Las madres presas. Teatre de Ponent

marzo 20, 2017

Una historia real que recupera la memoria de dos familias represaliadas por la dictadura. Homenaje a dos madres que aunaron esfuerzo y miserias para mantener la dignidad y la esperanza.

Increíble relato, escrito e interpretado por Pilar Martínez, a partir de los recuerdos y vivencias de una madre represaliada que pasó muchos años en prisión. Se trata de un duro alegado contra la represión franquista.

Es una joya, una lección de nuestra Historia que NADIE, debería perderse. Yo recomendaría a profesores de escuelas e Institutos de bachillerato, que llevaran a los jóvenes a ver y escuchar el clamor de Pilar Martínez que, a lo largo de 50 minutos deja a la audiencia sin respiración, so pena de perder alguna palabra de su relato.

¡Qué gran artista! Que bien sabe modelar su voz, sus gestos, para permitirnos entrar en la prisión donde se encontraba su madre que había dejado siete hijos en casa, igual que su compañera de celda que tenía otros tantos.  Sonríe, llora, reclama. Ternura, pasión, amor…

Su marido también estaba en prisión.  Su pecado: ayudar a los “maquis”.

El relato está protagonizado por la hija pequeña de una de las madres, que tenía dos años cuando quedó, junto con el resto de hermanos, solos en casa, de la que fueron deshauciados por la policía del momento. El hambre, el frío, el miedo, son sobrellavados con auténtica maestría gracias a las hermanas mayores que se convierten en sus guías, sus protectoras. Pilar Martínez se pone en el cuerpo de cada una de ellas.

Si tienen ocasión de ver la obra, no se la pierdan. Es un canto al amor, a la amistad, a la dignidad de la que son responsables aquellas niñas que, se hacen mayores antes de tiempo, para cuidar de sus hermanos en ausencia de más de siete años de sus progenitores.

 


9 de marzo 1037-2017

marzo 9, 2017

Nací el 9 de marzo hace 80 años en un pueblito del Bages El Pont de Vilomara. Plena guerra civil. ¿Vicisitudes? Todas. Estoy escribiendo la historia de mi vida a partir de aquel momento. Mi familia, mi pueblo, costumbres, razones y desazones. Cómo vivía las gente durante y tras aquella guerra tan incivil.

Curiosamente el 9 es mi número favorito: nueve hijos, todos los acontecimientos importantes en mi vida se han producido a través de este digito y, el día de la semana, el miércoles.

NO soy supersticiosa pero, a veces, me llegó a preocupar.

Con el paso de los años sí, sigo con el nueve como preferido, no con el miércoles…

Hoy ha sido un hermoso día, muchos amigos me han contactado además de mi hermosa y larga familia.

Ha hecho un día espléndido, he visitado a Eulàlia, con ella me han hecho la primera foto en tanto que octogenaria.

Gracias a todos los que os acordasteis de mí.


Granollers homenatja a les dones

marzo 8, 2017

La Plaça de la Porxada era avui 8 de març 2017,  a les 12 del matí, un gran espai de conversa.

Tot i que ha estat un Acte improvisat, així ho han fet alguns Ajuntaments, deu n’hi do de la gent que s’hi ha aplegat, no cal dir que, moltes dones.

Ni silenci, ni música,  només veus, converses entre els assistents que han acabat amb un llarg aplaudiment.

Encara que a molts no els agradi, repeteixo que GRANOLLERS és una ciutat viva, propera a la gent i a tot allò que l’amoïna.

Avui, la lluita per la Igualtat de gènere, la iniquitat que pateixen les dones, encara sotmeses. Sous inferiors als homes malgrat tenir una mateixa preparació. Feines domèstiques poc compartides. Massa dones objecte. Massa assassinats en mans d’alguns marits, amants…

Granollers diu PROU a la DESIGUALTAT!


Nos estan engañando…

marzo 3, 2017

No miro la TV porqué me hastía, me cuesta soportar tanta necedad. Si algún día hay un Programa especial, mis hijos/as me avisan: a tal hora, tal canal, no te lo pierdas.

amorCuando me preguntan me defino  como radioyente, buscando lo que me interesa, evitando lo banal, que es mucho también.

¡Nos están engañando!

Hoy, me exasperé con un programa de Catalunya Radio. Versaba sobre unas nuevas aplicaciones de móvil para concertar citas, de aventura. ¡Inaudito! Cómo preparase, que hacer, como vestir, como mirar, cómo entrar en conversación, como moverse.

Sí, soy vieja pero NO discapacitada.

Sé que, Amor, es hoy una mercancía, para mí, inadmisible. En todo caso es sexo, lo mal llamado: usar y tirar…

Amor es algo sagrado, no se compra, no se vende. Se gana con la constancia de los amantes, es un sentimiento especial que, afortunadamente, he poseído.

Es una felicidad inexplicable, a quienes necesitan maquinitas para llamar la atención, para buscar lio amoroso. Solo para evitar  hacer esquinas.

Lo imperdonable es que la gente explique sus aventuras, salga en pantalla, en Antena, comente vía Internet…

Resulta doloroso y poco esperanzador descubrir la pobreza mental-sentimental de quienes así actúan.

Ponen sin ningún rubor, en escena, su “teatro” particular mientras dura, con pelos y señales: con quién, donde, cuantas veces…Lo que ha sentido. Ah! Ilustrado con fotos…

Vivimos en una Sociedad muerta a la Belleza, a la Cultura, a las Artes. Y, por qué no, al amor verdadero.

Me siento afortunada.


Pedro Casaldaliga: 89 años

febrero 17, 2017

Queridisimo Pedro, me acuerdo mucho de ti, intento vivir como tu nos has enseñado, compartiendo vida y esperanza. Confiando en un bienestar supremo cuando llegue el momento,  con las manos llenas de amor, de amistad.

Te deseo felicidad en este aniversario, que me hubiese gustado compartir pero, las economías del momento no lo permiten. Mi familia necesitacasaldaliga mi apoyo y mi dedicación.

Ojalá tengamos ocasión de vernos de nuevo, discutir sobre el bien y el mal, de las intrigas de quienes tienen en sus manos el poder del dinero y, nos gobiernan a su albur. NO habrá cielo para ellos.

Muchos besos, te recuerdo siempre comprometido con los hermanos que te necesitan. Ojalá sepamos emularte siempre.

Un gran abrazo y un beso,

montserrat


Hay hambre porque queremos. Iñaki Alegria

febrero 15, 2017

Hay hambre porque queremos

El egoísmo, la causa del hambre

Hablemos de las causas del hambre.

Podemos pensar en sequía, cambio climático, escasez de alimentos, desastres naturales, guerras….

A día de hoy, el hambre es evitable. Podemos evitar que niños y niñas mueran de hambre.

Explicar lo inexplicable, justificar lo injustificable, eso es hablar del hambre.

Entonces, si lo podemos evitar, ¿Por qué sigue existiendo el hambre?

Porque queremos.

¿Y por qué queremos? ¿Cómo somos capaces de querer que niños y niñas mueran de hambre?

Porque nos interesa.

¿Y por qué nos interesa? ¿Cómo es posible que no pueda interesar que niños y niñas mueran de hambre?

Porque somos egoístas. El egoísmo humano permite que cada día mueran cientos de niños por no tener nada que llevarse a la boca, y el mundo sea cómplice del silencio.

¿Cómo acabar con el hambre?

Acabando con la causa, acabando con el egoísmo.

Asumiendo vivir más sencillamente, para que otros sencillamente puedan vivir.


“Carta de José Martí”. El Partido Liberal. México, 17 de diciembre de 1891

febrero 12, 2017

jose-martiUn buen amigo cubano, Pedro, me manda a menudo recortes de Cartas interesantes como la de hoy, de Jose Marti, personaje inaudito con el que estoy de acuerdo.  Comparto plenamente sus penasamientos.

Las cosas trascendentales, NO han cambiado, pero sí, las personas. ¡Que pena!

 

“Pudre al hombre quien no le pone, junto a la pasión inevitable de las pompas del mundo, el conocimiento y hábito de la verdad definitiva de él, que está en la casa amable, con su rincón de amigos, y en la paz interior que viene de desdeñar cuanto no sea la honra de la conducta y la terneza del cariño: pudren a los hijos estos padres de ahora, que los crían en cantinas y ambiciones, con coñac por juicio y sífilis por sangre, de pura venganza y vanidad de pobre, que quiere enseñar en el mozo desocupado la riqueza y privilegio que el padre no tuvo: el borracho, a la vergüenza, aunque sea hijo del necio inteligente, – a la vergüenza el que empobrece en los fórnices venenosos la sangre nacional: la novia ha de pedirle al pretendiente, con la carta de declaración, su cédula de trabajo. – Y otros padres fomentan en el hijo la pasión de la riqueza, sin ver que sólo dura aquella que se cría sudor a sudor; y le espolean la ansiedad de acaudalar, sin ver que las agonías de la fortuna intrigante son de más náuseas, y de fin más cruento, que el de la riqueza natural o la plaza decorosa. ¿A qué vencer a los viles, en la pelea falsa del mundo, si para vencerlos es preciso ser más vil que ellos? En ser vencidos es que está el honor: en verlos pálidos de miedo, colorados de champaña, temblorosos de frenesí. El rincón de la casa es lo mejor, con la majestad del pensar libre, y el tesoro moderado de la honradez astuta, y un coro amigo junto a la taza de café. Lo mejor no es el vicio del millón, con el crimen de salero y la prostituta de mostaza.[…] Los pueblos nuevos han de librarse de la lepra de los negocios inútiles”


A %d blogueros les gusta esto: