecta a la niñez de este país, así como contribuir con recursos económicos para atender las necesidades básicas de más de 600 mil niños y niñas afectados por la guerra civil en Siria.

Panama El concierto es organizado por UNICEF, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Fundación Ciudad del Saber, y la Organización Music For Life International, entre otros, que tiene programada una serie de eventos musicales en beneficio de los niños sirios. Estos culminarán en un último concierto el próximo 13 de enero de 2014 en el Carnegie Hall en Nueva York.La entrada tiene un costo de 25 dólares, y los fondos recaudados serán donados en su totalidad a UNICEF para atender distintas necesidades de los niños sirios refugiados temporalmente en Iraq, Jordania, Líbano, Turquía y otros países de la región. A la actividad se unirán niños y niñas panameños, quienes donarán su talento musical para contribuir con la niñez en Siria.


Gervasio Sánchez en Tudela

mayo 15, 2013

Gervasio en TudelaGervasio Sánchez inaugurará en Tudela, una Exposición Antológica de sus fotografías, imagenes que deberían visionar de manera especial los políticos, los hacedores de guerras e ignomínias, los que llevan el mundo hacia el desastre, si, entre todos, no somos capaces de decir NUNCA MÁS y exigir el cese de hostilidades, proyectadas siempre a beneficio de unos pocos, amos de vidas y bienes.

En su Diario de la Infamia escribe,

BOTÍN DE GUERRA (Publicado el jueves 20 de marzo de 2003)

Ya se están haciendo negocios con la guerra, firmando los contratos para la reconstrucción. Mientras enseñan las fotos de sus hijos durante  las últimas vacaciones, hombres sin escrúpulos toman posiciones ante el botín. A ellos no les importan el sufrimiento de las víctimas ni la pesadilla del mundo. Sus mentes están atascadas digiriendo la cadena de ceros. Apetitosos ceros que bailan con la muerte. ¿Habrá más ceros que muertos al final del drama?

Son los bucaneros modernos. Sus banderas, aunque invisibles, también tienen calaveras.


Desde Damasco, por Mario Casarteli

mayo 12, 2013

Dicen que en  Alepo, ciudad milenaria, ubicada hacia el norte, cercana a la frontera con Turquía, no hay un  segundo de calma. Y a juzgar por la artillería siria que truena sin pausa en el aire, impidiendo a los grupos insurrectos volver a avanzar hacia Damasco, debe de ser así.alepo-tras-combates

Estos llegaron allí y se atrincheraron en  grupos armados, instando a las familias a que les den albergue, ya sea por la fuerza, por coacción o convicción. Las razones para tal alianza son múltiples y exigen larga explicación. Me dicen que entre el ejército sirio que allí opera y los insurgentes hay relativa paridad de cifras. Oscilan entre el 40 por ciento ante las fuerzas sirias. Y pregunto por qué el gobierno, si es mayoritario en número de hombres y tal vez en poder armamentístico, no logra recuperar esa ciudad.  “El ejército  sirio va pisando con pies de pluma por varias razones”, me explican. Si entraran de golpe significaría una batalla de destrozos inconmensurables. La otra alternativa es requisar, casa por casa. Pero eso haría derramar  mucha sangre inocente. En este punto, rescato lo que nos dijo el director del Museo Arqueológico Nacional. “Los grupos armados también se amparan entre las ruinas históricas, para dificultar el ataque por parte del ejército sirio”.

He visto la foto de una calle en Deir ez-Zor, convertida casi en polvo. Cuánto desastre de extremo a extremo. Es como si un ciclón la hubiese arrasado. O  “como si dinosaurios hayan pasado por ella”,  tal cual escribió la persona que la distribuyó.  Es la tragedia que se vive día a día. Sin embargo, pese a esos dolorosos destrozos, se puede ver  el esplendor derrumbado.

¿Qué será de Alepo y de sus monumentos históricos que son patrimonios de la humanidad? Alepo fue hasta hace poco, una ciudad pujante, la de mayor fuente para el sostén económico de Siria. Aparte de fabricar productos electrónicos de todo tipo, es el gran centro del telar de Medio Oriente, y está rodeada de pueblitos pequeños formados por  trabajadores de las inmensas fábricas que allí pululan. Un hombre me cuenta que allí entraron centenares de saqueadores y se aprovecharon de la situación. “Se llevaron en camiones enormes maquinarias rumbo a Turquía”.

También conocí a una periodista del canal sirio, con quien hemos compartido trabajo y almuerzo. Me dijo que ella vivía en esa ciudad, pero entraron los grupos armados y se instalaron en su casa para convertirla en cualquier cosa y la vaciaron. “Yo ejercía la docencia para niños estudiantes, pero me tuve que venir resignada a Damasco. Y aquí estoy trabajando para la televisión”.
Siria, que siempre convivió sin  problemas con todas las religiones, ahora debe soportar que en Alepo, los fundamentalistas que allí están obliguen a las mujeres a cubrirse la cara con tela”, me dice una mujer.  “No es tan así”, me dice otro hombre que recorrió esas zonas. Difícil saber la exacta verdad sin llegar allí.

Pregunto a mis compañeros de ruta qué pasaría sin fuésemos a Alepo. “Sería una locura, desde todo punto de vista”, me responden. Primero porque el propio ejército, que va cercando  de a poco a los insurgentes, no nos dejaría pasar. Y si pasásemos caeríamos en manos de extremistas de toda índole que no dudarían un segundo para decapitarnos. Tales escenas las he visto en Paraguay, a través de las filmaciones difundidas por las redes sociales de comunicación. Y es evidente que ese intento sí sería, metafórica y literalmente, perder la cabeza

Pobre Alepo, pobre gente, sobre todo sabiendo que el sirio que nos acompaña nació en esa ciudad. Y cuando habla de ella, sus palabras irradian llamas de amor. Cierro los ojos y me viene  un verso del poeta italiano Eugenio Montale, que para haberlo escrito hizo lo que  yo siempre soñé y no podré -salvo que me toque volver a Siria en tiempos de paz-, es decir, cruzar una parte del mundo “por el camino de Alepo”.


Mario Casartelli desde Damasco

mayo 8, 2013

Miércoles 8. Problemas con las señales de internet. Ayer, martes, me pasé toda la tarde y la noche hasta las 3 de la madrugada de hoy intentando enviar mi segunda crónica, pero fue imposible. Incluso esta mañana del miércoles, cuando lo primero que hago al despertar es revisar si hay conexión. Y nada. Voy hasta el conserje del hotel a preguntar si existe algún cyber cercano donde pueda conseguir señal, y me dice que el problema no es sólo en el hotel sino en todo Siria. Lo mismo ocurre con la telefonía. Dicen que es un sabotaje continuo que comenzo en noviembre.Mario Casartelli

No me queda sino seguir esperando. El problema es que tenemos una serie de actividades planificadas para cada día, y los datos que recojo se acumulan. Y crece mi ansiedad por enviar a los leyentes de las redes sociales algo de lo no mucho que alcanzo a recoger. Aquí no puedo hacer como en Palestina, donde hace cuatro años estuve un mes y me dediqué a recorrer calles y ciudades sin pausa, conversando con toda la gente. Allá, en Cisjordania, la única certeza de inseguridad eran (son) las incursiones del ejército israelí. Pero aquí está plagado de infiltrados de todas las nacionalidades: turcos, chechenos, libios, franceses, alemanes, españoles, que forman parte de los atacantes, según me dicen. Y entre ellos hay suicidas dispuestos a cualquier cosa. Razón por la cual nos aconsejan no salir solos ni alejarnos del hotel, salvo con Fady Marouf.

La Siria que conocí hace seis años no es la misma de ahora, al menos en el espíritu que planea en el aire. Este pueblo pacífico, de dación para estudiantes de todas partes del mundo, de producción más que suficiente para el autoabastecimiento de aproximadamente 23 millones de habitantes, tiene hoy un perfil diferente. Y me angustia la impotencia de no poder desplegarme como quisiera.

Pero me arriesgo un poco y salgo a caminar por el centro de Damasco, a sólo pocas cuadras del hotel. Hay soldados por todas partes y hombres vestidos de civil que no ocultan ser agentes del gobierno. Están con las antenas alertas a cualquier movimiento sospechoso. Enfilo una calle y cruzo la otra acera. Allí me grita un hombre armado que está haciendo revisiones a la gente en la vereda. Me pide que abra mi mochila, la palpa, y con una sonrisa y una palmada al hombro me deja seguir. Entonces, pienso en lo que me contó Luis Brizuela, el corresponsal de Prensa Latina, que llegó hace seis meses aquí y ya fue detenido en numerosas ocasiones. “Principalmente porque mi perfil afro me hace aparecer como un sospechoso, debido a la cantidad de terroristas africanos que merodean”, me había dicho. “Tú, en cambio, puedes ser un egipcio o un árabe, que también los hay”, agregó.

Ayer, antes de ir a conversar con el vicecanciller de Siria, mientras la televisión me entrevista en la explanada del hospital militar, observé que no lejos de mí llevaban caminando a un joven esposado. Lo conducía un soldado también joven. Mientras yo hablaba, me pregunté por qué. ¿Tal vez un ladrón o un sospechoso de vaya a saber qué? ¿O es un terrorista que fue herido en algún enfrentamiento y ahora, ya recuperado, lo sacaban del hospital para enviarlo a ser juzgado ante la ley? Difícil saberlo, mientras uno se concentra a la vez en lo que está diciendo ante cámaras y el detenido y el soldado se van, se pierden.

Cuántas historias como estas se me escapan sin poder atraparlas. Pero la urgencia y precisión de horarios con que debemos movernos nos impiden más de lo que quisiéramos. Es que e l peligro está latente. Y en estas circunstancias, todos podemos ser sospechosos.

Mario Casartelli


A %d blogueros les gusta esto: