Federico Mayor Zaragoza. Memoria para saber lo que aconteció. Memoria para inventar el porvenir

octubre 27, 2015

Federico Mayor en Buenos Aires

Memoria para saber actuar hoy para el por-venir que está por-hacer. Ésta es nuestra responsabilidad y nuestra esperanza: cada ser humano único capaz de crear.

Memoria de las atrocidades cometidas en el pasado… y de las presentes, que tiñen de sangre y desamparo insolidario el Mediterráneo.

Memoria permanente de que todos los seres humanos valen lo mismo.

Memoria permanente de que no hay ciudadanos del mundo de clase preferente: ¡todos iguales en dignidad!

Memoria de las generaciones venideras.

Memoria de la Tierra entera.

Memoria, todos los amaneceres, de los excluidos, de los que emigran, de los que mueren en el desamparo.

Memoria de la inmensa obra creadora de la humanidad, pero, sobre todo, memoria de cada ser humano, uno a uno, porque es el mayor e indeclinable patrimonio universal que tenemos que proteger.

Memoria, cada instante, del “otro”, de los “otros”, de nos-otros!, memoria suprema del amor al prójimo, próximo o distante, porque es con frecuencia el supremo olvido, el supremo error.

Memoria de la misión esencial de los intelectuales, científicos, docentes, artistas… de liderar la movilización popular, el clamor, la voz debida, la voz de vida… a tantos que han tenido que permanecer silenciados, silenciosos, atemorizados, sumisos…

Porque con esta memoria, con estas memorias, se iluminarán los caminos del mañana y se abrirán para la nueva era que, desde esta “nueva mirada”, se vislumbra.

Al atardecer, seréis juzgados en el amor. Y en la memoria.

“La verdadera generosidad, dijo Albert Camus, consiste en darlo todo en el presente”.
You are subscrib


A %d blogueros les gusta esto: