Dia de alerta: 22 octubre 1962

octubre 22, 2018

Lo recuerdo como si fuera hoy.  El Presidente John F. Kennedy anunció al mundo, por televisión, que sus aviones espía habían descubierto la existencia de bases de misiles nucleares soviéticos, en Cuba.

 

Kennedy Ordenó el bloqueo naval a la isla, y exigió el inmediato desmantelamiento de aquellas bases.

Seis días inacabables, dejaron desvelada a la ciudadanía mundial: el Planeta Tierra estuvo al borde de la guerra nuclear.

 

Escuché de viva voz el anuncio. Me acuerdo que nos costó dormir tan inacabables jornadas. Ahora, ya nadie se preocupa de situaciones que deberían quitarnos el sueño.

Pocos años después entablé gran amistad con Guayasamin el Gran Pintor de Iberoamérica que estuvo junto a Fidel Castro y con García Márquez que le acompañaron tan largos días-noches. Ninguno de ellos se acostó hasta el desenlace. En otra ocasión compartiendo com ambos, Fidel lo corroboró.

 

El 28 de octubre, Nikita Kruschev anunció al mundo que retiraban las armas, tras un acuerdo confidencial en el que EE.UU se comprometía  a no invadir Cuba.

 

El mes de noviembre, Kennedy ordenó el levantamiento del bloqueo naval y, a finales de aquel año, las bases cubanas de misiles quedaron totalmente desmanteladas.


Cuba-EEUU. Un cuerpo a cuerpo eterno

septiembre 27, 2018

 

Conocí el problema cubano en momentos álgidos, el año 1992 cuando Fidel decía: si resistimos este año ganaremos la batalla. Sobrevivieron, nadie moría de hambre, nadie vestía lo que le hubiera gustado pero, perduraron esperando el milagro que difícilmente llegaría: el fin del Bloqueo

¿Por qué?

La pretensión de EEUU fue siempre de poner los pies en aquella maravillosa isla y convertirla en su feudo, lugar privilegiado para los pudientes, acabando con la vida sencilla-normal de sus habitantes, los cubanos. Hubo negociaciones pero Fidel tenía claro que era imposible conciliar acuerdos. El posible desembarco sería con fines, de vasallaje, de servilismo total.

Se fue Fidel, y las negociaciones siguieron. Hubo una cierta apertura, la que les convenía a los yanquis No, a los cubanos. Me preocupó. Pararles los pies a los americanos no podía hacerlo cualquiera. Se reanudaron Conversaciones, no las conozco en directo pero, Raúl, No era Fidel.

El pueblo reclama, tienen sus razones pero el precio es muy grande reconocía siempre Fidel.

Los Yanquis quieren  Cuba por muchas razones, por lo mucho que les puede aportar económicamente sin pensar en lo que les deparará el futuro a los cubanos. Nunca más gozaran de su libertad, la que ahora les parece escasa.

¿Por qué no pueden salir cuando quieren del país?

Cuba NO lo impide. Hace falta papeleo y la connivencia del país al cual quieren viajar tal vez instalarse para vivir-trabajar pero, las Embajadas NO se lo dan. Recuerdo que en cierta ocasión esperábamos una Delegación del Gobierno cubano que venía para unas actividades culturales: No les dieron las Visas.

I luego, llegó Trump, el señor de los anillos, que piensa que todo lo puede, no importa los daños a causar.

¿Negociaciones?  ¿Suministros? ¿Fronteras? Siguen cerrados a cal y canto. ¿Su forma de negociar? Ahogar al enemigo para que ceda en exigencias y se venda…EEUU Vende humo.

Lo que Fidel nunca quiso hacer. Cuidaba de su pueblo, sufrían restricciones, amenazas, mentiras pero nunca dejaron de comer, no lo que les hubiese apetecido pero Nadie se moría de hambre. Se  compartía lo que había día a día, los de arriba y los de abajo. Conocí gente de la calle que, a pesar de todo, te invitaban a comer a su casa. NO podías llevar comida, cocinaban y compartían lo que hubiere. También compartí con políticos, conocí familias de toda índole y gobernantes. Comían lo mismo. Si no había pollo o huevos no los había para nadie…

Sí, considero hubiera sido pertinente de exigir más trabajo a todos los cubanos.  Aunque fuera acompañar a personas mayores o enfermos. Tenían -imagino siguen teniendo-, un sueldo mínimo estipulado y, su esfuerzo era escaso-negativo. Lo consideran prescindible.

Viví  un Ciclón en san Antonio de los Baños con otros compañeros que trabajábamos en la reparación de un Centro educativo en época vacacional. Los únicos que salimos a ayudar a limpiar calles y plazas, ayudar a los vecinos cuyas casas habían sufrido deterioros fuimos nosotros. Los cubanos  se burlaban de nuestro afán de ayuda.

El Bloqueo sigue, ahora que preside el país Miguel Díaz Canel, que en este momento se encuentra en NY para asistir al 73 Período de sesiones de la Asamblea General de la ONU. Hoy he leído en la prensa que ha mantenido encuentros con Lenin Moreno Presidente de Ecuador –neoliberal – y con Hasan Rohani de Irán. También con legisladores republicanos y demócratas del Congreso de Estados Unidos, algunos de los cuales no están de acuerdo con el Bloqueo. Consideran que perjudica los intereses de ambos países.

Díaz Canel ha manifestado que Denunciará y exigirá en la ONU, que ponga fin a este Bloqueo que blinda la Cooperación mutua, importante para el futuro de ambos países. Que urge proyectar nuevas vías con la normalización de relaciones y acabar con los impedimentos de la administración Trump y su política nefasta de vasallaje y opresión.

Recordó el Presidente Díaz Canel que el Bloqueo a Cuba, es el más largo de la Historia de la Humanidad, que ha marcado la vida de muchas generaciones.

Se inició el año 1962, es decir hace ya 56 años y ha maltratado y castigado de forma dura  el día a día de quienes moran en aquella hermosa isla. No pueden venderse ahora a los americanos que pretenden hacerla suya. Deben ¡negociar y conciliar el Desbloqueo Ya!

He viajado a Cuba en diferentes ocasiones, he conocido a gente de la calle que, a pesar de sus escaseces te invitan a comer a sus casas. Me impresionó que siempre loaran a Fidel, que les había dado la oportunidad de tener un espacio donde vivir, donde criar a sus hijos. Les había dado Educación, Sanidad, Cultura pública, al alcance de todos sus moradores.

No conozco a Díaz Canel pero su discurso creo sigue siendo el mismo: trabajar-trabajar-trabajar para construir un mundo de paz y armonía.

Lo contrario que intenta Trump: agravar la política de Bloqueo y convertir al pueblo cubano en esclavo de sus intereses, la Economía.

El programa de Trump supone una violación de los Derechos Humanos que quienes están al frente de aquel hermoso país califican de genocidio.

Mi ¡NO a las aspiraciones de Trump!

Según reza la Convención para la prevención y sanción del Delito de Genocidio de 1948: La puesta en práctica de acciones coordinadas que tienden a la destrucción de los elementos decisivos de la vida de los grupos nacionales, con la finalidad de su aniquilamiento.

 


Mañana miércoles, 1 de noviembre 2017, se votará en la ONU, el cese del bloqueo de EEUU contra Cuba

octubre 31, 2017

Mañana 1 de noviembre 2017, se llevará a cabo en Nueva York una nueva votación para acabar con el Bloqueo económico-comercial-financiero contra Cuba.

Proyecto de Resolución que se someterá a la Asamblea de la ONU para su discusión. ¿Qué sucederá?

El pasado año 2016, de los 193 países que pertenecen a la organización, 191 apoyaron la resolución. EEUU e Israel se abstuvieron.

El Bloqueo a Cuba se inició el mes de octubre de 1960, a raíz de las expropiaciones, por parte del Gobierno revolucionario de los bienes de compañías estadounidenses tras la Revolución que llevó al poder a Fidel Castro.

Sanciones para castigar a los cubanos y ahogarles en la miseria, fue siempre su pretensión. El argumento, que las sanciones seguirían, mientras el país no se democratizara y respetase los Derechos Humanos.

En un  principio el Bloqueo excluía medicinas y alimentos. Se endureció el año 1962, que era ya casi total.

Viajar a Cuba suponía tener dificultades para comer, para comprar si te urgía algún producto. Dispensaban los medicamentos no en cajas, justo las pastillas que necesitabas. Lo sé por experiencia. Tomo medicación a por vida y se me olvidó en casa.  Me pidieron cuantos días estaría, y me dieron las pastillas que necesitaba. Así debería ser por doquier. Demasiados países tiramos los medicamentos al contenedor…

El Congreso de los Diputados de USA aprobó, el año 1996 la ley Helms-Burton, acabando con la posibilidad de hacer cualquier tipo de negocios Cuba-EEUU.

He sido siempre defensora del pueblo cubano al que admiro. He viajado en diferentes ocasiones, he hablado con la gente de la calle que, desde siempre, de forma generosa te invita a su casa para charlar y saber cómo vivimos nosotros y, por qué no, a degustar su comida. No aceptan un no.

Castigar a los gobernantes de aquel hermoso país era la pretensión de los yanquis pero, los más sufridos son siempre los mismos, las familias.  No tienen posibilidad de adquirir lo que necesitan porque no lo hay, pero, no solo para ellos, sino también para quienes dirigen el país.

Ahora existen ya algunos Mercados donde comprar ciertos productos, lo que ocurre es que hacen cola desde buena mañana para que, cuando llegue su turno no se haya agotado.

Tengo amigos políticos a quienes siempre pido lo mismo: ¿por qué no producir más alimentos, o….? La respuesta siempre pareja, necesitamos fertilizantes, semillas.

¿Dónde-cómo adquirirlas?

Pero Cuba es un país donde la gente vive. No come lo que quisiera pero, No muere de hambre. No viste cual le gustaría pero, No muere de frío.

Su Educación, cuidados de la Salud, Cultura, Imaginación, son elementos óptimos gratuitos -obligatorios. Seguro que nadie ni, ningún país les gana. Figurarían en lugar preferente del Podio caso de competir. Vean la labor de los médicos cubanos, de sus deportistas, de sus artistas, de sus Centros de Investigación.  Sus logros en vacunas, en tratamientos de diversas enfermedades.

Recuerdo que el mes de abril del 2005 nos pidieron a François Houtart, a Oscar González y a mí de representar a Cuba, en Ginebra, en tanto que delegados por el Gobierno cubano.

Se hacia la votación ante los Delegados a la Unión Europea, pidiendo el fin del Bloqueo. Convocamos a todos, de forma previa con una Rueda de prensa para explicarles nuestras razones para pedir el Fin del Bloqueo.

Nos dijeron que, en la votación, votarían para poner Fin a tan desalmado Bloqueo.

Pero, ¿qué sucedió? Al llegar al Hotel recibieron sendas llamadas en las que una voz decía, si votan contra el Bloqueo, se acaban para ustedes y sus países todas las prebendas. Si una llamada lo puede todo ¿Por qué tanto coste en Delegados: viajes dietas? Propongo: Votación vía telefónica.

Nuestro clamor quedó en nada. Sí, tuvimos la satisfacción de haber contribuido con nuestro granito de arena. Y, el 1º de mayo, pocos días después, nos invitaron a compartir la Tribuna junto a Fidel.

 

 


A %d blogueros les gusta esto: