Dimitir. Dimisión. Irse.

junio 22, 2017

¿Conoce alguien qué supone la palabra Dimisión? ¿Irse?

Repasando la historia política de nuestro país desde la transición, encontramos muchos nombres que se repiten hasta nuestros días.

Se encuentran en el Gobierno a nivel estatal, en los de las comunidades autónomas todas. En puestos de responsabilidad política, económica, cultural, deportiva.

Debería existir un “Coto”, el de no “perseverar” pasados máxime, dos legislaturas.

Momento que deberían regresar a sus responsabilidades, las que tenían antes de dedicarse a la política, no importa la “modalidad”. naturalmente suponiendo que las tuvieran.

Quienes tienen en sus manos la responsabilidad, deberían ser ejemplo en rectitud: no tener más de un sueldo, ser severos en los dispendios de los bienes comunes que les han sido confiados. No continuar más de 10 años en primera línea.

DIMITIR, o no dimitir, he ahí la cuestión. Podría ser una excelente obra teatral…

Si disponen de tiempo, recomiendo vayan a una Hemeroteca. Más fácil aún, busquen en Google a partir de los años 1976, responsabilidades de poder en Alcaldías de distintas Ciudades, Partidos políticos, Clubs de Futbol, Centros de Asistencia no públicos, Asociaciones culturales, deportivas.

La Dignidad ha desaparecido de muchas mentes. Arrimarse a los poderosos es un oficio innoble que persiste: bien vestir, bien comer, bien viajar a expensas de…

Mientras la crisis sigue, quedan solo exentos los que no saben dimitir.

¿Por qué no les exigimos mayor respeto y les decimos que se vayan? No sigamos aceptando-aplaudiendo.


Federico Mayor Zaragoza. Líneas rojas en la investigación genética

mayo 4, 2015

federico mayor

Atención: hay transgresiones inaceptables en la investigación científica y especialmente en la genómica, según se acordó unánimemente en la UNESCO y en las Naciones Unidas en 1997 y 1998 en la “Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos” (http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=13177&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html ) donde se trataba, precisamente, de evitar que, gracias a la ingeniería genética, pudiera llevarse a cabo el sueño de Hitler y Mengele de hacer un ser humano “de diseño”. Lo intentaron con las técnicas propias de la genética mendeliana, y fracasaron.

En el año 1993 con el apoyo, desde el primer momento, de la Human Genome Organization (HUGO), inicié en la UNESCO, en una Comisión presidida por la jurista Nöelle Lenoir, el proceso de elaboración de dicha Declaración. En su artículo undécimo se establece que: “No deben permitirse las prácticas que sean contrarias a la dignidad humana, como la clonación con fines de reproducción de seres humanos. Se invita a los Estados y a las organizaciones internacionales competentes a que cooperen para identificar estas prácticas y a que adopten en el plano nacional o internacional las medidas que corresponda, para asegurarse de que se respetan los principios enunciados en la presente Declaración.”.

En la Cátedra Internuniversitaria de Derecho y Genoma Humano de las Universidades de Deusto y el País Vasco, el Prof. Carlos María Romeo Casabona, ha seguido estudiando y reflejando ejemplarmente todas las vicisitudes relativas a la investigación genómica (ver “Revista de Derecho y Genoma Humano” http://www.catedraderechoygenomahumano.es/revista_sumario.asp , excelente referencia internacional al respecto). Por otra parte, los Consejos de Bioética pueden, en cada momento, revisar nuevas iniciativas y aportaciones relativas a tema tan esencial… pero está vedada “la clonación con efectos reproductivos” por las razones arriba indicadas.

Por eso es inaceptable que unos científicos chinos anuncien –“El País”, 24 y 25 de abril de 2015- que han llevado cabo experimentos de modificación genética de embriones humanos (ver http://www.nature.com/news/chinese-scientists-genetically-modify-human-embryos-1.17378), que suscitan serios problemas éticos y están provocando respuestas que deberían ser nocivas, por parte de la comunidad científica (ver “Don’t edit the human germ line” http://www.nature.com/news/don-t-edit-the-human-germ-line-1.17111 y “A prudent path forward for genomic engineering and germline gene modification”, http://www.sciencemag.org/content/348/6230/36 ) .

Hace ya años, en el libro “Gen-ética”, editado en colaboración con el Prof. Carlos Alonso Bedate, quedó muy clara la diferencia que, tanto en genética como en otros campos de investigación, existe entre lo factible y lo admisible. Esto no significa que haya conocimientos prohibidos sino que hay prácticas prohibidas, aplicaciones del conocimiento incompatibles con la dignidad humana, fundamento conceptual y existencial del ser, razón por la que la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (7/12/2000) la sitúa acertadamente en primer lugar.

Una vez más, China no puede ser el gran país “opaco”. Espero que se produzca una reacción de apropiada magnitud por parte de la comunidad científica internacional que permita encauzar un tema que, vuelvo a repetir, no admite excepciones.

Hay que respetar a las Naciones Unidas. Los neoliberales las han sustituido por grupos plutocráticos (G-7, G-8, G-9… G-20). Es apremiante ahora darle la autoridad moral y efectiva que contribuya a esclarecer cuestiones tan esenciales como ésta.


30 años tras la dictadura argentina

octubre 31, 2013

Ayer miércoles Argentina conmemoró el trigésimo aniversario de las aquellas elecciones que abrieron la puerta a la democracia , tras siete años de sanguinaria dictadura militar de 1976 a1983 que presidió Videla. Hace 30 años que, de la mano de Raul Alfonsin  se puso en marcha  el período democrático más extenso del último siglo. Sus palabras de entrada fueron bien recibidas: “con  democracia se come, se cura y se educa”. Pienso que es un propósito que sigue necesitando aquel país y la mayoría de los que conforman este Mundo global.

Aquella presidencia dictatorial de la que han pasado ya 30 años,  fue una escalofriante etapa negra, siete años de dolor-muerte-desapariciones, que costaron muchas vidas. No olvidemos la gran labor que han llevado a cabo las Abuelas de la Plaza de Mayo, que, pasados 30 años,  no cesan en su empeño de reencontrar a sus nietos desaparecidos, robados a sus madres.  Gracias a su aciaga labor, y a los avances de la técnica -ADN-, muchos jóvenes han podico conocer a sus verdaderos padres.

argentina-conmemora-30-anos-democracia


A %d blogueros les gusta esto: